sábado, 22 de septiembre de 2018 16:07 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Madrid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

"Vivimos en una escombrera, con todas las calles levantadas"

Los vecinos de La Ventilla denuncian las consecuencias de la presunta paralización en
las obras del Paseo de la Dirección, en Tetuán.

Archivado en: ventilla, tetuan, madrid, paseo de la direccion, obras

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/P.C.
05/10/2012 - 09:33

Conflictos vecinales, incluso raciales, provocados por improvisados botellones en calles ahora cortadas; zanjas abiertas, matojos, acumulación de basura, aparición de roedores... Estos son tan sólo algunos de los problemas a los que presuntamente se enfrentan los vecinos de La Ventilla tras la aparente paralización de las obras en el Paseo de la Dirección de Tetuán. La remodelación, adjudicada a la empresa Dragados, comenzó en 2009 pero se estancó "tras las pasadas elecciones municipales", apunta Francisco Barrueco, miembro de la asociación de vecinos.

Por un lado, según Barrueco, en el tramo que va de la Avenida de Asturias a la calle del Cantueso "se pretendía duplicar la calzada con dos vías, un carril bici y una mediana arbolada. Es una calle tortuosa que sigue el antiguo trazado de la arteria oeste del Canal de Isabel II, pero antes al menos había una acera estrecha, urbanizada, ahora no hay nada", se lamenta. Por otro lado, añade, entre la calle del Cantueso y Marqués de Viana, "existe una zona de infravivienda, con mucha casa típica de Tetuán, autoconstruidas, y con problemas sociales de alfabetización y demás. Las obras incluían la reforma del viario, la rehabilitación de la zona y la liberación de suelo. Sin embargo, a la altura del 303 del Paseo de la Dirección hay ya un edificio de realojo, acabado pero cerrado. Las infraviviendas siguen habitadas", recalca.

Con la paralización de las obras, en mayo o junio de 2011, comenzó la problemática vecinal. Ahora, piden que el Ayuntamiento sancione a Dragados por el retraso de las mismas, ya que el pliego de condiciones señala como infracción grave "el abandono de las actuaciones a ejecutar por el concesionario, las demoras injustificadas superiores a seis meses y la reiterada inobservancia en las medidas de seguridad". La remodelación se concedió Dragados, tal y como afirma Francisco Barrueco, "a cambio del aprovechamiento de vivienda libre, pero hoy en día la la vivienda libre no vale nada, no hay quien la venda, y la operación se les ha venido abajo, porque no tienen forma de recuperar la inversión. Por eso vivimos ahora en una escombrera, con las calles levantadas", denuncia.

En cuanto las medidas a tomar, advierten que denunciar al Ayuntamiento por prevaricación "será lo último que hagamos. Estamos buscando otras vías para evitar esa denuncia", aclara el portavoz de La Ventilla. "Pedimos que el Consistorio utilice la ejecución subsidiaria y que ejecute las obras con los avales de Dragados", concluye.

"Una tubería de gas no detectada"

Según los vecinos, el Ayuntamiento asegura que las obras no están paradas, y que el retraso se debe a una tubería de gas no detectada, "pero no es verdad", tal y como destaca Barrueco, advirtiendo que "hemos renunciado a trabajar con la Junta de Distrito porque sólo nos dan apoyo teórico". Desde la Junta afirman que no tienen competencias en el asunto, sino que depende de Urbanismo.

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres