sábado, 14 de diciembre de 2019 16:30 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

El guardia civil detenido por matar a tiros a un conductor marroquí pensó que era "un terrorista"

El agente de la guardia civil detenido por asesinar a tiros a un hombre de origen magrebí en la A-3 aduce un problema psicológico grave como revela que "en su mente" creyó que el fallecido era "un terrorista", según ha expuesto a Europa Press su abogado.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

28/4/2016 - 17:01


MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El agente de la guardia civil detenido por asesinar a tiros a un hombre de origen magrebí en la A-3 aduce un problema psicológico grave como revela que "en su mente" creyó que el fallecido era "un terrorista", según ha expuesto a Europa Press su abogado.

Por ello, según ha explicado el letrado, le ha recomendado que no preste declaración hasta que se realicen las pruebas periciales e informes psicológicos que determinen el estado mental de su defendido. En este sentido, ha explicado que el arrestado podría sufrir problemas psicólogos no diagnosticados por recientes problemas de ámbito familiar y personal.

Durante su puesta a disposición judicial ayer, Ángel Luis V. ha declinado declarar, ejerciendo su derecho constitucional al guardar silencio. "Está en un bucle, piensa que le tienen que dar una medalla en lugar de estar en la cárcel", expone su defensa.

El arrestado fue conducido al módulo especial que para agentes de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado está acondicionado en la cárcel de Estremera.

En el marco de esta investigación, la Guardia Civil ya ha tomado declaración a varios conductores que pasaron por ese punto en el momento en el que se produjo el suceso y, según han confirmado las fuentes consultadas, han confirmado el relato de hechos conocido.

El coche que conducía la víctima, un Opel Zafira, chocó en la vía con el BMW en el que viajaba el agente. Al intentar darse a la fuga el guardia civil reaccionó de forma violenta y empleó su arma reglamentaria hasta acabar con la vida de esta persona.

El ahora detenido no estaba de servicio en ese momento ya que llevaba varios días de baja a causa de una lumbalgia. Los guardias civiles sólo están obligados a entregar su arma reglamentaria cuando están de baja por alguna cuestión psicológica. Tras su arresto, fue sometido al pertinente test de alcohol y drogas y dio positivo por consumo de cannabis.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres