jueves, 15 de abril de 2021 01:31 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Palencia

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
PATRIMONIO

Románico Norte restaura la iglesia de San Andrés en Cabria

El equipo del Plan de Intervención Románico Norte, promovido por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, en colaboración con los Obispados de Palencia y Burgos, ha iniciado los trabajos de restauración de la iglesia románica de San Andrés, en la localidad palentina de Cabria. Actualmente, técnicos de la Fundación Santa María la Real abordan la restauración interior del templo, tras haber terminado ya la de las cubiertas

Archivado en: San Andrés de Cabria, Plan de Intervención Románico Norte

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

gentedigital.es
22/11/2010 - 12:24

El equipo del Plan de Intervención Románico Norte, promovido por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, en colaboración con los Obispados de Palencia y Burgos, ha iniciado los trabajos de restauración de la iglesia románica de San Andrés, en la localidad palentina de Cabria. Actualmente, técnicos de la Fundación Santa María la Real abordan la restauración interior del templo, tras haber terminado ya la de las cubiertas.

La iglesia de San Andrés en Cabria es un edificio de origen románico, tal y como corrobora una inscripción, que lo fecha en el siglo XIII, en 1222. El templo está construido fundamentalmente en sillería arenisca bien escuadrada. A su etapa románica corresponden las dos naves, una de ellas con ábside semicircular. Aunque, posteriormente, se les añadieron algunas estancias como la torre-campanario a los pies, la sacristía al Norte o el pórtico al Sur.

El edificio no presentaba graves deficiencias, aunque sí se detectaron algunas circunstancias que favorecían su deterioro. Así, por ejemplo, se constató la existencia de dos goteras que afectaban al interior del templo. Igualmente, hay algunos elementos inadecuados. Es el caso de la puerta metálica del espacio que cobija a la portada románica, que está dañada. Así mismo la cubierta presentaba deficiencias en el artesonado, con la presencia de goteras, que provocaban la aparición de una pátina verde.

La sacristía es la que presenta el peor estado de conservación. Tanto los muros interiores como la bóveda aparecen enfoscados con un acabado blanco, que por una mala impermeabilización de la cubierta hoy se muestra verdoso en todo el recinto. Esta falta de impermeabilización también ha provocado un deterioro en el suelo de madera.

Por último, los ventanales requieren de una intervención ya que, tanto la carpintería como el vidrio, se encuentran en mal estado. Así mismo, los paramentos del templo presentan algunos elementos deteriorados, como las juntas de las bóvedas sobre el coro y el acabado del muro de la nave, que aparece muy agrietado aunque no llega a afectar a la estructura del edificio.

Tras la jornada de presentación del proyecto a los vecinos, comenzaron las obras de restauración con los trabajos en las cubiertas de naves, sacristía y pórtico. En todas ellas se sustituyeron los elementos en mal estado y se introdujo una capa impermeabilizante, siguiendo el criterio de reaprovechamiento de las piezas que se encuentren en buen estado de conservación.

En el momento actual, se trabaja en el interior del templo, donde se procederá al picado de los revocos existentes para posteriormente aplicar unos más adecuados y con protección. Por otro lado, se efectuará el nivelado y la reposición de las piezas del pavimento que, por el paso del tiempo, se han perdido o se encuentran deterioradas.

En cuanto a las carpinterías, se sustituirán las ventanas actuales por placas de alabastro traslúcido y se restaurarán la puerta principal y la de la sacristía, aplicándoles un tratamiento de protección ambiental y antixilófagos. En la portada, tras la limpieza de los elementos vegetales y de las manchas de moho, se picarán las juntas de los sillares y los arcos, para realizar después un rejuntado de mortero.

Igualmente, se reparará la puerta del pórtico. Mención aparte merece la intervención en los entornos, donde se han derribado una cochera y un muro de nueva ejecución, que se encontraban a los pies de la torre, en el muro oeste e impedían la correcta visualización de la estructura del templo. Una vez eliminados se procederá al acondicionamiento del terreno, mediante el desbroce, la siembra de césped y el traslado del mobiliario urbano.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres