sábado, 28 de mayo de 2022 15:57 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
MADRID: CHAMARTÍN

Cuando un bordillo se convierte en una barrera infranqueable

Gabriel Cano documenta al menos 40 puntos negros en Chamartín desde su silla de ruedas. Con 'Barrreras Chamartín' consiguió 12 rebajes en 2008, 16 en 2009 pero ninguno este año.

Archivado en: Madrid, Chamartín, Gabriel Cano, COCEMFE, discapacidad, Barreras Chamartín, Marcos Blanco

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Cano, durante un paseo por su barrio. OLMO GONZÁLEZ/GENTE

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Marcos Blanco
29/11/2010 - 13:42

"Le pediría a la gente que piensen que cada día hay más personas con discapacidad y que ellos también podrían estar así". Habla Gabriel Cano Pedrosa, un vecino del barrio de Prosperidad (Chamartín) que a sus 56 años lleva desde 1996 en silla de ruedas debido al deterioro físico causado por la poliomelitis.

Cano reside desde hace 11 años en el Centro de Atención Integral de COCEMFE (Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica) y ha creado, junto a dos compañeros de residencia, la asociación 'Barreras Chamartín' para luchar por la accesibilidad y contra las barreras arquitectónicas en el distrito.

"Vamos consiguiendo cosas. En 2008 conseguimos 12 rebajes, el año pasado 16, pero este año no hemos logrado nada", explica Gabriel, quien ha documentado 40 barreras arquitectónicas que deberían eliminarse en las calles de Chamartín. Los comercios suponen un importante caballo de batalla. "La mayoría deja mucho que desear. Casi siempre dejan un escalón alto que nos impide la entrada y necesitas ayuda", reivindica. ¿Un ejemplo? "El mercado de Prosperidad es inaccesible". Tampoco se salvan el centro de salud de Canillas ("el mostrador está muy alto") ni los cines Morasol ("tenemos que entrar con ayuda por la salida de emergencia"). Por fortuna, espacios como el Parque de Berlín suponen "un válvula de escape cuando hace buen tiempo".

LEGISLACIÓN DUDOSA

"¿La legislación? Está muy mal. No sé cómo se consienten estas cosas", valora Cano, quien alude a una ley urbanística que obliga a la adaptación de locales desde septiembre de 2007. "Normalmente la gente no tiene que preocuparse cuando va al trabajo, al bar o la farmacia. Nosotros tenemos que ir pensando constantemente qué lugar es accesible", recuerda. Y no son todos los que deberían.

"TENEMOS UN GPS EN LA CABEZA"

Así ironiza Gabriel Cano. Y es que actos tan cotidianos como moverse por una calle, cruzar un paso de cebra o entrar en un local son misiones imposibles en silla de ruedas. El entorno de COCEMFE (c/ Luis Cabrera, 63) manifiesta las múltiples barreras del entorno. Aceras mal pavimentadas y sumamente estrechas, entradas desniveladas a los garajes o escalones gigantes dificultan su movilidad en el barrio de Prosperidad. Incluso, la altura de los cajeros impide que pueda sacar dinero."¿El metro? La única parada con accesibilidad es Colombia y está a 800 o 1.000 metros", señala Cano sobre su pesadilla diaria.

IMPLICADO EN EL CORTO 'UNA VIDA MÁS QUE DIGNA'

Cano forma 'Barreras Chamartín' desde 2007 con Manuel Fernández y Concepción Irala. Conchi es la pareja de Gabriel desde hace ocho años. Se conocieron en el centro de COCEMFE donde ambos residen. "Nos llevamos, entendemos y apoyamos", bromea Cano. Los tres han elaborado el corto 'Una vida más que digna', que se proyectará el 2 de diciembre en el C.C. Nicolás Salmerón (C/Mantuano, 51) a partir de las 17 horas, dentro del acto conmemorativo que el distrito dedica al Día Internacional de la Discapacidad.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres