miércoles, 29 de enero de 2020 15:21 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
BESAPIÉ DE JESÚS DE MEDINACELI

"Este año pido que ilumine a Rajoy"

Jesús de Medinaceli espera a medio millón de devotos en su tradicional besapié. Muchos de ellos, "acampados" desde hace días junto a la basílica, confían en su capacidad sanadora.

Archivado en: jesus de medinaceli, madrid, besapie

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Ni la nieve ni las bajas temperaturas han impedido las colas de fieles, que han permanecido al raso desde hace una semana·R.H./GENTE

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/P.C.
01/3/2013 - 09:56

Superando algunas de las temperaturas más bajas del año, nieve incluida, aunque bien provistas de estufas de gas, mantas, plásticos, y de un completo avituallamiento, decenas de fieles hicieron cola durante más de diez días para "liderar" el tradicional besapié en la basílica de Jesús de Medinaceli, que comenzó este viernes.

Algunos de estos devotos, la mayoría mujeres, acuden a la cita desde hace más de 50 años, como Francisca, vecina de Prosperidad convencida del poder de sanación del llamado 'Señor de Madrid'. "Me salvó a mí y a mi hija, cuando estaba embarazada de cuatro meses", explica. A su lado desde hace una semana permanece Yuli, residente también en el distrito de Chamartín. "En mi caso sacó a mi marido de un ictus y a mí de una operación de médula en la que corría el riesgo de quedarme paralítica". Aunque este año, los tradicionales tres deseos que se le piden al santo en cuestión -se dice que cumplirá sólo uno- se concentrarán en una única petición: "trabajo para mis tres hijos y para mi marido", confiesa.

"Yo pido salud pero sobre todo que ilumine a Rajoy para que solucione todo esto", añade Manuela, otra madrileña, de Hermanos García Noblejas, incondicional de Medinaceli. Le visita por estas fechas desde hace casi cuatro décadas tras haberse "ofrecido" cuando afrontaba una grave operación.

28 horas abierta
Al margen de las colas, 12.000 personas procedentes de diferentes pueblos de Toledo, Cuenca y Valencia llegarán hasta este viernes repartidos en 200 autocares, tal y como explica Miguel Ángel Izquierdo, comisario de Fiestas y Peregrinaciones en la Archicofradía de Jesús Nazareno de Medinaceli. Pero en total, se espera la visita de medio millón de personas que besarán la imagen hasta bien entrada la madrugada del sábado. "Lo normal es que la basílica permanezca abierta unas 28 horas, pero no se cerrará hasta que pase el último peregrino", recuerda Manuel Torrijos, Vice Hermano Mayor, que muestra su desacuerdo con las colas que se forman alrededor del templo. ¿El motivo? La polémica existente en torno a la venta de puestos por parte de algunas personas.

Dispositivo previsto
En la coordinación de todo el dispositivo trabajarán estos días unos 300 cofrades, junto a otros 100 miembros de la basílica y, como novedad, en esta ocasión se colocarán cuatro baños públicos en la misma plaza de Jesús. "Reorganizamos los espacios de la iglesia, eliminamos algunos bancos, organizamos las filas, colocamos bancos, y así nos preparamos para la avalancha", apunta Benjamín Echeverría, Padre Director de la Archicofradía, y Ministro Provincial de la Orden Capuchina en España. No faltarán los claveles rojos que decorarán la basílica y el altar especial dispuesto para el besapié, ni las ofrendas de los fieles, normalmente en forma de velas y todo tipo de flores.

Dejando a un lado el peregrinaje, este viernes se espera la visita de S.M. la Reina Doña Sofía, así como de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y de otras autoridades del gobierno autonómico y central, entre ellos algún ministro. También la misa que oficiará el Cardenal Arzobispo de Madrid, Rouco Varela, a partir de las 20:00 horas, al margen de las misas que se celebrarán cada hora hasta medianoche para venerar al "Señor de Madrid".

Una imagen viajera y sin autoría
La imagen de Jesús Nazareno, que data del siglo XVII, fue tallada en Sevilla pero se desconoce su verdadera autoría. Se caracteriza, además, por su historia viajera. Cuentan los expertos que se realizó por encargo de los capuchinos de la capital hispalense. De ellos pasó a manos de los capuchinos de Mámora, al norte de África; y de ahí a los moros, hasta ser rescatada por los trinitarios. Llegaría a Madrid en en el verano de 1682.

Dieciséis frailes capuchinos custodian a Jesús
Dieciséis frailes capuchinos que permanecen en esta "casa central" de la orden religiosa custodian el Cristo de Medinaceli y centran su día a día "en la atención a la basílica y a la parroquia, la celebración de misas, las confesiones o la burocracia", explica Benjamín Echeverría, "el jefe de los capuchinos de España", como él mismo se presenta mientras muestra a GENTE los preparativos del templo de cara al besapié. Hablamos de una basílica que, al igual que la imagen que alberga, guarda un pasado un tanto movido, habiéndose construido previamente diversas capillas, desde que los Duques de Medinaceli donasen la primera en el siglo XVII.

La orden de los capuchinos cuenta con 300 miembros en nuestro país, "más otros 130 españoles misioneros en países como Ecuador, México, Texas, Venezuela o Cuba", matiza. Todos ellos basan su trabajo "en diferentes tareas, lo mismo estamos en las parroquias que en los colegios, no hay una única tarea", concluye.

 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres