lunes, 6 de julio de 2020 10:46 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Móstoles

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
REPORTAJE

La “tela” del trabajo

El secreto del éxito de la expansión de la empresa de ropa de trabajo Frade en el Sur está en el trato personalizado al cliente, algo que han sabido mantener desde sus orígenes en 1983, creciendo a la par que la ciudad

Archivado en: MÓSTOLES, REPORTAJE, FRADE, COMERCIO

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

14/7/2017 - 08:36

La familia Gómez Gutiérrez forma parte de aquellos pequeños empresarios de la zona Sur de Madrid que han logrado hacerse un hueco importante en el tejido comercial, llegando a expandir su negocio de ropa de trabajo, Frade, por localidades como Alcorcón, Móstoles o Leganés. Javier Gómez Gutiérrez es responsable y dueño de las tiendas ubicadas en los dos últimos municipios, aunque sus comienzos fueron en Alcorcón, donde sus padres empezaron a gestionar un establecimiento en la plaza de España hace 52 años en el que se vendía de todo, desde hilos a telas, pasando por abrigos, antes de su traslado a la calle Soria, según cuenta a GENTE. Es en la nueva ubicación en la que decidieron especializarse en ropa de trabajo, tras sufrir un robo, estar sin seguro, y ver cómo cambiaba un sector en el que surgían tiendas especializadas.
Gómez comenzó ayudando a sus padres hasta que en 1983 se aventuró a intentarlo por sí mismo, eligiendo la vecina ciudad de Móstoles para emprender. "Vimos que no había tiendas que se dedicasen a este género, y por eso apostamos por ello", afirma. Situada en el número 1 de la calle las Mercedes, el negocio se fue transformando a la par que lo hacía la ciudad. "Cuando nosotros llegamos, esta ciudad no era lo que es hoy. Era mucho más pequeño, le faltaban calles asfaltadas, servicios y muchas de las comodidades que tiene ahora y además la población no era ni la mitad que hoy día", explica.

CANTIDAD
En cuanto al desarrollo del negocio, "al principio empezamos no sólo con ropa de trabajo, sino también con vaqueros, porque necesitábamos complementar con algo, aunque con el tiempo lo suprimimos". Gómez detalla que aunque los principios siempre son duros lo llevaron bien "porque era un comercio pequeño, sin muchos gastos", y que sigue sirviendo al mismo tipo de empresas pero con un volumen más amplio. No es tanto la variedad de clientes, como la cantidad, dado que con los años ha habido un crecimiento exponencial de la industria en la localidad", subraya. Tampoco la llegada de las llamadas tiendas de empresarios asiáticos, ni de otras grandes superficies parece que haya hecho mella en ellos. "Sencillamente, aunque lo parezca, no vendemos lo mismo. Nosotros damos un servicio totalmente personalizado", afirma, apuntando a que ellos realizan otras labores, como la serigrafía. De momento, el comercio ‘on-line' no le seduce. "Estamos en Internet, pero sólo para que se nos visibilice. Aunque es cierto que estudiamos la posibilidad de lanzarnos a la venta con este sistema, la verdad es que creo que no funciona para nosotros, puesto que no puedes probarte la prenda o no tienes al comercial que vaya a medirte. Creo que es muy complicado", indica.
Además, subraya el secreto del éxito de la empresa es el trato personalizado con los clientes, a muchos de los cuales continúan sirviendo.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres