miércoles, 13 de noviembre de 2019 01:45 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
La conexión

Mitin más que debate

El último debate sobre el estado de la nación ha sido un gran mitin electoral más que una reflexión sobre los auténticos problemas que sufre la sociedad española. El presidente Rajoy ha estado demasiado triunfalista, dando por superada una crisis económica y social que aún padecen millones de familias, autónomos, empresarios y profesionales. Las medidas -más bien promesas- anunciadas están bien, pero son más propias de un programa electoral que de un Gobierno al que le quedan pocos meses para convocar elecciones.

Francisco J. Martínez Carrión
27/2/2015 - 20:23

A Rajoy se le ha olvidado hacer una mínima autocrítica y abordar importantes asignaturas pendientes, como la reforma de la administración pública (la insoportable duplicidad entre diputaciones y delegaciones provinciales de las autonomías); la reforma del territorio, con la inevitable fusión de municipios; la reforma de la Ley Electoral, con el debate sobre la necesidad de listas abiertas y la obligatoriedad de convocar primarias en todos los partidos políticos; la agilización de la Justicia, por poner sólo algunos ejemplos, con el fin de que la instrucción de casos de corrupción, que tanto alarman a la sociedad, no se alarguen durante años y años y, al final, las sentencias no cumplan su principal objetivo: ser ejemplarizantes.
Rajoy se ha agarrado como un clavo ardiendo a lo único que tiene, es decir a la mejora de los datos macroeconómicos, mejoría que aún no se nota en la calle y que, en justicia, se ha debido más a las políticas monetarias del Banco Central Europeo que a las propuestas del Gobierno Rajoy, que, dado su tradicional tancredismo, se ha limitado a sumarse a esas decisiones europeas con medidas complementarias, pero aparcando todas esas reformas que tan necesarias son para regenerar no la piel sino el corazón y el alma de la sociedad española.
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, por su parte se ha limitado a hacer más o menos lo mismo: pronunciar un mitin electoral, en algunos tramos muy subido de tono y hasta provocativo, destinado, en primer lugar, a su propio partido en busca de reafirmar su cuestionado liderato; y, en segundo lugar, a su potencial electorado, con el fin de elevar la autoestima de unos votantes desilusionados y llenos de dudas entre ser fieles a las siglas históricas socialistas o apoyar a esos chicos revolucionarios de Podemos, cuyo lenguaje es, al menos, algo nuevo en los últimos años. Ya se verá si Sánchez ha logrado sus objetivos.
El aplazamiento sine die de estas necesarias reformas, unido al aumento de la precariedad laboral como único signo de la superación de la crisis económica, son las causas del estado de cabreo creciente y de la decepción de un alto porcentaje de votantes en los partidos políticos tradicionales. PP y PSOE han demostrado en este Debate que siguen siendo más de lo mismo, incapaces de dar respuestas a una sociedad tremendamente decepcionada con los resultados últimos del régimen del bipartidismo. La fórmula aplicada en estos días del "Y tú más" entre PP y PSOE ya no sirve ni para fabricar chascarrillos ingeniosos al terminar el Debate.
Un último dato al margen: Vaya un recuerdo muy especial para el pionero de la divulgación periodística de la Veterinaria y, sobre todo, de las políticas sobre higiene de los alimentos, en León y Asturias, Manuel Rodríguez, fallecido hace unos días. Siempre amable, educado, dispuesto, de fácil manejo del lenguaje, sin estridencias y con una enorme base científica, Manuel Rodríguez ha sido un ejemplo del periodismo científico bien hecho.

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres