sábado, 23 de octubre de 2021 17:30 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente Movilidad

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
transporte público

La estación de Metro de Gran Vía vuelve a prestar servicio

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, inauguró las nuevas instalaciones el pasado jueves 15 de julio. Los trenes de las líneas 1 y 5 del suburbano ya se detienen en los andenes de esta emblemática parada.

Archivado en: Metro de Madrid, Gran Vía, transporte público, movilidad

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Una réplica del templete de Antonio Palacios remata la actuación

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

M. A. N.
16/7/2021 - 00:56

Tras más de 1.000 días de obras, más de 11 millones de inversión y con más de dos años de retraso con respecto a la previsión inicial, la estación de Metro de Gran Vía y su conexión prestan por fin servicio desde este viernes 16 de julio. Un día antes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, inauguró las nuevas instalaciones.

Según fuentes regionales, la aparición de restos arqueológicos retrasaron en reiteradas ocasiones la finalización de unas obras de modernización que comenzaron en 2018. El Ejecutivo autonómico prevé que por este punto de la red del suburbano donde confluyen las líneas 1 y 5 transiten los 44.000 usuarios que ya lo hacían antes de la reforma junto a 22.000 adicionales que se beneficiarán de la conexión directa con la estación de Sol.

El proyecto millonario ha permitido llevar a cabo un cambio radical en la arquitectura de la estación, al contar con un eje vertical con conexión de los distintos niveles. En el primero de ellos, está situado el nuevo vestíbulo, que conecta y amplía el anterior, al pasar de 900 a 2.000 metros cuadrados. Además, en un segundo nivel intermedio de paso, se puede contemplar un pequeño museo con los restos arqueológicos que han aparecido en las excavaciones. Ya en el tercer nivel está la conexión con la línea 5 y una galería para unir la parada de Metro de Gran Vía con la de Renfe Cercanías Sol. "De este modo, se mejorará la seguridad de la estación, ya que dispondrá de dos entradas y salidas, y permitirá unir las dos estaciones de forma subterránea", explican desde Sol.

ACCESIBILIDAD
Por otro lado, la estación mejora su accesibilidad con cuatro nuevos ascensores, ya instalados, y 13 escaleras mecánicas cuyo montaje eléctrico y mecánico también se ha concluido, quedando sólo su integración con el resto de sistemas y puestos de control de Metro. En cuanto a nuevas instalaciones, cuenta con 14 máquinas de venta de títulos de transporte, de nueva creación y de diseño mucho más moderno, y 17 tornos de entrada, seis de los cuales serán para personas con movilidad reducida, distribuidos en dos vestíbulos. Por último, una réplica del templete construido en 1919 por el arquitecto Antonio Palacios, ubicado entre Gran Vía y Montera, remata la actuación con el objetivo de acoger el punto de acceso a la antigua estación y recuperar el valor simbólico que el tiempo en el que estuvo en funcionamiento.

De forma paralela, Adif ha llevado a cabo las obras de conexión peatonal entre la estación de Cercanías de Sol y la de Metro de Gran Vía.

 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres