sábado, 28 de noviembre de 2020 03:16 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
pandemia

La Comunidad apunta a las fiestas privadas en su estrategia

El Gobierno regional presentará este viernes 23 de octubre las medidas con las que tratará de reducir el número de contagios. Entrarán en vigor el sábado 24 a las 16:47, hora en la que decae el estado de alarma decretado por el Gobierno.

Archivado en: salud, sanidad, coronavirus, Madrid, Isabel Díaz Ayuso

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar
Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado

Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Jaime Domínguez
22/10/2020 - 15:59

La Comunidad de Madrid anunciará este viernes 23 de octubre su nueva estrategia para combatir la segunda ola de Covid-19 en la región, solo unas horas antes del final del estado de alarma decretado por el Gobierno central, previsto para el sábado 24 a las 16:47 horas. En ese momento entrarán en vigor unas medidas que el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso no ha querido adelantar, aunque la presidenta dio algunas pistas en su comparecencia de este miércoles tras el Consejo de Gobierno.

"Hay que ir al foco de los contagios, a las actividades donde se están produciendo estos. Además, suelen ser en zonas que no generan ningún valor económico, como pueden ser fiestas privadas, reuniones familiares de más personas que las indicadas. Queremos estudiar medidas para evitarlos", señaló Ayuso, que se mostró reacia a clausurar los bares y restaurantes, tal como ha hecho Cataluña.

"El cierre de la hostelería llevaría el consumo a los domicilios", apuntó la presidenta, que incidió en que sería "más fácil cerrarlo todo" pero es importante "mantener el pulso a la economía madrileña". "Somos sensibles a los sectores económicos perjudicados durante estos meses por la pandemia", insistió.

MEDIDAS QUIRÚRGICAS
Acompañada del vicepresidente, Ignacio Aguado, la dirigente madrileña señaló que la Consejería de Sanidad está estudiando "los indicadores" para poner en marcha medidas "quirúrgicas" y remarcó que todas las decisiones espera que se puedan tomar "dialogando" con el Ministerio de Sanidad.

Hay que recordar que, de no mediar otro estado de alarma, la Comunidad de Madrid es la única administración que puede establecer restricciones en la región.

POR ZBS
Tanto la presidenta de la Comunidad de Madrid como el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, señalaron a lo largo de la semana que su intención es que las restricciones que se apliquen en la región se basen en los datos de las zonas básicas de salud, algo que han venido defendiendo desde el principio. En un primer momento se impusieron en las que presentaban una incidencia superior a los 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes, una cifra que luego se redujo a 750.

Ahora algunas fuentes apuntan a que se rebajará hasta los 500 casos, la barrera que puso el Gobierno central y que fue muy criticada por el Ejecutivo autonómico, pero Díaz Ayuso no quiso desvelar esta incógnita en su comparecencia de este miércoles.

Ruiz Escudero señaló que la actuación en las zonas básicas de salud, y no en los municipios en su conjunto, se había mostrado como más eficaz, ya que este último criterio había provocado que "la movilidad se haya incrementado en el interior de las ciudades hasta un 15%" en las últimas tres semanas.

----------

A vueltas con el toque de queda:

En la marabunta informativa que provoca la insólita situación en la que se encuentra el país a causa de la pandemia, el tema que más ha destacado en los últimos días ha sido el del posible toque de queda. Quizá inspirados por las medidas similares que ya se aplican en países europeos como Francia, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, señaló esta semana que el Gobierno regional estaba "estudiando" solicitar esta medida al Ejecutivo central.

Las palabras de Ruiz Escudero corrieron por todo el país generando reacciones de todo tipo, incluso la del ministro de Sanidad, Salvador Illa, que se mostró receptivo, advirtiendo que para aplicarlo sería necesario declarar un estado de alarma, ya que es una medida que recorta derechos fundamentales.


Tanto el consejero de Justicia como la propia presidenta regional tomaron la palabra después para indicar que su idea no era la de pedir un toque de queda estricto, sino que la propia limitación de horarios en la hostelería y el comercio sirviera para reducir la interacción nocturna.

Por el momento, parece que habrá que esperar acontecimientos.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres