domingo, 26 de mayo de 2019 04:25 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
pasiones

Pasajes históricos que cobran vida

Las pasiones vivientes se han convertido en un reclamo turístico en muchos municipios de la Comunidad de Madrid. La de Chinchón, que reúne a miles de personas, es la más antigua con más de medio siglo de vida.

Archivado en: Semana Santa, pasión viviente

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Alberto Escribano García
12/4/2019 - 00:47

La muerte y resurrección de Cristo, ocurridas hace ya más de 2.000 años, y que celebramos desde entonces durante la Semana Santa, cobran vida en muchos municipios de la Comunidad de Madrid gracias a la representación de las pasiones, donde actores generalmente aficionados representan aquellos episodios históricos.

RUTA DE LAS PASIONES VIVIENTES
Con el objetivo de dar a conocer este rico patrimonio histórico y cultural, que en casos como el de Chinchón tiene ya más de medio siglo de vida, la Comunidad de Madrid puso en marcha la Ruta de las Pasiones, en la que se enmarcan las representaciones de Belmonte de Tajo, Carabaña, Chinchón, Brunete, Daganzo, Morata de Tajuña, Valdilecha y Villarejo de Salvanés.

La Pasión de Belmonte de Tajo (viernes a las 21:30 horas), que celebra este año la XXV edición, se escenifica desde el año 1994, desarrollándose en su totalidad en la Plaza de la Constitución, donde se ubican los siete escenarios que se utilizan para las más de quince escenas de que consta la obra.

En Carabaña se representó por primera vez la Pasión de Cristo en 1988, a iniciativa de varios jóvenes. Desde entonces, todos los años el día de Viernes Santo a la 22:00 horas comienza la representación con la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, para terminar con la Resurrección.

LA MÁS RECIENTE
La de Brunete, que escenifica la Pasión de Jesús de Nazaret, es la más reciente de todas (desde 2014) y única en la zona Noroeste. La representación transcurre en su totalidad en un espacio singular como es su Plaza Mayor, declarada Bien de Interés Cultural, el Viernes de Dolores y el Sábado de Pasión.

La de Daganzo lleva representándose desde 1986 el Viernes Santo. Se compone de 16 escenas representadas, en la Plaza de la Villa, durante una hora y media (desde las 21:30h) y permite ver a todo el público asistente la totalidad de la representación sin cortes y con la particularidad de escucharla con sonido en directo.

Más de 400 vecinos la hacen posible cada año en Morata de Tajuña (12 escenarios). Se trata de una cita que cuenta con la Bendición Papal de San Juan Pablo II para actores y asistentes, así como sus dulces propios típicos: los 'pasioncitos'.

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres