sábado, 31 de octubre de 2020 14:35 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
cañón contra cañón

Del vinilo al youtube

Maximino Cañón y Luis Cañón escriben esta semana sobre la evolución de las 'palataformas' musicales desde el lejano y nunca desaparecido disco de 'vinilo' a los más modernos como el youtube o el spotfy.

Archivado en: Maximino Cañon & Luis Cañón, Cañón contra Cañón, discos, vinilos, CD, youtube,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón & Luis Cañón
25/9/2020 - 03:30

DE AQUELLOS DISCOS A LOS DE AHORA

MAXIMINO CAÑÓN

Escucho en la radio una noticia que me llamó la atención al oír decir a uno de los comentaristas musicales que en Estados Unidos se habían vendido el año pasado más discos de vinilo que de los llamados "compactos" (CD). O sea, que el material de mi época había superado al de Luis. Digo esto porque Luis, de vez en cuando, se viene arriba olvidando que donde hubo siempre se retuvo. Automáticamente me vino a la memoria una Nochebuena, en la que nos juntamos varios vecinos para su celebración y el casero, y gran amigo, Avelino Arce, puso a disposición de los presentes una gramola de la época, con unos discos de piedra para honrar la noche a los postres al ritmo de Jorge Negrete, muy de moda en aquellos años.
Después llegó el vinilo más resistente de mayor calidad y sonoridad, y así hasta la aparición de los discos Compactos y demás medios telemáticos que, debido a su facilidad y gratuidad para escuchar, resultaban apabullantes. Fui testigo en uno de esos días de verano en que tenia lugar la fiesta de un pueblecito de la montaña de la expectación que generó un tocadiscos portátil en la puerta de la cantina que un joven del pueblo había traído de la capital junto con un par de discos del rey de la audiencia del momento: Manolo Escobar y que revolucionó a los habitantes del pueblo. Creo que estuvo sonando ininterrumpidamente hasta que se le acabaron las pilas. Por eso digo que me hizo mucha ilusión escuchar cómo algo nos hizo felices en nuestra juventud como fue la aparición de los discos de "vinilo", hoy todavía ha sido capaz de plantar cara a los productos tan de moda en nuestros días.

 

DE DISCOS

LUIS CAÑÓN

Querido Maxi, no soy capaz de sacarte de la lágrima y la nostalgia y de ese credo tan erróneo de que vuestros tiempos fueron mejores y más divertidos.
Jorge Negrete y Manolo Escobar, ¡casi nada! No sé si lo sabrás, pero te diré que cuando Jorge Negrete llegó a España, la estación del Norte de Madrid estaba plagada de fans que le arrancaron todos los botones del traje, y en la prensa corrió esta frase del cantante: "¿Pero bueno, es que en este país no hay hombres?"
A Manolo Escobar le conocí en una de sus visitas a la emisora de Granada. De traje y con el ABC perfectamente doblado debajo del brazo, ¡un crack! y probablemente el artista que más y mejor ha vendido.
Maximino ahora te vienes arriba con los discos y los vinilos, pero si en tu época llegáis a tener un programa como spotify o simplemente el youtube donde con un simple "clik" puedes escuchar lo que quieras y donde quieras, os da algo. No quiero ni pensar cómo hubieran sido aquellas fiestas del Forecu... ¡Riéte tú de los botellones de ahora!
Y como el que tuvo, retuvo, te invito a que el domingo cuando salgas a pasear con la señora por la tarde por la Condesa, saques el transistor Sony, el de la cocina, le pongas pilas nuevas y a todo volumen sintonices en la emisora verde los partidos de fútbol.
Por cierto, hace años en la radio había un concurso que se llamaba "el disco al revés" ¿Te acuerdas? Me pregunto si tú de aquella serías más de Miguel Ríos y Juan Pardo o te tiraba más una buena copla. Ya sé que la afición por la música clásica te vino después...

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres