martes, 7 de julio de 2020 08:39 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Directora de Discapacidad admite "desconcierto" por protocolos para no ingresar a enfermos y que no se medicalizó "nada"

181 usuarios de centros de discapacidad y enfermedad mental han muerto en la pandemia, la mayoría en el hospital

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

30/6/2020 - 18:42


181 usuarios de centros de discapacidad y enfermedad mental han muerto en la pandemia, la mayoría en el hospital

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La directora general de Atención a Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid, Pilar López González, ha admitido el "desconcierto" generado por los protocolos puestos en marcha por la Consejería de Sanidad que impedían el ingreso de personas con discapacidad en los hospitales durante el pico de la pandemia del coronavirus, además de admitir que pese a lo prometido "no se ha medicalizado absolutamente nada" en estos centros residenciales.

En la comisión sobre Políticas Integrales de Discapacidad celebrada esta mañana en la Asamblea de Madrid, López González ha señalado que los centros residencias para este tipo de personas son "sus hogares, su domicilio, no son hospitales; pretender lo contrario supone desvirtuar su finalidad".

No obstante, ha reconocido que "es cierto que estos centros no han estado preparados para hacer frente a esta crisis de las dimensiones actuales, y no contaban con material ni con los profesionales adecuados".

Respecto a la medicalización de estos centros residenciales, la directora general ha dicho que habría que preguntar a la Consejería de Sanidad "qué entienden ellos por medicalizar, porque en este ámbito de la discapacidad no ha habido ninguna medicalización ni absolutamente nada". Ahora bien, se ha preguntado si la mejor solución sería la medicalización o mejorar la coordinación sociosanitaria y los recursos de los que ya dispone el sistema sanitario, "aprovechando la reciente creación de la Dirección general de coordinación socionasanitaria".

"La red de enfermedad mental no tiene personal sanitario, no está medicalizada y sin embargo no han sufrido tanto. Ha sido gracias a una red que nació de la coordinación en el ámbito de servicios sociales y la sanidad y ha habido una coordinación diaria, que se ha ido mejorando con el transcurso del tiempo y ha dado buenos resultados en esta crisis, sin que ello suponga que en determinados momentos sea necesario personal sanitario que dé respuesta a situaciones de crisis sanitarias", ha explicado.

"HUBO DESCONCIERTO" CON LOS PROTOCOLOS

Preguntado por los protocolos que restringían o impedían la hospitalización de enfermos por su grado de discapacidad, edad o dependencia durante el pico de la pandemia, conocidos a través de los medios de comunicación, la interviniente ha reconocido que en un principio "hubo bastante desconcierto". "Nosotros nunca estuvimos de acuerdo con ese protocolo de derivación. Las personas con discapacidad tienen los mismos derechos que el resto de la ciudadanía y por tener un grado de discapacidad merecían no ser derivados. Hay que tener en cuenta sus patologías individualizadas como el resto de los ciudadanos", ha manifestado.

Pilar López González ha apuntado que esa toma de decisiones sobre la salud de los residentes le corresponde a la autoridad sanitaria y que a pesar de todo mantuvieron una buena coordinación con el exdirector general de Coordinador Sociosanitario, Carlos Mur, cesado el 13 de mayo, y con su sustituto, Javier Martínez. "Con el protocolo de derivación, Mur fue receptivo y no se aplicó. Hubo desconcierto al principio y luego se hicieron todos los esfuerzos en no aplicarlo y, además, casos que nos llegaban se hacía el esfuerzo para su resolución", ha revelado.

La directora general de Discapacidad ha mostrado "todo el respeto" a sus compañeros de Sanidad y ha subrayado que actualmente "hay coordinación". "El viernes tuvimos la reunión para abordar estas situaciones y pedimos que la coordinación con un profesional sanitario de referencia de Atención primaria y hospitalaria se extienda a todos los centros", ha dicho.

181 MUERTOS EN CENTROS DE DISCAPACIDAD Y ENFERMEDAD MENTAL

La directora general también ha dado los datos sobre la incidencia de la crisis en los centros de enfermedad mental y discapacidad. Así, desde el inicio de la pandemia y hasta el 25 de junio en estos centros ha habido 402 positivos por coronavirus, estando en aislamiento 881, siendo solo seis eran usuarios aislados con síntomas, 875 en aislamiento sin síntomas de forma cautelar y 18 hospitalizados.

En total, por todas las causas, han muerto en estos tres meses y medio 181 usuarios de estos centros residenciales, de un total de 7.000 plazas, 53 de ellos en las residencias y el reto en el hospital, por lo que "aquí sí ha habido derivación hospitalarios", ha apostillado la directora general.

De ellos, nueve decesos fueron confirmados con prueba positiva de Covid-19 y 25 con síntomas compatibles. Hubo más incidencia de esta enfermedad en residencias de discapacidad que en las de enfermedad mental, ha apuntado también.

Entre otros datos, la interviniente ha precisado que la Consejería de Políticas Sociales aprobó dos contratos de emergencia para contratar personal auxiliar, de limpieza y cocina, concretamente el 5 y 10 de abril, con el resultado de 32 trabajadores contratados en ocho centros con personas de atención a la discapacidad en la red regional.

También ha señalado que con el plan de choque en residencias puesto en marcha por la Comunidad se visitaron 50 centros críticos por parte del personal del Platercam, acompañados también de personal de la Dirección General y los inspectores de servicios sociales.

PROTOCOLOS PARA LA NUEVA NORMALIDAD

López González ha explicado que ya han elaborado dos protocolos que han de adoptar los centros de atención a las personas con discapacidad y enfermedad mental en el denominado periodo de nuevo normalidad.

"En el estado de alarma funcionado todas las residencias y pisos. Ahora continúan funcionado con normalidad, con todas las nuevas normativas. Los centros de atención diurna cerraron presencialmente, pero han mantenido su atención con teletrabajo. A partir del 25 de mayo se produjo la reapertura de los centros y el inicio de la atención presencial de formativo individual", ha detallado.

Ahora, además de las desinfecciones que tienen que realizar los centros, han de implementar otras medidas como lavado de manos, mascarillas, separación social, material de protección y stock para 1e días, etcétera. Además, ya se han realizado una gran cantidad de PCR de coronavirus a usuarios, que han revelado algunos casos positivos de asintomáticos en dos o tres residencias, "que han actuado de manea ejemplar y adoptando las medidas de manera inmediata, restringiendo visitas y cerrando al público centros ocupacionales o de día ligados a estas residencias". "De momento está siendo puntual y controlado", ha añadido.

La directora general de Atención a Personas con Discapacidad también ha afirmado que la coordinación con Sanidad está funcionado y espera "que no suceda lo del pasado". Ahora, todo los centros de atención temprana y de enfermedad están en activo, la mitad en presencial; mientras que solo hay un 29 por ciento en modo presencial de los centros de discapacidad "porque muchos están integrados en una residencia y hay que separar los flujos para evitar rebrotes". En el ámbito residencial general hay pendientes de reingreso 306 personas, ha finalizado.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres