domingo, 19 de septiembre de 2021 12:17 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Pamplona

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

El Archivo de Navarra dedica su microexposición de septiembre a la Batalla de Beotíbar

El Archivo de Navarra dedica su microexposición de septiembre a la Batalla de Beotíbar (1321), de la que se cumple el 700 aniversario y que tuvo lugar en tierras guipuzcoanas, en la frontera de los reinos de Navarra y de Castilla.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

15/9/2021 - 15:21


PAMPLONA, 15 (EUROPA PRESS)

El Archivo de Navarra dedica su microexposición de septiembre a la Batalla de Beotíbar (1321), de la que se cumple el 700 aniversario y que tuvo lugar en tierras guipuzcoanas, en la frontera de los reinos de Navarra y de Castilla.

La muestra ofrece al público la posibilidad de contemplar algunos de los documentos que se conservan relacionados con este acontecimiento. Entre otros, se pueden ver las cuentas originales del merino de Pamplona de 1321, principal fuente para el conocimiento del suceso, ha destacado el Gobierno foral en una nota.

Bajo el título '700 aniversario de la Batalla de Beotíbar (1321)', la muestra, de pequeño formato, de acceso libre y gratuito, permanecerá abierta en la galería baja del Archivo de Navarra todos los días del mes de septiembre de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas.

Según explican responsables del Archivo de Navarra, 'La frontera de los malhechores' es la denominación con la que en tiempos medievales fue conocido el tramo noroccidental del límite fronterizo entre los reinos de Castilla y Navarra. Este nombre se debe a las acciones de pillaje y asaltos que los "malhechores" guipuzcoanos y alaveses llevaban a cabo contra las comarcas navarras de esta área y que, en ocasiones, motivaban operaciones de represión y castigo por parte de los oficiales al servicio de la corona navarra.

Una de estas operaciones tuvo lugar en 1321, la llamada Batalla de Beotíbar, "que llegaría a adquirir después una gran notoriedad". La situación de inseguridad en la zona noroeste del Reino de Navarra era, por un lado, común a todas aquellas otras áreas fronterizas y de relieve montañoso, ya que dichas condiciones geográficas favorecían el bandolerismo. Pero, por otro, "respondía específicamente a la situación de poder que los malhechores guipuzcoanos y alaveses vinculados a los linajes nobiliarios oñacinos habían alcanzado al inicio de la Baja Edad Media y que tenían como una de sus víctimas principales a los ganaderos navarros de las merindades de Pamplona y Estella", señalan desde el Archivo de Navarra.

"Así, cuando en 1312 el gobernador francés de Navarra, Enguerrand de Villiers, accedió a otorgar fuero a los pobladores de Echarri-Aranaz", tal y como se puede comprobar en el documento que da inicio a la micromuestra, "expresó que habían sido los habitantes de la Tierra de Aranaz (comarca de la Barranca) los que habían solicitado que se llevase a cabo la construcción en el lugar de Echarri de una bastida, es decir, de una población fortificada (que finalmente se llevaría a cabo dando lugar a la villa de Echarri-Aranaz), precisando que la aludida Tierra de Aranaz estaba en la frontera de los malhechores".

Sería precisamente en 1321, pocos años después de autorizada la población de Echarri-Aranaz, cuando tendría lugar la facienda (vocablo que significa hecho de armas o combate) de Beotíbar.

"Los hechos se iniciaron como respuesta a la toma del castillo navarro de Gorriti por parte de los guipuzcoanos, lo que llevó al gobernador del reino a impulsar una campaña junto con el alférez real y los merinos de Pamplona y Estella, que reunieron un contingente de al menos medio millar de hombres para recuperarlo", explican responsables del Archivo.

De acuerdo al detalle de los gastos de la operación que recoge el correspondiente registro de cuentas conservado en el fondo documental de la Cámara de Comptos y que se exhiben al público en esta oportunidad, "las fuerzas navarras pusieron sitio al castillo y consiguieron reconquistarlo".

A continuación, emprendieron una expedición de castigo internándose en Guipúzcoa hasta el día 19 de septiembre, día en el que, como el propio documento contable expresa, ocurrió "la facienda" o el conflicto de "Ypuzcoa", en el que, según la historiografía, "las fuerzas navarras fueron emboscadas por las guipuzcoanas en el desfiladero de Beotíbar, en las proximidades de Tolosa.

"La importancia que adquirió la campaña puede deducirse de la categoría de las autoridades implicadas y de los recursos movilizados", se señala desde el Archivo de Navarra.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres