jueves, 6 de octubre de 2022 00:23 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
medio ambiente

Madrid dará protección a las lagunas de Ambroz

Los terrenos de la antigua explotación minera pasarán a ser de titularidad municipal. El Ayuntamiento pretende incluir esta zona natural dentro del proyecto del Bosque Metropolitano.

Archivado en: San Blas Canillejas, medio ambiente, lagunas de Ambroz

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

M. H. Navarro
09/4/2021 - 14:22

La progresiva degeneración y el abandono del entorno natural de las lagunas de Ambroz, situadas en el distrito de San Blas-Canillejas, parecen tener una solución a medio plazo. El Ayuntamiento plantea ahora su recuperación y para ello dio su primer paso en el pleno de Cibeles de marzo, a través de la aprobación por unanimidad de una proposición con una serie de medidas para proteger una zona que, además, será incluida en el proyecto del Bosque Metropolitano de la capital. De igual modo, los cinco partidos con representación votaron a favor de instar a la Comunidad para que el Plan de Restauración de la explotación minera contemple un sistema de lagunas con un ecosistema biodiverso.

El delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, señaló que hay un acuerdo con los propietarios de la Nueva Centralidad del Este para que cuando se desarrolle el ámbito estos terrenos se cedan al municipio, lo que posibilitará la transformación de la mina en un pulmón verde.

BIODIVERSIDAD
El Consistorio considera que estos humedales artificiales constituyen un entorno valioso para la biodiversidad, por lo que el objetivo de la planificación urbanística del ámbito es dotarlos de la adecuada protección para su preservación y de la calificación adecuada para que pasen a integrarse dentro del patrimonio municipal. Las lagunas de Ambroz son el resultado de la explotación minera realizada en esa zona a lo largo de muchos años de actividad y constituyen un lago artificial, generado por la acumulación de aguas en un hueco de terreno impermeable. La mina de Tolsa, el mayor yacimiento en explotación de sepiolita conocido en el mundo occidental, estuvo activa entre 1977 y 2007 y, cuando cerró, la excavación quedó a cielo abierto y se fue rellenando de agua, formando las lagunas, que se ha convertido en un refugio para las aves y en un santuario para cientos de especies. Este acuífero ocupa suelo destinado originalmente a la Villa Olímpica.

 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres