sábado, 23 de octubre de 2021 13:12 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Medio Ambiente

El Defensor del Pueblo da la razón a los vecinos de Vallecas

La institución recomienda que el Ayuntamiendo pague indemnizaciones para compensar el olor

Archivado en: Defensor del Pueblo, Valdemingomez, medio ambiente, Vallecas

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar
Cometada-protesta en Vallecas

Cometada-protesta en Vallecas

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Álvaro Peris-Mencheta / Gentedigital
29/10/2010 - 12:56

Mucho han tenido que sufrir los vecinos del PAU de Vallecas por culpa del olor de Valdemingomez, tanto como para verse obligados a plantear sus quejas ante el Defensor del Pueblo y a la Fiscalía de Medio Ambiente. Quejas que, de momento, respalda al menos el primer organismo.

En un informe en respuesta a lo planteado por los habitantes de la zona, la institución ha dejado claro que el problema de los malos olores es culpa exclusivamente del Ayuntamiento de Madrid dado que "al proyectar y aprobar grandes instalaciones con previsibles e importantes afecciones de ruidos, olores y emisiones" se debe "elegir adecuadamente y evitar que se construyan viviendas en los alrededores de difícil o imposible disfrute digno". Específicamente hace referencia a la falta de planificación, primero con la construcción de un vertedero a poco menos de tres kilómetros de una zona residencial y después al autorizar la construcción de nuevos bloques de viviendas en el PAU de Vallecas, lugar donde, según el escrito, debía tener perfecta conciencia de que llegaban los malos olores.

Por otra parte, y aunque valora las medidas que ha realizado el Ayuntamiento con la instalación de nuevas tecnologías y la modificación de los protocolos con los que evitar el problema, considera que "las mejoras dirigidas a minimizar las afecciones por mal olor no parecen conseguir el objetivo", añadiendo que "tales mejoras tardan años en ponerse en marcha, años durante los cuales los afectados han seguido y siguen padeciendo" y concluyendo con que "es preciso admitir que hay zonas en los que el derecho a una vivienda digna o un medio ambiente adecuado simplemente no pueden quedar garantizados".

Conclusiones del informe

En el dossier, recomienda que  los terrenos cercanos a la planta "no deben destinarse a uso residencial mediante las oportunas prohibiciones", así como con "la elección futura del lugar de emplazamiento" y sugiere, que en aquellas zonas ya habitadas, "la Administración titular", el Consistorio en este caso, "de la instalación ha de corregir e indemnizar los daños que ocasione durante toda su vida útil".

También aclara que deberían recuperarse los estudios olfamétricos para determinar la calidad del aire, que dejaron de realizarse en 2008 porque se habían detectado "muy pocas ocasiones en las que se percibía mal olor en las zonas comentadas", y solicita que se informe del "plan de gestión que implica la remodelación de un lugar.

Alegría de los Residentes

Para la Asociación Vecinal del Ensanche de Vallecas, el informe "recoge lo que llevamos pidiendo desde hace tiempo y estamos muy contentos con él". Especialmente, porque supone un "varapalo para el Ayuntamiento de Madrid porque señala que el Consistorio está vulnerando los derechos fundamentales de los habitantes del PAU y el resto de vecinos del sureste madrileño".  Todo esto, teniendo en cuenta que el gobierno de Gallardón siempre ha defendido que los olores procedían en gran parte de vertidos ilegales y quemas indiscriminadas de materiales, sobre todo desde que taparon dos de las tres plantas del parque.

"Da a entender, incluso que podría tener algún tipo de responsabilidad patrimonial por esta situación", añaden. Sin embargo, "los vallecanos no queremos dinero ni otro tipo de compensación, sino un aire limpio".

Los vecinos agradecen el apoyo recibido desde otras asociaciones y en especial la de los vecinos de Butarque, en Villaverde, que han decidido presentar también sus propias quejas ante el Defensor del Pueblo por este tema, aunque aún están a la espera de una respuesta.

Quejas continuas

Según la institución encargada del informe, han sido más de  un centenar las protestas que han llegado hasta ellos por los malos olores, solo desde el distrito de Vallecas. Y no es algo exclusivo de este año, sino que es continuo y viene desde lejos, siempre con un volumen de reclamaciones similar al actual.

De hecho, el tema es tan recurrente, que siempre tiene un apartado en los informes anuales que se presentan sobre la  ciudad de Madrid.

Es por esta razón que, a pesar de que la respuesta ha supuesto una buena noticia, los vecinos desconfían de que pueda significar el final de su problema.

Fiesta de cometas para denunciar el olor insoportable

La Asociación Vecinal del Ensanche de Vallecas, en colaboración con el club 'Agárrate como Puedas' de Rivas-Vaciamadrid y las A.V. La Unión y La Colmena, celebró una jornada de vuelo de cometas durante la mañana del pasado domingo con el fin de denunciar el insoportable olor provocado por la actividad de la incineradora y "para decirle al Sr. Gallardón qué cosas tiene que haber en el aire y qué cosas no". En el evento participaron decenas de cometas, del público asistente o de club, e incluso algunas hechas con bolsas de basuras que representaban las que alimentan el centro de compostaje Las Lomas, y que se fabricaron durante la mañana en un taller montado para tal efecto bajo el lema de "realiza tu propia cometa antiolores".

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres