martes, 7 de julio de 2020 09:39 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Las empresas se unen frente a la crisis

El movimiento Damos la Cara es un movimiento ciudadano que quiere poner en valor el compromiso de trabajadores y empresarios, con sus proveedores, clientes y toda la sociedad

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

GENTE
29/6/2020 - 15:10

Más de 1.400 empresas españolas se han unido a través del movimiento Damos la Cara. Se trata  un movimiento ciudadano que quiere poner en valor el compromiso de trabajadores y empresarios, con sus proveedores, clientes y toda la sociedad. Y qué mejor manera de  dar a conocer al gran público la vital labor que desarrollan las empresas familiares españolas que plasmar los testimonios de muchas de ellas a través de esta iniciativa.

El movimiento nace al inicio de la crisis provocada por la Covid-19. Varias Asociaciones Territoriales de Empresa Familiar propusieron visibilizar la actividad de sus socios para mostrar su apoyo ante los problemas sanitarios y económicos locales. Desde entonces, el movimiento Damos La Cara no ha dejado de crecer.

Es por todos conocido de la importancia de las PYMES en el tejido social y productivo español pero hay un dato que tiene que servirnos para comprender la verdadera dimensión de este movimiento. El 89% de las empresas españolas son familiares. El 89%. Y este porcentaje tan alto genera casi el 70% del empleo y aporta, atención, el 57,1% del PIB...

Unos datos que nos dejan claro la magnitud de la importancia de las empresas familiares en todos los ámbitos de la economía. Las empresas familiares están presentes en todos los sectores productivos: transporte, logística, medios de comunicación, alimentación, educación, I+D, automoción, agricultura, servicios, etc.. Y muchas de ellas han liderado la respuesta frente a esta crisis económica y social que está golpeando tan duramente la economía española y mundial.

Dentro del movimiento Damos la Cara, que se autodefine como "un movimiento ciudadano, social y no-partidista", podemos encontrar muchos ejemplos de empresas familiares que se han sabido reinventar frente a la crisis aportando soluciones frente a la caída de ventas o cambiando el modelo de negocio para poder adaptarse a la nueva situación generada por la pandemia, como por ejemplo el Colegio Internacional Lope de Vega que frente a la imposibilidad de seguir con el modelo educativo tradicional recurrió a fomentar a través de los nuevos canales de comunicación entre alumno - profesores - familia un modelo de relación sólo diferenciado del anterior en la falta de contacto personal. Se generaron nuevos contextos proactivos en los que todos los participantes encontraron su posición con naturalidad y, a través de mucho trabajo, se sentaron las bases para recuperar las sensaciones positivas  y una comunicación muy fluida entre maestros, alumnos y familia.

 

Ejemplos como este abundan entre los testimonios evocados en la web y en las redes sociales, Twitter, Instagram o Facebook, donde bajo el hastag #DamosLaCara aparecen las experiencias de las empresas que se han ido sumando al movimiento. Empresas, todas ellas, familiares que han sabido aplicar una de sus características, la visión a largo plazo, para poder paliar la crisis. Por regla general este tipo de empresas prestan mucho cuidado a la optimización de los recursos disponibles. Son un modelo de negocio atípico ya que además de la rentabilidad buscan perdurar en el tiempo, de media son gestionadas por hasta tres generaciones distintas.

 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres