lunes, 21 de septiembre de 2020 15:22 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
REPORTAJE: FUENCARRAL (MADRID)

De dos pueblos singulares a un distrito heterogéneo y vitalista

El distrito de Fuencarral cuenta desde esta semana con una publicación que, a través de 150 páginas en una edición muy cuidada, permite realizar un viaje desde el pasado hasta el presente de una manera sencilla, didáctica y notablemente documentada. Se trata de 'Fuencarral-El Pardo. Un distrito de contrastes', obra escrita por Ángel del Río, prestigioso periodista y cronista de la Villa, y cuya documentación gráfica ha sido aportada por María Jesús Adán Poza.

Ángel del Río, a la derecha, junto a Carlos García Hitchfield.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Marcos Blanco Hermida
17/3/2011 - 18:54

El título de la obra realizada por Del Río, columnista de GENTE, supone un buen punto de partida para explicar la singularidad de la zona, "el distrito más grande de Madrid en cuanto a extensión y el más verde porque cuenta con un privilegio como es El Pardo, un Real Sitio con un patrimonio extraordinario", afirma el cronista de la Villa. El libro permite un mayor conocimiento del pueblo de El Pardo y del antiguo que existía en Fuencarral, mediante episodios históricos, personajes curiosos y múltiples anécdotas. Además, Del Río incluye "la historia más reciente, la de la reivindicación vecinal y el desarrollo urbanístico de los años 70 y 80, cuando se configuró Fuencarral con grandes barrios como el de El Pilar, Peñagrande, la Ciudad de los Periodistas o Mirasierra, que tienen un urbanismo muy diverso". La vanguardia, cuya arquitectura tiene como símbolo las Cuatro Torres, y modernidad del distrito, cuya rúbrica será la amplicación de La Castellana con la 'Operación Chamartín', definen la versión más actual del espacio fuencarraleño.

DESCUBRIMIENTOS
Angel del Río ha escrito 30 libros sobre la historia de Madrid, "una ciudad que está siempre por descubrir aunque lleves muchos años dedicado a esto. Es un filón inagotable", reflexiona el periodista, a quien esta circunstancia le motiva para seguir investigando y sorprenderse. En cuanto a los descubrimientos provocados por esta publicación, se queda con dos. "Por ejemplo, El Pardo. Es una parte que no ha evolucionado urbanísticamente porque era Real Sitio y forma parte del Patrimonio Nacional. Otra curiosidad es que en los terrenos donde se construyó el Centro Comercial de La Vaguada, el último pastor que estuvo pastoreando con las ovejas era el padre del que fue consejero de la Comunidad, Agapito Ramos".

Desde el punto de vista sociológico, Fuencarral ofrece, para Del Río, una mezcla sumamente interesante observando su evolución. "Los fuencarraleños, que hacían el mejor moscatel de la 'provincia', era gente hortelana, apegada a sus tradiciones, como la de la Virgen de Valverde. Las personas que viven en El Pardo son totalmente distintas, muy peculiares. Poca gente ha nacido allí, porque los asentamientos tuvieron lugar durante la residencia de Franco y las casas se han conservado de generación en generación. Y luego está el fuencarraleño de avalancha, la población de aluvión que se vino a vivir aquí en los 70 y 80, fruto de la inmigración del campo y que encontró en El Pilar o Peñagrande una posibilidad de vivienda más asequible que en el centro de Madrid. Entonces, esa fusión de gentes que viven en un entorno histórico con gente del antiguo pueblo de Fuencarral, campesina y campechana, y los vecinos que se han ido incorporando al distrito" durante los últimos 40 años "forman un mosaico heterogéneo que le da vitalidad al distrito".

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres