jueves, 4 de marzo de 2021 07:42 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Sólo 40 puestos activos y ninguna entrada accesible

El Mercado de Prosperidad necesita 150.000 euros para mejorar uno de sus accesos. El reparto a domicilio es otra de sus prioridades.

Archivado en: mercado municipal de prosperidad, chamartín

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Mercado de Prosperidad·Foto: Rafa Herrero

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/P.Costa
01/3/2013 - 08:08

Son las once de la mañana en el Mercado Municipal de Prosperidad, y por el puesto de variantes y salazones de Beni sólo se ha pasado una clienta. Alguna más, no muchas, aguardan en la frutería de Paco y Yoli, que aparte de vender su producto asisten constantemente a quienes necesitan ayuda para subir o bajar escaleras, con o sin carro de la compra. Por ejemplo Fermina, de 89 años, usuaria del mercado desde su apertura, en 1954. "Entonces venían hasta de los pueblos de al lado, era una referencia", recuerda. Y entonces, también, unos 300 puestos ocupaban la instalación municipal, aunque muchos de ellos no superaban los tres metros cuadrados.

En estos momentos, el mercado cuenta únicamente con 40 negocios activos, situándose al 52% de su ocupación. "En los últimos cinco años han cerrado una docena de comercios", apunta su gerente, Rafael Cortés. Buscando soluciones, y dejando a un lado el Plan Especial que el Ayuntamiento había previsto ejecutar entre 2011 y 2015, y que contemplaba incluso la construcción de un nuevo inmueble, Cortés prefiere aferrarse ahora a la posibilidad de realizar reformas menores que permitan revitalizar el mercado. "Necesitamos 150.000 euros únicamente para mejorar uno de los cuatro accesos. También habría que trabajar en comercializar el espacio disponible, en desarrollar actividades de promoción de todo tipo y en incorporar el reparto a domicilio", especifica.

En cuanto a los accesos, los comerciantes sugieren la instalación de un ascensor de gran tamaño o escaleras mecánicas que faciliten la movilidad de las personas mayores, sus principales clientes. También sugieren dar facilidades a quienes deseen abrir un local y que se alquile la planta superior "a empresas de ocio, cine o a cafeterías, no a un supermercado, porque se comería todo esto", subraya Beni.

Pero sobre todo, unos y otros, incluido Cortés, reivindican una mayor claridad por parte de la administración a la hora de tratar el futuro del mercado. Porque la incertidumbre no hace otra cosa que agravar la situación. "Como no saben qué va a pasar, si se va a tirar o no el edificio, aunque nunca nos lo han dicho, ninguno se atreve a afrontar una remodelación, no invierten. Entonces el mercado se envejece. En los últimos años, tres negocios se mudaron de la planta alta a la baja, pero hasta ese momento nadie había afrontado algo así", concluye, convencido de que la clave reside en estar en sintonía con aquello que quiere el barrio.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres