miércoles, 19 de septiembre de 2018 04:33 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
ENTREVISTA

Ginés Marín: "Está habiendo un importante relevo generacional los últimos años en el toreo"

El diestro jerezano estará en las extraordinarias de Beneficiencia y la Cultura tras su rotundo triunfo en el último San Isidro. Cuenta a GENTE cómo afronta el 2018.

Archivado en: Ginés Marín, San Isidro, Las Ventas

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

"Madrid me ha cambiado la vida. Me quita el sueño volver"

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Alberto Escribano / @albertoescri
09/3/2018 - 10:54

Hace apenas cuatro años era un desconocido para el gran público y hoy, cuando se despereza una nueva temporada y ya son oficiales los carteles de San Isidro, que fueron presentados el miércoles por Plaza 1 en una gran gala, Ginés Marín es una de las grandes esperanzas de la afición tras su salida por la Puerta Grande de Madrid el año pasado. Una hazaña recompensada con paseíllos en la Cultura, mano a mano con El Juli, y en la Beneficiencia, en un cartel íntegramente extremeño.

En los meses de invierno ha recogido innumerables premios y es inevitable preguntarle sobre cómo está viviendo la resaca del 2017: "Feliz por lo realizado aunque intranquilo y con ganas de seguir demostrando todo lo que llevo dentro", reconoce.

El jerezano afronta este 2018 "con la mayor de las responsabilidades", al tiempo que admite que sabe que "ahora el público me espera".

A punto de cumplir 21 años, el diestro forma parte de una nueva generación de toreros que ha traido a la tauromaquia parte del aire fresco que se necesitaba. "Creo que está habiendo un importante relevo generacional los últimos años en el toreo", dice.

De tú a tú con las figuras
Si algo ha conseguido nuestro protagonista, nombre propio de la temporada pasada, es medirse de tú a tú con las figuras. Sobre esto, Marín reconoce que "ha costado" que se abrieran "un poco" los carteles, pero que en "pocos años se hará patente lo que ahora mismo se atisba en ese relevo", explica.

Con la máxima ilusión. Así afronta su doblete en la feria de San Isidro que el pasado miércoles, en un acto presidido por el Rey Juan Carlos, presentó Simón Casas en Las Ventas. "Es la plaza que me ha cambiado la vida y me lo ha dado todo. Me quita el sueño volver a Madrid con un público tan especial", reconoce con la serenidad impropia de cualquier joven de su edad pero la que exige una profesión como la suya.

Uno entre 700
Durante la conversación hay tiempo también para hablar de cómo era la vida en el instituto de aquel niño de 15 años que ya tenía muy claro que quería ser torero. "Un chaval en clase, de todo un instituto con 700 alumnos donde solo tú quieres ser torero, indudablemente te sientes raro y extraño", reconoce echando la vista atrás. Pero nada de esto pudo con una vocación que se fue imponiendo, quizá porque no le era ajena, pues su padre hoy en día forma parte de su cuadrilla. "Era una pasión que llevaba dentro y la disfrutaba enormemente", cuenta.

A pesar de que lleva únicamente dos años de alternativa, tiene claro hasta el momento de su retirada y sorprende por su sinceridad: "Mi vida es torear, pero me gustaría no estar más años de los que me corresponden. Uno debe saber quitarse sin que nadie te eche", afirma.

Tampoco duda sobre el número de corridas que quiere este año: "En torno a 45 estaría bien, prefiero quedarme con ganas", cuenta.

¿Qué hubieras sido de no ser torero? "No lo sé, pero no hubiera sido realmente feliz como ahora", finaliza.

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres