lunes, 22 de octubre de 2018 10:58 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Pontevedra

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Dos testigos sitúan en el lugar del suceso al acusado de provocar tres incendios en agosto de 2016 en Covelo

Los agentes que investigaron lo ocurrido insisten en que el fuego fue intencionado y el acusado manifiesta su inocencia

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

19/12/2017 - 15:57


Los agentes que investigaron lo ocurrido insisten en que el fuego fue intencionado y el acusado manifiesta su inocencia

PONTEVEDRA, 19 (EUROPA PRESS)

Dos testigos protegidos han situado en el lugar del los hechos al acusado de provocar tres incendios forestales nocturnos en el municipio pontevedrés de Covelo en agosto de 2016.

Este martes en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra se ha celebrado un juicio contra José Luis C.O., vecino del municipio de Covelo acusado de haber provocado tres incendios nocturnos en agosto de 2016 que se aproximaron a las casas de una aldea y quemaron un parque infantil.

La Fiscalía solicita que el acusado sea condenado a cuatro años de prisión como autor de un delito de incendio forestal y que se le impongan 20 meses de multa a 10 euros diarios y el pago a la Xunta de Galicia de los gastos que generó la extinción del fuego --7.561,38 euros--. Mientras, la defensa pide su libre absolución.

Durante el juicio, el acusado proclamó su inocencia, pero la fiscal de la causa, Carmen Novo, sostiene que hay pruebas para acusarle y considerarle autor de los fuegos.

El acusado ha negado su implicación en los incendios y ha explicado que ese día estaba en casa y vio fuego en una zona en la que tenía una finca heredada de su madre, de modo que se acercó. Al llegar, ha sostenido, no había nadie y él no pudo avisar a los servicios de extinción porque no tenía teléfono. Tampoco apagó el fuego porqu, ha alegado, tiene una problema de salud en la espalda, de modo que se fue a casa. Cuando llegó, vio que ya había medios de extinción que se dirigían al lugar, de modo que ya no alertó tampoco a nadie.

Han sido considerados como "clave" en este caso dos testigos protegidos que aseguran que vieron al acusado subir por un camino que era el principal acceso a la zona del fuego desde el pueblo. Ya esa misma noche le señalaron ante los agentes de la Policía Autonómica que acudieron al lugar y este martes reiteraron sus sospechas ante el tribunal de la Sección Cuarta.

MIEDO A REPRESALIAS

Uno de estos testigos ha explicado que quieren salvaguardar su identidad por "miedo a posibles represalias", pues "no sé cómo se va a tomar esa persona que lo haya acusado".

Los agentes de la Policía Autonómica y los forestales que investigaron lo ocurrido insistieron en que el fuego fue intencionado. Uno de los focos del incendio quemó 0,11 hectáreas de terreno agrícola y otro 2,04 hectáreas de terreno agrícola y forestal, mientras el tercero foco no llegó a propagarse, y calcinó unos 100 metros cuadrados de matorral.

El incendio se produjo en zona muy cercana a la aldea y llegó a unos 50 metros de distancia de una vivienda y afectó también a un parque infantil. Ha quemado la vegetación de parte del suelo del mismo y, además, uno de ellos se reprodujo al día siguiente.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres