miércoles, 27 de mayo de 2020 12:36 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Reportaje Lavapiés

"Tiraban piedras a los vecinos que echaban agua al fuego"

Un agente cuenta a GENTE su propia experiencia. Dice que hubo ciudadanos que les aplaudieron y les animaron desde sus ventanas. Le sorprende que la gente presenciara los hechos sin ser consciente del peligro.

Archivado en: Operativo policial Lavapiés

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Miguel Hernández
23/3/2018 - 08:06

Los disturbios que tuvieron lugar la semana pasada a raíz del fallecimiento por causas naturales del mantero senegalés Mame Mbaye, atribuido por diferentes colectivos a una persecución policial, reavivados por la agresión a cinco agentes municipales este mismo miércoles 21 de marzo, han puesto en el candelero informativo la situación de convivencia y seguridad en el castizo y multicultural barrio de Lavapiés.

GENTE ha querido dar voz a uno de los agentes que participó en el operativo policial que tuvo que emplearse a fondo para restablecer el orden público en esta céntrica zona de la capital, algo que no consiguieron hasta pasada la medianoche.

"Cuando llegamos la gente nos recibió al grito de 'Policía asesina'. Estaban muy alterados, tanto africanos como españoles, ya que pensaban que la culpa de lo sucedido era nuestra", comenta."Desde el principio tuvimos que cargar. Parecía que jugábamos al gato y al ratón. Iban retrocediendo por otras calles y nos iban tirando todo lo que se encontraban por el camino. Aunque desde el primer momento había mucha tensión y tenías que mirar por todos los lados, no tuve la sensación de que mi integridad corriera peligro en ningún momento, salvo una piedra que me impactó sin provocarme daño", añade.

Para este profesional, en esta zona está muy extendida la imagen de que "la Policía es mala". "Nuestra labor está mal vista, hagas lo que hagas, por determinadas personas. Pero no todo fue negativo aquella noche, ya que hubo gente que nos aplaudió y nos animó desde sus ventanas", añade.

AISLADOS

Este agente dice que los propios vecinos intentaron apagar los incendios echando agua desde sus casas y "como respuesta les tiraban piedras a sus ventanas" y que incluso algunos no pudieron entrar a sus casas "porque su seguridad no estaba garantizada".

"Me asombró mucho que el barrio parecía un campo de batalla, con mobiliario incendiado, y mucha gente, no consciente del peligro que corría, estaba cerca de nosotros grabando con sus móviles, como si con ellos no fuera la cosa y se tratara de una película", reconoce a este periódico.  Por último, considera que "el operativo policial salió más o menos bien", salvo algún compañero contusionado. "La imagen que me ha quedado grabada, sobre todo, es la del día siguiente, cuando pude ver que un barrio tan céntrico, estaba así de mal", concluye.

SECUELAS

Contenedores quemados, vehículos por suelos, marquesinas destrozadas, sucursales vandalizadas y saqueadas... Un largo etcétera de desperfectos que evidenciaron la batalla campal acaecida en Lavapiés. Policía Municipal reconoce que tiene dificultades para patrullar por esta zona, "aunque se sigue haciendo a pesar de las falsas informaciones emitidas", dicen desde este Cuerpo.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres