lunes, 20 de septiembre de 2021 07:08 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Madrid estrena escaparates sostenibles

The Circular Project Shop es el primer espacio de moda ética en la capital. Reúne a numerosos diseñadores que trabajan con tejidos orgánicos y que controlan también el consumo energético.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Paloma García muestra uno de los bolsos de Idunnbags·R.H./GENTE

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/P.Costa
10/4/2015 - 09:30

Bolsos hechos con piel de salmón, bacalao y otros peces; blusas a base de virutas de haya; camisetas tejidas a partir de madera de eucalipto; botones nacidos de huesos de fruta... Madrid estrena su primer espacio especializado en moda sostenible y ética, The Circular Project Shop (Ventura Rodríguez, 22), liderado por Paloma García. En él se dan cita otros diseñadores españoles que trabajan con tejidos orgánicos procedentes de cultivos en los que no se han utilizado pesticidas ni herbicidas, y que en sus procesos de producción "han reducido las emisiones de carbono a la atmósfera y han intentado controlar al máximo el consumo energético", aclara la fundadora del proyecto. Subraya, aparte, que la industria textil es una de las que más contamina y en la que más desgaste energético existe, "sobre todo de agua. Por ejemplo, para hacer un vaquero se necesitan 20.000 litros", puntualiza.

Algodón, bambú, cáñamo o seda de la paz -más conocida como seda salvaje- son los materiales más cotizados dentro de la moda sostenible, ropa artesanal en la que el creador supervisa toda la elaboración, incluido el tintado, con colores, a veces, difíciles de conseguir. Lo sabe muy bien Oriol R. García, alma máter de Sense Nu, una de las pocas firmas de prendas masculinas ecológicas, con quien Paloma comparte local. En la planta inferior de The Circular Project Shop, ambos conviven entre patrones y telas.

Otra firma que encontramos recorriendo este establecimiento es Lifegist, fundada por la diseñadora madrileña Mayte García. "Utiliza un diseño muy cuidado", afirma Paloma, mientras muestra alguno de sus modelos, entre ellos la ya mencionada blusa a base de virutas de haya.

También cuelgan de sus 'eco perchas' las camisetas de El Sinvivir, proyecto personal de García, su primer paso en la moda sostenible; así como la colección 'Burkina' de Diseño para el Desarrollo. "Para el verano han traído estos vestidos con flecos, llamados también 'duendes atrapanovios'. Allí las mujeres se deshilachan la ropa bajo la creencia de que así les atraerán. Ellas se han encargado de todo, de hacer el hilo, la tela, el diseño...", comenta.

Detrás de otras marcas, como Aiby Craft o Sense Nu, se encuentran, además, colectivos en riesgo de exclusión social a los que la moda sostenible ha provisto de empleo en sus talleres.

Todas estas historias y el compromiso de que la prenda adquirida ha respetado tanto a la naturaleza como al trabajador, vienen garantizadas por certificaciones oficiales como la otorgada por Fair Wear Foundation o Gots, la más alta certificación del algodón orgánico. Más información en Elsinvivir.com y en Facebook/thecircularprojectshop.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres