sábado, 21 de mayo de 2022 20:52 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Ourense

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Testigos en el juicio del crimen del expreso de Pereiro dicen que la víctima no pudo realizar las operaciones bancarias

"Quería alquilar una casa, tener la tutela de su hermano y tener un perro", aseguran los testigos de la 'Operación Ávaro'

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

11/5/2022 - 19:08


"Quería alquilar una casa, tener la tutela de su hermano y tener un perro", aseguran los testigos de la 'Operación Ávaro'

OURENSE, 11MAY. (EUROPA PRESS)

Conocidos del hombre presuntamente asesinado por dos hombres a los que conoció mientras cumplía condena por matar a su mujer e hijos en la cárcel de Pereiro de Aguiar (Ourense) han asegurado que la víctima carecía de las capacidades para realizar las operaciones bancarias hechas desde su cuenta y que coinciden con las cuantías recibidas de la herencia que los investigadores apuntan como móvil del crimen.

Un total de 16 testigos han prestado declaración en la Audiencia Provincial de Ourense, donde se juzga a dos acusados de asesinar en agosto de 2018 a un compañero con el que compartían una relación de amistad tras haberse conocido en el Centro Penitenciario de Pereiro de Aguiar.

Los testigos compañeros del entorno carcelario de la víctima y los acusados que han asegurado sentir "extrañeza", cuando lo primero que se supo tras la ausencia del fallecido después de un permiso carcelario era que se había fugado.

"Quería alquilar una casita, tener la tutela de su hermano y tener un perro", ha dicho un exrecluso amigo del fallecido, quien ha relatado que "no tenía sentido" su marcha.

Algo en lo que han insistido otros testigos, que han afirmado que "incluso hubo funcionarios a los que le pareció extraño" su ausencia, ya que "le quedaba poca condena" por cumplir por asesinar a su mujer e hijos en 1996 en Gran Canaria.

"Me parece imposible que quebrantase después de 22 años y cuando le dan la libertad condicional", ha añadido un testigo que solía invitarlo a su vivienda durante sus permisos de salida.

"Venía a tomar café a mi casa. Era una persona que no socializaba con nadie más, hablaba conmigo y con mi mujer", ha señalado sobre unas conversaciones en las que la víctima le relató sus planes.

Su meta, según este excompañero en la prisión ourensana, era conseguir la tutela de su hermano y tener un perro, motivos por los que el fallecido estaba ahorrando una herencia que acababa de cobrar.

Según la acusación, este dinero fue el motivo para el crimen porque los acusados retiraron presuntamente el total del dinero, dejando 2,46 euros de más de 22.000 euros en la cuenta.

"Dormía en la granja, que era invivible, para ahorrarse una pensión, para no gastar 50 euros por el alojamiento. Sabía que cuando saliera él y su hermano tenían que vivir de ese dinero, quería guardarlo para poder jubilarse después de los años de condena que le faltaban", ha profundizado.

OTRAS DECLARACIONES

En la misma línea han ido las versiones ofrecidas por otros testigos, que descartan que la víctima hubiese realizado las extracciones de su cuenta bancaria y menos por los métodos empleados, entre ellos la banca electrónica o 'hal cash'.

"era una persona limitada física y mentalmente", ha reconocido la mujer de uno de los acusados mientras que uno de los amigos ha sostenido que tenía que "ayudarle" a redactar correos electrónicos.

También ha testificado un abogado de la comisión de la abogacía que asesora a los reclusos de forma gratuita. Para él, también "es imposible que se hubiese fugado", porque llevaba 20 años de cumplimiento de condena, con permisos desde 2012, y "era un recluso ejemplar, sin faltas, asumía su pena y se sentía culpable y responsable.

Trabajaba en el centro penitenciario por lo que quería salir con un subsidio de desempleo con el que llegar hasta la jubilación y poder asumir la tutela de su hermano y vivir juntos y tranquilos".

Además, el letrado ha contado que el reo le comunicó que había conseguido la libertad condicional y le había pedido verlo pero a él "se le fue el santo al cielo" y "ya no volvió a verlo", porque ese mismo fin de semana el fallecido "tenía la intención de no regresar más a la granja",propiedad de uno de los acusados donde vivía y trabajaba durante sus permisos de salida.

"Fue a despedirse, allí no se sentía bien tratado", ha asegurado el abogado sobre el lugar donde, según la Guardia Civil, recibió el golpe que le provocó un traumatismo craneoencefálico que causó su muerte.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres