miércoles, 19 de febrero de 2020 09:37 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Pamplona

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

ANET y Tradisna rechazan desviar el tráfico pesado de la N-121-A y piden al Gobierno que se convierta en autovía

Solicitan a los partidos un "pacto navarro" para "hacer frente al estado de las carreteras y la falta de desarrollo de nuevas vías"

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

14/2/2020 - 12:06


Solicitan a los partidos un "pacto navarro" para "hacer frente al estado de las carreteras y la falta de desarrollo de nuevas vías"

PAMPLONA, 14 (EUROPA PRESS)

La Asociación Navarra de Empresarios de Transporte por Carretera y Logística (ANET) y la Asociación de Transportistas de Navarra (Tradisna) han rechazado la propuesta realizada por varios ayuntamientos para desviar por la A-15 el tráfico pesado de la N-121-A y han defendido que esta carretera se convierta en una autovía al entender que es la solución "definitiva".

Así lo han señalado el secretario general de la ANET, Ignacio Orradre, y el coordinador de Tradisna, Antonio Monzó, en una rueda de prensa que han ofrecido este viernes junto al presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), José Antonio Sarría, para valorar la problemática de la N-121-A.

En su opinión, el "principal" problema de esta vía no es el transporte de mercancías, sino "aspectos como la velocidad inadecuada y el consumo de alcohol y drogas que influyen en la pérdida de reflejos". Y han lamentado que "la ansiedad por adelantar indebidamente al vehículo pesado para llegar unos minutos antes al destino pone en riesgo a todos los que circulan".

En este mismo sentido, el presidente de la patronal navarra, José Antonio Sarría, ha considerado "muy arriesgado" pensar que la siniestralidad en la N-121-A se debe sólo a los camiones y ha remarcado que "el conductor de un camión es un profesional que está trabajando y que, por tanto, en general son gente que va en condiciones y sabiendo lo que está haciendo".

Para ANET y Tradisna, la solución para la N-121-A no pasa por desviar el tráfico pesado por la A-15, una medida que han rechazado rotundamente, ya que, según han indicado, incrementaría los costes directos al sector en 71.316 euros al día, lo que supondría "un exceso de coste anual para el sector del transporte de más de 26 millones de euros".

Asimismo, han criticado el incremento del tiempo de conducción de los transportistas, que ascendería a unos 20-25 minutos debido a los 23,6 kilómetros más que representa este desvío; a lo que se suma, según han dicho, el "coste medioambiental" de la medida.

En este sentido, han asegurado que "el incremento de kilómetros y las pendientes pronunciadas de la A-15 supondrán también un mayor incremento de consumo, con el consiguiente impacto ambiental, sin duda superior al generado en la N-121-A". Y han destacado, además, que teniendo en cuenta todos los vehículos pesados en tránsito de cada día, "se estaría dando una vuelta al mundo innecesaria, unos 40.000 kilómetros".

Igualmente, ANET y Tradisna han advertido de que "la A-15 es una ruta que puede calificarse también como peligrosa por la orografía del terreno" y han asegurado que, para los profesionales del sector, es "más seguro circular por la N-121-A".

APUESTA POR LA AUTOVÍA

Para los representantes del sector del transporte, las medidas iniciales propuestas por el Gobierno foral como limitar a un solo sentido los adelantamientos en los tramos de tres carriles o solicitar la colocación de radares fijos son positivas, pero no comparten que la solución para la vía sea convertirla en una carretera 2+1. "Nuestros socios consideran que esta medida podría ser una solución para vías con un flujo de vehículos menor al de la N-121-A", han remarcado.

A su juicio, la solución "definitiva" pasa por convertir esta carretera en una autovía y han considerado que "adicionalmente, y dado que se trata de una inversión estratégica, sería positivo para la economía navarra contar con la salida directa a Francia desde la zona de Bera a Urrugne".

Por todo esto, ANET y Tradisna han emplazado al Gobierno foral a "valorar la posibilidad de comenzar los estudios técnicos y de trazado de un futura autovía" al entender que "esta opción es la definitiva para no seguir acometiendo inversiones innecesarias dilatando en el tiempo el disfrute de esta infraestructura por la sociedad". "¿No será mejor disfrutar de la infraestructura definitiva cuanto antes en lugar de gastar de forma innecesaria dos o más veces", se han preguntado.

PIDEN UN PACTO POLÍTICO

Además, los representantes del sector del transporte han remarcado "la importancia de la conservación de todas las vías navarras, no sólo de la N-121-A, dado que se encuentran en un estado deficiente". Y, en este sentido, por "el alcance del problema, la afección social por el estado de las carreteras y la falta de desarrollo de nuevas vías" han solicitado a los partidos políticos la adopción de "un pacto navarro para hacer frente a este reto".

"Este problema debe ser acometido con los Presupuestos de Navarra con un acuerdo de los partidos políticos par tener compromisos superiores a una legislatura. Una planificación estratégica y definitiva es la única solución", han planteado.

Para la N-121-A, ANET y Tradisna han propuesto también que "se estudie la posibilidad de solicitar apoyos económicos estatales dado el carácter transeuropeo de esta carretera".
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres