miércoles, 16 de octubre de 2019 23:09 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Madrid

Ponzano: de calle de barrio a zona de bares en tres años

Los locales se han cuadruplicado en este tiempo. Los vecinos critican el ruido y el aumento del precio de la vivienda

Archivado en: Ponzano, ocio, vecinos

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Liliana Pellicer
20/4/2018 - 10:17

La calle Ponzano ha cambiado su fisionomía y su espíritu en tan solo tres años. Donde antes había pequeño comercio, ahora proliferan restaurantes y tascas. 400 metros, entre Santa Engracia y Ríos Rosas, en los que conviven 49 locales de restauración y vecinos, con los consiguientes problemas para conciliar el descanso con el ocio.

"Era una calle de barrio, muy tranquila, quizá demasiado, hasta que se puso de moda", explica Pilar Rodríguez, de la asociación El Organillo, que añade: "La calle Ponzano pasó de ser un desierto a ser un despropósito. Hay gente en los bares todos los días de la semana, pero de jueves a domingo también están en la calle".

Los vecinos ponen en valor el esfuerzo en la insonorización de los locales, que son de "mucho nivel, excepto "dos o tres", pero critican el "trasiego" de personas y el ruido en la calle que deben soportar. "La gente está muy enfadada con esta situación", añade la responsable del colectivo, que explica que los edificios de la zona son antiguos y, por tanto, mal acondicionados.

A esto se une que, durante las fiestas del Carmen, el 15 de julio, la Junta de Distrito cierra la calle al tráfico. "Ese díani siquiera se puede aparcar, Ponzano se convierte en un recinto ferial", denuncia Pilar.

BURBUJA INMOBILIARIA

Otro problema que ha generado el auge de esta zona es el aumento del precio de la vivienda. Si bien hace unos años los alquileres eran asumibles, ahora se pueden encontrar casas de 90 metros cuadrados por 1.800 euros al mes o locales de 120 metros cuadrados por 3.900 euros al mes. "Están echando al pequeño comercio y a los vecinos de toda la vida", explica. Y es que algunos negocios han tenido que cerrar sus puertas ante este encarecimiento, siendo sustituidos por restaurantes o bares.

Sin embargo, la restauración no ha traído solo problemas a Ponzano. Según este colectivo, la seguridad y la iluminación han mejorado gracias a los empresarios que, además, han contratado vigilancia privada, a la que denominan serenos, para tratar de controlar las molestias que sus clientes pueden ocasionar.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres