sábado, 28 de enero de 2023 23:47 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

"Se puede llenar cualquier mesa de Navidad solo con productos madrileños"

Nicolás Benito, presidente de Aseacam, habla con GENTE de los retos a los que se enfrenta este colectivo. Su objetivo es duplicar el número de asociados y dar a conocer su labor.

Archivado en: entrevistas, economía, consumo, Aseacam

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Foto: Carla Flecha

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Francisco Quirós / Jaime Domínguez
02/12/2022 - 00:34

Fue uno de los empresarios madrileños que en el año 1994 creyeron en la necesidad de que la industria a alimentaria madrileña tuviera una entidad que la representara. Ahora, casi treinta años después, se ha convertido en presidente de la Asociación Empresarial de Industrias Alimentarias de la Comunidad de Madrid (Aseacam). Nicolás Benito, que acaba de recibir un premio de la CEIM por su labor al frente de la compañía Grupo Albe-Lácteas del Jarama, habla con GENTE de los retos a los que se enfrenta su sector.

Recientemente fue nombrado presidente de Aseacam. ¿Qué objetivos se marca al frente de la asociación y cuáles son las primeras medidas que está poniendo en marcha?
Una de las primeras medidas es duplicar la asociación porque la fuerza la da el número de asociados que tengamos. También hemos creado comisiones de trabajo, que creo que están empezando a funcionar, hay muchas cosas por hacer y mucha gente muy válida dentro de la asociación en diversos ámbitos, desde la informática hasta el económico. Somos unas 120 empresas, quiero que en mayo hayamos llegado a 240. Por otro lado, no dejamos de visitar empresas. Sin ir más lejos, el otro día estuvimos en Águila-Heineken porque siempre aprendemos, entre todos nos podemos ayudar. Otro de los puntos importantes es que tenemos el sello M de Madrid y Aseacam, que quizás no se conozcan tanto como otras, caso de Tierra de Sabor de Castilla y León. Vamos a tratar, durante estos cuatro años, de dinamizar la asociación y darla a conocer.

Entonces, uno de los puntos más importantes pasa por desarrollar y promocionar el sello M de Madrid...
Sí. Vamos muy de la mano con su nuevo director general. Era una denominación que no tenía contenido, no garantizaba una calidad excesiva. Ahora hay muchas empresas que quieren tener ese 'label' y se están exigiendo una serie de requisitos. Hay una forma de crecer, que es por la que se está apostando ahora, que es la de tener unos ratios de calidad para que el consumidor y/o el comprador sepa que es un alimento de Madrid, con todo lo que ello conlleva: huella de carbono, kilómetro cero, menor contaminación, producto de cercanía... Ahora es más sencillo vender un producto más fresco, especialmente en una región con 7 millones de personas.

Aunque Aseacam nació en 1994, si aún hay gente que no lo conozca, ¿cuál es su labor?
Como cualquier asociación intentamos aunar esfuerzos y asesoramiento. Lo que se trata es de ayudarnos entre todos. Al final, el cliente es el mismo para el fabricante de pan que el de la leche, el del café, el de la bollería... En este sentido, estamos dando pasos para tener una distribución unida, aunque es más difícil. Uno de los quebraderos de cabeza común es abaratar los costes, por ejemplo, ahora hemos puesto paneles solares en nuestra fábrica (Grupo Albe-Lácteas del Jarama) y esa información se la hemos trasladado a otras empresas que también están interesadas en apostar por las renovables. En definitiva, se trata de dar facilidades.

"Se están empezando a exigir unos requisitos para el Sello M" 

Estamos a punto de pasar página a 2022, un año marcado en el ámbito económico por el crecimiento de la inflación y el aumento del precio de los suministros. ¿Cómo están afectando estas circunstancias a las empresas madrileñas de la industria alimentaria?

Está afectando de una manera muy fuerte. Muchas empresas que quieren ampliar sus instalaciones lo tienen muy difícil, sobre todo en relación a la energía, que era algo con lo que no se contaba, o al menos de una manera tan exagerada. Ese coste se ha triplicado y es muy complicado repercutirlo en el producto final porque te acabas saliendo del mercado. Es un problema que no tenemos solo la industria alimentaria, un restaurante que antes pagaba 800 euros de luz ahora estará pagando unos 2.500. El transporte también está subiendo por el precio del diésel, los incrementos se notan más cuando tienes que llevar tu producto a zonas menos habitadas, como es lógico.  

En este contexto y después de los estragos que causó la pandemia, ¿cuál es el diagnóstico actual de la industria alimentaria madrileña?
De incertidumbre. Los presupuestos, normalmente, los preparas en noviembre; este año los hemos dejado para enero. Siempre he sido muy optimista, creo que vamos a salir de la crisis, como hicimos en 2008. Además, las crisis siempre traen algo bueno, nos enseñan a fabricar mejor pero con costes más bajos. Tenemos que hacerlo mejor, ser más competitivos en materia de calidad y trabajar con menos capital que antes.

"La inflación está afectando de manera muy fuerte al sector" 

El año pasado varias superficies pusieron a la venta cestas de Navidad con productos de la región. ¿Va a haber una campaña similar este año?

Sí, este año además hemos entrado en otra gran superficie más. Creo que, más que lo vendas, esta campaña sirve para darnos a conocer, para que los restauradores y los consumidores sean conscientes de que están comprando productos de Madrid, que hasta ahora sí los han comprando, pero desconocen su procedencia. Las cestas de Navidad es una forma de dar a conocer el buen producto que hay en Madrid, por ejemplo, el vino ya es tan bueno como el de otras denominaciones, algo que además se ha visto respaldado por el hecho de que la restauración haya incluido en sus cartas vinos de Madrid de mucha calidad. Creo que el que prueba nuestro producto acaba repitiendo.

¿Qué impacto tienen en el consumidor este tipo de promociones, es decir, notan que da más visibilidad a las empresas madrileñas del sector?
Sí, de hecho el año pasado tuvo más repercusión la campaña de las cestas de Navidad que otras que hemos hecho en grandes superficies. También es cierto que en Navidad todos nos ablandamos más, sacas más valor de todo; el mismo producto quizás no funciona también, a nivel de promoción, en febrero. Sobre todo generamos ilusión, pero no por vender humo, creo que vamos bien y que vamos a salir de la situación actual, el pueblo español se une en circunstancias como las actuales, a pesar de quién esté gobernando, siempre salimos más fortalecidos. Continuamente hay fondos de inversión extranjeros intentando comprar empresas alimentarias españolas. Algo estamos haciendo bien: tenemos los mejores cocineros, la mejor materia prima, de las mejores infraestructuras... Tenemos todo para triunfar. Con la crisis, además, el campo coge más valor.

Hablando de la Navidad, ¿con qué productos de sello regional se podría preparar una cena de Nochebuena?

Tenemos el mejor café de España. Creemos que el café viene de Italia porque lo vende muy bien a nivel de imagen, pero solo se dedican a transformar el producto. También tenemos la mejor bollería de España, el mejor mercado de pesca sin tener río, hemos hablado de los vinos, también sucede lo mismo con las cervezas gracias a empresas que han hecho espabilar a las empresas más grandes, tenemos unos quesos sensacionales, miel estupenda... La pregunta es qué no tenemos para una cena o comida de Navidad. Se puede llenar cualquier mesa con productos madrileños, de cercanía, con escasa huella de carbono.

Diciembre es uno de los meses en los que Madrid recibe más turistas, especialmente de origen nacional. ¿Tienen una incidencia directa esos datos de turismo en la venta de productos de las compañías integradas en Aseacam?
Se notó en el puente de noviembre, que estaban los hoteles al 96%. Este puente de diciembre va a ser bestial, va a ser más problema para los cuerpos de seguridad para evitar colapsos. Madrid es una población muy acogedora, no solo de España sino de toda Europa. También tenemos una gran oferta cultural, con los mejores teatros, la segunda ciudad del mundo en cuanto a musicales. Por otro lado, nos estamos dando cuenta que las cenas de empresa se están celebrando ya desde mediados de noviembre y eso también se nota en materia de consumo. La Navidad se alarga durante prácticamente dos meses. Para algunas de las empresas que participan en la campaña de la Navidad, este periodo es casi un 50% de su facturación anual.

"Soy optimista, de las crisis siempre salen algunas cosas buenas" 

¿Cuál es el mayor reto al que se enfrenta Aseacam y las empresas que lo integran a medio plazo?
Hay varios retos, como la deslocalización. Otro reto es la venta de las empresas. El 80% de la industria agroalimentaria está formada por pymes, somos empresas familiares, muchas ya de segunda generación, hay que hacer las cosas muy bien para no fastidiar lo que dejaron nuestros fundadores. Una de las cosas buenas que está haciendo Aseacam es aguantar población en municipios pequeños. Por ejemplo, nuestra empresa estamos en Fuente El Saz, que tiene unos 14.000 habitantes, y el 60% de nuestra plantilla es de allí. Otro de los problemas es la falta de liquidez, los bancos han subido los tipos de interés y solo conceden financiación a quienes tienen más recursos, que muchas veces no encaja con el perfil de una pyme.

Al margen de su actividad como presidente de Aseacam, está al frente de una empresa como Grupo Albe-Lácteas del Jarama. ¿Qué supone un reconocimiento con el que recientemente les ha dado CEIM?
Nos dieron el premio un jueves y al día siguiente se estaban haciendo una foto con el premio los diferentes sectores. Es un trabajo de todos. Mis jefes son los clientes y el principal activo, nuestra gente. No se ha perdido el vínculo familiar, todos nos conocemos y nos ayudamos. Uno de los problemas que podríamos tener es relajarnos. Nosotros fuimos de los primeros en hacer mozzarella, hemos sido pioneros en hacer queso latino, en burrata... Nuestros comerciales son, sobre todo, asesores, nos gusta que sepan de cocina para ir a restaurantes y poder hablar de las tendencias que hay para posibles cambios de carta.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres