lunes, 27 de junio de 2022 07:37 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Melilla

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Tres policías heridos y cuatro vehículos dañados en la persecución de un conductor drogado por Melilla

Un total de agentes de la Policía Local de Melilla han resultado heridos y cuatro vehículos dañados --tres de la propia policía y uno de un particular-- tras la persecución de un conductor de un coche que circulaba por el centro de la ciudad "de forma temeraria, a gran velocidad y poniendo en peligro la integridad física de varios viandantes" y que en su intento de huida atropelló a un agente y embistió a varias dotaciones policiales.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

08/6/2022 - 17:13


MELILLA, 8 (EUROPA PRESS)

Un total de agentes de la Policía Local de Melilla han resultado heridos y cuatro vehículos dañados --tres de la propia policía y uno de un particular-- tras la persecución de un conductor de un coche que circulaba por el centro de la ciudad "de forma temeraria, a gran velocidad y poniendo en peligro la integridad física de varios viandantes" y que en su intento de huida atropelló a un agente y embistió a varias dotaciones policiales.

Los agentes pudieron finalmente detener al automovilista, que se hallaba bajo la influencia de sustancias psicotrópicas, estupefacientes y alcohol, y al que han acusado de un delito por atentado a los agentes de la autoridad y tres delitos contra la seguridad vial.

Según ha informado un portavoz de este cuerpo de seguridad dependiente de la Ciudad Autónoma, el inicio de la intervención se produjo la pasada noche sobre las 00,30 horas, cuando un agente franco de servicio presenció cómo en la zona centro de la ciudad, un vehículo circulaba a gran velocidad y lo comunicó inmediatamente a la sala operativa, facilitando las características del vehículo.

Ante tales hechos, dos indicativos policiales del turno de noche GOS se trasladaron al lugar, situándose uno de ellos en la intersección de venida Juan Carlos I Rey con plaza Comandante Benítez, observando al vehículo objetivo de la intervención detenido por imperativos del tráfico, ya que le precedían una fila de vehículos parados, respetando la señal de ceda el paso existente el lugar.

Por tal circunstancia, uno de los agentes se apeó del vehículo policial y procedió a acercarse al conductor, indicándole que detuviera la marcha del mismo, "a lo que éste respondió acelerando bruscamente, adelantado la fila de vehículos detenidos y atropellando al agente, causándole lesiones y emprendiendo la huida", ha subrayado la citada fuente.

Tras lo sucedido, las dotaciones policiales iniciaron la persecución del vehículo fugado, que huía a gran velocidad, siendo informadas las demás patrullas policiales del incidente.

En la persecución, el portavoz policial ha destacado que "el conductor del vehículo huido demostró un menosprecio evidente por la vida de los demás, circulando a gran velocidad y sin respetar ningún tipo de señal de tráfico, actuación que se extendió durante un largo periodo de tiempo, embistiendo en varias ocasiones contra los vehículos policiales que trataban de darle alcance, y en la que dos agentes más resultaron con lesiones".

En la huida a su vez, causó daños en un vehículo estacionado así como en el bien público, y estuvo a punto de atropellar a varias personas.

A dicha persecución también se unieron varios indicativos de Policía Nacional, atravesando en varias ocasiones el vehículo policial en mitad de la vía para cortarle el paso, aunque con maniobras evasivas logró eludir el bloqueo.

Finalmente un furgón policial del Grupo de Prevención y Reacción (GPR) logró el objetivo y pudo detener la marcha del vehículo fugado, al cerrarle el paso, inmovilizándolo contra unos guarda-railes.

No obstante, la citada fuente ha admitido que el conductor de dicho vehículo, intentó darse la huida a pie, pero fue detenido por los agentes, "a los que opuso gran resistencia activa y grave, en un forcejeo violento".

En esos instantes, pudieron comprobar que el individuo, ya detenido, presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo la influencia de sustancias psicotrópicas, estupefacientes y olor a alcohol.

"Aunque fue trasladado hasta el servicio de urgencias, se negó a ser asistido por los facultativos de servicio, mostrando una actitud agresiva en todo momento hacia los presentes", ha asegurado el portavoz.

Igualmente, en el asiento del delantero del vehículo interceptado (y que posteriormente fue depositado y puesto a disposición judicial), fue identificado el acompañante, que presentaba lesiones leves como consecuencias de las diferentes colisiones sufridas en la huida, "encontrándose también en un avanzado estado de embriaguez, aunque se negó a ser asistido en Urgencias del Hospital".

Tras la confección de las diligencias posteriores realizadas en las dependencias del Grupo de Atestados de Policía Local, el conductor quedó detenido como presunto autor de un delito de atentado contra los agentes de la autoridad y tres delitos contra la seguridad vial (carecer de permiso de conducción, conducir bajo la influencia de drogas y conducción temeraria), ingresando en los calabozos y quedando a la espera de su puesta a disposición judicial.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres