viernes, 30 de octubre de 2020 12:11 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Ourense

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

El sector hostelero de Ourense se moviliza ante unas medidas "atroces" y el alcalde promete ayudas

El tejido empresarial de la ciudad, preocupado ante el "largo invierno" a causa de las restricciones

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

08/10/2020 - 17:24


El tejido empresarial de la ciudad, preocupado ante el "largo invierno" a causa de las restricciones

OURENSE, 8 (EUROPA PRESS)

Representantes de la hostelería de Ourense se han concentrado en la plaza mayor de la ciudad para reclamar ayudas en la víspera de la aplicación del confinamiento perimetral, una medida que junto a otras restricciones ya en vigor son "atroces" para el sector. Por su parte, el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, les ha prometido ayudas para tratar de aliviar su situación.

Así lo han indicado las asociaciones convocantes, Véxote en Viños y AHROU. El portavoz de esta última Álex Castro, ha criticado que las restricciones no son "justas" y tampoco "eficaces", sino que son "atroces" para un colectivo cuyo cierre, ha avisado, "arrastra" a otras empresas.

Además, ha lamentado que la hostelería se siente señalada por las administraciones desde el inicio de la pandemia y no tener la certeza de cuánto tiempo van a permanecer estas nuevas restricciones, lo cual "aumenta la incertidumbre".

Por ello, la reunión pacífica en la plaza mayor ha juntado a decenas de representantes del sector bajo el lema '¿Culpables de qué?' Sentados en sillas de sus propias cafeterías, manteniendo las distancias, han permanecido sujetando carteles reivindicativos con frases como 'Se vende cafetería a razón de Xunta de Galicia'.

"No somos culpables de nada" ha sido la máxima repetida en la concentración pacífica frente a la Casa Consistorial para reclamar unas medidas que sean eficaces y "fundamentadas" en la "lógica y la empatía".

Álex Castro ha advertido de que estas acciones suponen "una nueva estocada" y que habrá cierres "puede que no solo durante el tiempo de las restricciones".

A esta queja se ha sumado Enrique Fidalgo, el portavoz de la asociación Véxote en Viños, quien ha manifestado su descontento con que las restricciones se han ido "improvisando sobre la marcha". Desde el verano, ha expuesto, se han tenido que "adaptar a lo que sea" y siguen teniendo que hacerlo "casi sin previo aviso".

De este modo, el sector hostelero de la ciudad de As Burgas solicita la comprensión del Gobierno gallego pero también del Ayuntamiento de Orense, a quien le piden que "abra la mano" respecto a una mayor ampliación de las terrazas.

Incide en que son "los primeros en cerrar y los últimos en abrir" a pesar de los gastos realizados en seguir todos los protocolos de actuación sanitaria como geles, pantallas o mamparas, que afirman haber incorporado "desde el principio" por ser "los más interesados".

En este escenario, el presidente de AHROU ha subrayado que "no es lógico" que puedas ir a cenar a un restaurante con tu pareja pero no a desayunar a una cafetería. Y ha considerado que este tipo de restricción fue la que fomentó los desplazamientos al Ayuntamiento de Barbadás el pasado fin de semana.

Es la primera concentración de un sector que señala que no será la última, porque seguirán con las movilizaciones para "defender unas medidas sanitarias equilibradas". Así, en los próximos días realizarán una manifestación en coche por las calles de Ourense.

AYUDAS DEL AYUNTAMIENTO

Al finalizar la concentración, el regidor municipal, Gonzalo Pérez Jácome, ha constatado que este sector "está castigado" y por ello ha propuesto medidas para "apoyar en este drama que están viviendo".

Entre ellas, propondrá en pleno la supresión de las tasas de veladores para 2021 y 2022, lo que supondrá, según sus números, un alivio de entre 700 y 800 euros anuales de media, así como planear la supresión retroactiva del impuesto municipal de 2020, ya que "la mayor parte de los recibos" ya han sido enviados para notificación.

Asimismo, el alcalde ha señalado que estas medidas se unirían a las ayudas para el colectivo de autónomos, de unos 2.000 euros en caso de cumplir los requisitos.

TEJIDO EMPRESARIAL

A mayores de la hostelería, los diferentes sectores afectados por las nuevas restricciones advierten de que tienen un "invierno muy largo" por delante.

Tanto el comercio como la hostelería se han amparado en la herramienta de los ERTE, "útil y necesaria" para minimizar los efectos de esta situación.

No obstante, el pequeño comercio ourensano ha señalado que afronta las reducciones de aforo desde hace ya meses por lo que en este aspecto "no hay una novedad". Así, la Federación de Comercio de Ourense critica que "la irresponsabilidad de unos pocos se acaba pagando entre todos" y hace hincapié en la necesidad de un aumento de la responsabilidad individual.

Los comerciantes se muestran preocupados porque "además de la crisis sanitaria ahora vendrá una económica" de la que "se saldrá tarde". Tras detectar miedo de los clientes a comprar en tienda física ya desde el inicio de la pandemia, la nueva preocupación es que estas restricciones llegan para el inicio de la temporada otoño-invierno, por lo que habiendo tenido "unos resultados bajos" en las rebajas temen lo que pueda pasar ahora.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres