lunes, 15 de agosto de 2022 21:01 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

León y sus circunstancias

En estas fechas se empieza ver gente foránea por León que, de alguna forma, notaremos, sobre todo en la hostelería y la alimentación. La verdad es que da gusto ver en nuestra ciudad gentes de casi todas las procedencias. Quién nos iba a decir que aquí, aparte de albergar aquellos cursos de francesas en los veranos, íbamos a ser destino de otras muchas nacionalidades haciéndonos sentir más cosmopolitas (nosotros también salimos).

Archivado en: Maximino Cañón, obras Ordoño II, León

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
08/6/2018 - 01:10

Apelando a los recuerdos, casi de la infancia, traigo a colación lo que era ver por la calle al único estudiante de ‘color' que moraba en León y que estudiaba, creo, en la Facultad de Veterinaria leonesa. Por cierto, de gran prestigio internacional. Cómo sería el nivel de conocimiento racial que teníamos que cuando el mencionado estudiante guineano salía por la ciudad nosotros, cual si de un actor de moda se tratara, nos lanzábamos a su encuentro para ver en persona al citado estudiante de ‘color' (creo que se llamaba Willy).
La verdad era que, debido a lo extraño que resultaba ver por aquí alguien de color, fuera de las películas, se armaba un gran revuelo allí por donde se le veía sin que el buen hombre lograra pasar desapercibido. El Camino de Santiago tampoco tenía el protagonismo del que goza en nuestros tiempos. Éramos una provincia con más habitantes, aunque la ciudad tuviera la mitad de los actuales. La minería, la agricultura y la ganadería daban vida a León ciudad y a su provincia. Menos mal que con el tiempo se asentó la Universidad que, en una gran mayoría, evitó que muchos hijos dejaran León para estudiar fuera, aunque hoy lo hacen cuando han acabado los estudios debido a la falta de oportunidades que les podemos ofrecer aquí. Lo cierto es que con la pérdida masiva de población en las zonas rurales, la desaparición de la minería, la cual inyectaba una considerable riqueza a nuestra provincia, y la carencia de un tejido industrial importante, nos hemos quedado con el sector hostelero como buque insignia más pujante. Y no debemos de olvidar que con el ‘boom' que hemos tenido, y tenemos, con el turismo no es suficiente para mantener nuestro territorio, siempre dependiendo de la bonanza exterior porque, como dice un refrán basado en el empirismo práctico, "el que viste de prestado, en la calle le desnudan" y aquí, con el clima que tenemos, no podríamos aguantar los inviernos.
Y mucho ánimo a los responsables de las obras de la pavimentación de la Avenida de Ordoño II, que ya queda menos.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres