martes, 14 de agosto de 2018 09:15 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
VIDA SANA

Una vuelta de tuerca a la alimentación

Con el calor apetecen comidas más ligeras y frescas. Adapta tu menú sustituyendo alimentos y cambiando el método de cocinado. Opta por sopas frías, batidos de frutas y ensaladas de legumbres

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Liliana Pellicer
26/7/2018 - 12:10

Cuando el calor aprieta, la mesa cambia. Apetecen alimentos más frescos regados con abundante líquido y que permitan digestiones menos pesadas. Por eso, es el momento de dar un giro a nuestro menú, pero sin renunciar a nada. Los expertos recomiendan sustituir algunas de las comidas más habituales durante el invierno por sus versiones más ligeras y veraniegas.

"En estas fechas es mejor abandonar las comidas muy copiosas y optar por cosas más frescas y más fáciles de digerir", explica Rafael Gómez y Blasco, endocrino y director de Euroclínica del Pardillo ( Calle Jaral, 3, Villanueva del Pardillo, Madrid), que añade que, por ello, es típico del verano sustituir las carnes grasas por una mayor variedad de pescados y de mariscos en la dieta.

Estos cambios de alimentación son habituales en los hogares. De hecho, según el Panel de Hábitos Saludables de Herbalife Nutrition, el 72% de los españoles confiesa que modifica su menú en estas fechas más calurosas. Entre las diferencias destacan la introducción de más frescos, como frutas y ensaladas, aunque también de refrescos y helados; así como la variación de las técnicas de cocinado, que  se centran menos en guisos, sopas y estofados. Sin embargo, no hay que dejar de lado alimentos como las legumbres, que se pueden introducir en otro tipo de elaboraciones.

HIDRATACIÓN

Además, es esencial recordar en los meses de más calor la importancia de una correcta hidratación, a través de la ingesta de líquidos, pero también de alimentos como sopas frías, frutas y verduras, con alto contenido en agua. "Hay que moderar el consumo de alcohol, pues favorece la deshidratación aunque parezca extraño. Por ello, es mejor decidirnos por un tinto de verano o por una clara en lugar de por una copa de vino o una cerveza", propone Rafael Gómez y Blasco.

 

PROPUESTAS DE SUSTITUCIÓN

 

BiBo

Menos burbujas: Aunque en verano suele apetecer tomarse un refresco, es el momento de sustituir estas bebidas ricas en azúcares por batidos de frutas. Se les puede añadir ingredientes ricos en proteínas como la leche o el yogur.

 

 

La Lonja

De la cucharilla a la pajita: Si no apetecen bebidas calientes como el café o las infusiones, se puede probar con un buen té frío casero. Puede prepararlo en mayores cantidades y guardarlo en la nevera para consumir más tarde.

 

 

De cuchara: Si queremos complementar nuestro plato principal, podemos cambiar las sopas calientes por frías típicas del verano como gazpacho, salmorejo o ajoblanco. También se puede experimentar con ingredientes como el pepino o el puerro.

 

 

Más natural: Los helados tradicionales suelen ser altos en azúcares añadidos y en grasas poco saludables, pero no tenemos por qué eliminarlos de la dieta. Congela unas rodajas de plátano con tu fruta preferida y triturado, o apuesta por polos caseros.

 

 

De la olla a la fuente: No abandonemos las legumbres, aunque las asociemos al invierno. Su alto valor nutricional las convierten en un imprescindible de nuestra dieta, solo hay que probarlas en ensalada, con lechuga, tomate o zanahoria.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres