lunes, 18 de noviembre de 2019 19:55 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Oviedo

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Los cinco acusados por tratar de impedir un desahucio afirman que la única violencia fue por parte de la Policía

Los cinco acusados de tratar de impedir un desahucio de manera violenta en Oviedo en junio de 2012, en se han declarado este viernes inocentes y han negado que actuasen de manera violenta. "La única violencia que se vio allí fue la de la Policía", han indicado los procesados que han asegurado que "la manifestación era pacífica y únicamente pretendía apoyar y solidarizarse con la familia desahuciada".

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

08/11/2019 - 11:31


OVIEDO, 8 (EUROPA PRESS)

Los cinco acusados de tratar de impedir un desahucio de manera violenta en Oviedo en junio de 2012, en se han declarado este viernes inocentes y han negado que actuasen de manera violenta. "La única violencia que se vio allí fue la de la Policía", han indicado los procesados que han asegurado que "la manifestación era pacífica y únicamente pretendía apoyar y solidarizarse con la familia desahuciada".

Los cinco procesados han coincidido en resaltar que fueron los agentes de la Policía quienes traspasaron el cordón establecido para agredir a los manifestantes que allí se manifestaban. "En ningún momento hubo ninguna intención por parte de los asistentes de sobrepasar el cordón policial", han relatado los acusados.

La acusada M.B., para la que el fiscal solicita una pena de 600 euros de multa por un delito leve de amenazas, ha sido la primera en declarar y ha indicado que si bien el día de los hechos hizo fotografías en ningún momento hizo fotografías a los agentes de manera concreta.

"La única violencia que se vio allí fue de la policía", ha asegurado la procesada que ha relatado como los agentes del cuerpo de Policía cargaron contra las personas que allí se encontraban concentradas en la calle. Ha indicado que ella únicamente vio caer al suelo a un sólo agente de policía y ha explicado al tribunal que acudió a impedir el desahucio por "solidaridad y porque considerada que ese caso era realmente injusto".

Han explicado que el día de los hechos los manifestantes, entre ellos los cinco procesados, cantaban consignas como "qué fácil ye desahuciar a un bebé", "vergüenza me daría ser policía" o "el pueblo unido jamás será vencido" pero siempre con total ánimo pacifista.

Así, la también acusada L.R. ha insistido en que "en ningún momento provocaron a la Policía ni arremetieron contra los agentes". "Todos estábamos manos en alto, con cartulinas hacía arriba y para nada en modo violento", ha relatado la procesada que se enfrenta a un año y medio de prisión, que ha insistido en que en ningún momento trataron de cruzar el cordón policial ni de entrar al edificio.

Ha narrado que fue al intentar ayudar a otro de los procesados cuando los agentes "la tiran al suelo, la arrastran y la empiezan a pegar", todo ello sin ser advertida de que estaba detenida. "Tuve la suerte de que un manifestante impide que me golpee la cabeza cuando la policía me tira al suelo", ha explicado.

Similar ha sido el relato de otro procesado, H.G., que ha relatado como el trató de recoger una mochila del suelo lanzada desde la ventana y fue en ese momento cuando un agente le arrebata la mochila y "empiezan a darle golpes y empujones".

"Desde el primer momento recibo 'toletazos' y a día de hoy aun tengo lesiones en las cervicales porque hay un policía que pone su pierna sobre mi cabeza, yo solo pido que paren por favor porque no puedo moverme". Luego, ha explicado, "le llevan en volandas y el intenta colocarse para que no le hagan daño, pero sin agredir ni resistirse".

"Yo pedía auxilio y les pedí por favor que pararan porque me estaban haciendo daño. Me tiraban mi propia mochila y me hacían daño", ha explicado el procesado que ha indicado que no pertenecía a ningún colectivo y acudió a manifestarse por solidaridad y porque tenía familia en la zona. De hecho ha indicado que acudió a la manifestación con un tío y una prima.

M.G, otro de los procesados que también se ha declarado inocente y ha insistido en que su actitud fue absolutamente pacifica, lo mismo que las del resto de los acusados.

Este procesado ha relatado como en un momento dato un agente le agarra del cuello y trata de agredirle y es otro compañero del cuerpo quien lo impide. Más tarde, "en un tumulto, una nube de policías se acerca con toletes y actitud agresiva por lo que el, igual que otros manifestantes huyen corriendo".

"Yo huí corriendo, al doblar la calle miro atrás y veo que un agente que me estaba siguiendo y que se cae al suelo", ha indicado el procesado que ha añadido que a él le rompieron la camiseta por lo que fue a cambiarse de camiseta y vuelve a la manifestación una hora después sin que la Policía se dirija a él en ningún momento.

El último procesado en declarar, J.L.A., al que se le acusa de provocar la caída al suelo de un agente haciendo que se le cayese el arma y las balas, también ha defendido su inocencia. "Nuestra actitud en todo momento fue pasiva y pacífica, sentados en el suelo y cantando las consignas habituales", ha relatado el procesado.

"Yo vi a un agente corriendo detrás de otro manifestante al que le habían roto la camiseta, pero yo la verdad que no lo vía caer, vi luego a través de las fotografías que sacó la pistola", ha explicado.

LAS PENAS

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena de cinco acusados. Las penas solicitadas van desde los 600 euros de multa para una de las procesadas al año y medio de prisión para dos de los acusados. Para los otros dos se pide un año de prisión.

Las defensas de varios de los acusados han solicitado la suspensión del juicio a la espera de que se aporten dos nuevas pruebas documentales, una un video emitido por un canal de televisión y otra un informe de la Jefatura de la Policía. El juez ha considerado que estas diligencias son previas a la celebración del juicio y ha rechazado la petición.

Los hechos que se enjuician tuvieron lugar el día 27 de junio de 2012, durante la ejecución de un desahucio en la calle Augusto Junquera de Oviedo, acordado judicialmente. Todos los procesados se enteraron de su imputación casi cinco años después de los hechos.

El juicio seguirá los próximos días, 15, 22 y 29 de este mes de noviembre en el Penal 1 de Oviedo.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

TU COMENTARIO

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres