martes, 4 de agosto de 2020 09:03 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Carabanchel

Un cambio de vallado vuelve a enfrentar a iglesia y vecinos

Los residentes de Opañel acusan al Arzobispado de Madrid de bloquear el desarrollo de una futura dotación al no materializar la reparcelación aprobada por Cibeles. Se volverán a manifestar en la calle Bailén el próximo 6 de mayo.

Archivado en: conflicto reparcelación Opañel

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Miguel Hernández
13/4/2018 - 08:03

El pulso del barrio de Opañel (Carabanchel) con el Arzobispado de Madrid comenzó en junio de 2014 a raíz del proyecto funerario que la iglesia quería levantar en unos terrenos situados entre las calles de Arroyo de Opañel, Mercedes Domingo y Santa Catalina Labouré. Casi cuatro años después, la presión vecinal ha conseguido la desestimación del citado plan eclesiástico y la firma de la reparcelación del suelo en cuestión que permite que una parte pueda destinarse a un equipamiento público.

Sin embargo, las aspiraciones vecinales parecen haber llegado de nuevo a vía muerta. La razón, el cambio de la actual valla que, tras la citada reparcelación discurre por terreno municipal, sigue sin producirse.  Esta circunstancia ha provocado que los residentes hayan vuelto salir a la calle, con concentraciones junto a los terrenos y frente al Arzobispado en la calle de Bailén (la última el pasado fin de semana y la próxima el 6 de mayo).

"Este proyecto no puede avanzar hasta que el Arzobispado modifique el vallado que delimitaba su antigua parcela y lo adecue a la que le corresponde según el Plan Especial aprobado en 2017", critican desde la Asociación Cultural Plataforma de Opañel La Higuera y el Almendro. "Una vez más, la iglesia bloquea el proceso para dar solución a este problema e impide que los vecinos usen ese espacio para introducir mejoras en el barrio y que el solar deje de ser un estercolero", añaden.

MÁS DE 2.400 METROS CUADRADOS

Los residentes recuerdan que la parcela origen de la reivindicación consta de 6.300 metros cuadrados. De esta superficie, 3.865 se permutaron con la iglesia y tienen un uso religioso, mientras que los 2.435 restantes son de titularidad municipal y aunque, actualmente, están clasificados como zona verde "constituyen un descampado abandonado y sucio", se lamenta la plataforma que ansía que se construya en este suelo una biblioteca.

Mientras tanto, estos vecinos tienen en marcha el proyecto 'Jardín de libros nómadas' dentro de la programación de Imagina Madrid, Según explican, su objetivo es que el solar se convierta en un espacio adecuado para fomentar la lectura, la cultura y la ecología mientras llega la biblioteca.

"Estamos hablando con el Arzobispado de Madrid para la ejecución del vallado del solar. Esperamos que esté resuelto en breve", comentan a GENTE fuentes del Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres