martes, 15 de octubre de 2019 00:09 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
HELENA TABERNA HA DIRIGIDO 'LA BUENA NUEVA'

"He jugado a mostrar el horror de la muerte y la maravilla de la vida"

'La buena nueva' es la tercera película de la directora navarra Helena Taberna, después de 'Yoyes' y 'Extranjeras'. En esta ocasión, ha decidido utilizar una historia familiar para demostrar que hubo dos iglesias durante la Guerra Civil. Conversamos con ella sobre lo humano y lo divino.

Archivado en: Helena Taberna, La buena nueva, guerra civil, iglesia, Unax Ugalde

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar
Helena Taberna, rodeada por Unax Ugalde y Barbara Goenaga

Helena Taberna, rodeada por Unax Ugalde y Barbara Goenaga.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Marcos Blanco Hermida
25/11/2008 - 08:33

Por teléfono, Helena es un ciclón entusiasmado. De vez en cuando, detiene su discurso para recordar el posible titular que acaba de surgir en el ambiente. Sin querer, claro. Esta cineasta pamplonesa afronta su tercer largometraje con la necesidad de rendir homenaje a Mariano. Porque él simboliza las ideas que Taberna ha manifestado a través de las cámaras. Con un acento bien propio de su tierra, nos acerca al universo de 'La buena nueva'...

¿Qué sintió la primera vez que vio la película?

Lloré... ¡y no suelo hacerlo! Casi nunca me pasa esto en el cine. Supongo que tendrá mucho que ver la satisfacción de ver el proyecto hecho realidad.

En una de las secuencias del filme, el monaguillo del párroco (Unax Ugalde) le pregunta a éste "¿Para qué sirve la religión?" y la contestación es "para vivir con esperanza".  ¿Esta es una de las moralejas de 'La buena nueva'?

A mí me gusta mucho dejar ese poso en el espectador, porque conecta con mi manera de ser, de ver el cine. Creo que la vida ya es suficientemente dura por sí misma y hay buscar constantemente motivos para la esperanza.

'La buena nueva' cuenta la historia de un familiar suyo, Mariano Ayerra, que es el párroco en cuestión. ¿Entiende que el hecho de plasmar hechos reales llame más la atención del público?

Creo que eso siempre sucede, porque si sabes que estás antes una historia real o basada en hechos reales existe un poso llamativo, el reflejo de algo que ha sucedido. Eso sí, a la hora de crear el guión hemos intentado buscar la metáfora de la vida en los pueblos, de las relaciones personales y amorosas con la raíz del momento histórico. Quería dejar bien claro que hubo dos iglesias en la guerra civil española.

¿Podría contarnos más detalles sobre este familiar suyo que llegó a hacer cargo de la parroquia de Alsasua el 16 de julio de 1936 sin saber que iba a ser partícipe de una lucha ideológica?

Bueno, es el hermano mayor de mi madre. Leí un libro suyo de memorias en Argentina cuando tenía 17 o 18 años y me marcó el personaje, su ética, porque, como he comentado, se refleja en el cine que hago. Es un homenaje a su forma de ser.

La 'peli' deja entrever el apoyo de la Iglesia Católica al levantamiento contra la República, bautizado como 'Santa Cruzada'. ¿De qué parte estaba Dios durante la guerra?

El Dios en el que creían algunos se quedaría espantado. Fíjate, ahora mismo, estoy recordando una fotografía que vi en la plaza de toros de Pamplona, con seminaristas portando fusiles... Creo que si se confirmase que Dios existe, no le gustaría nada que se usase su nombre para justificar ninguna guerra. Antes hablamos de la esperanza. Si habla de ella lo hace apoyando la vida, no la muerte. No hay amargura en el relato porque está todo hecho con trazo fino. Simplemente, ofrece las dos caras de la Iglesia y eso no se había mostrado todavía en el cine.

Personajes como el de Miguel nos recuerdan a esa parte de la Iglesia que todavía empatiza con aquellos que nos somos creyentes ni practicantes, debido a ese desapego por la ostentación, por el materialismo con demostraciones constantes. Digamos, esa fe que existía en el pasado dentro de las pequeñas poblaciones. ¿Todavía confía en este modelo religioso?

Sí, cuando hablamos de esa parte de la iglesia que ver con la teología de la liberación, muy cercana al pueblo y a los humildes. Esa es la fe verdadera, con implicación en la vida diaria de quienes te rodean. Eso sí, Miguel también es un transmisor de dudas cotidianas: la elección del trabajo, a qué renunciar y a qué no, la lucha contra el poder... También, espero que la juventud de Miguel, el personaje que hace espléndidamente Unax, consiga una gran identificación con el público que quiero en las salas: los jóvenes.

Unax destila un magnetismo tremendo. ¿Cómo decidió que iba a ser él quien hiciese de Miguel? 

Porque era el que mejor daba la liturgia en latín (risas). Fue una intuición en el último momento. Estábamos ante un personaje rico y especial. Hacía falta alguien así. Pensé en Gorka Aguinagalde, que hace de carlista en la 'peli'. Es un actor muy conocido en el País Vasco, aunque no tanto en el resto de España. Él es muy amigo de Unax y él, al enterarse del casting, vino también. Recuperé 'Alatriste' y me pareció que Unax estaba estupendo... y también necesitaba un protagonista de veintitaños, porque le daba un plus a la hora de que los más jóvenes se sientan identificados con el protagonista.

Unax es fantástico. Recuerdo que para darle más credibilidad al personaje quedaba con el párroco jubilado de Leiza y grababa todo con su ipod. Como históricamente queríamos ser adecuados, hemos intentado que todo estuviese impecable, los colores de las túnicas, el latín, las ceremonias... ¡Ah! Una cosa. Para que todos puedan ver el cambio sociológico que ha vivido nuestra sociedad en los últimos años, cuando tocaba que los figurantes rezasen el nombre del padre para los desfiles, muchos no tenían ni idea...

¿'La buena nueva' servirá para que muchos puedan conocer parte de nuestra historia?

Entiendo que sí. Es una puerta abierta al aprendizaje desde el gozo y tocando ciertos mitos. Lo hemos hecho todo al servicio de la historia, para demostrar que la misa no era en sepia en el 36...He jugado a mostrar el horror de la muerte y la maravilla de la vida... a la vez.

Por si todavía no has la película, aquí tienes el trailer...

 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres