sábado, 13 de abril de 2024 17:54 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
MOVILIDAD

La Movilidad Eléctrica en España en 2023: crecemos respecto a 2022 pero aún hay un amplio margen de mejora

Los vehículos eléctricos tanto enchufables (eléctricos puros e híbridos enchufables) como híbridos no enchufables han crecido en ventas respecto a 2022 pero aún tienen margen de crecimiento. La inversión de todos los actores partícipes en este mercado (marcas, eléctricas, instituciones y concesarionarios) se antoja fundamental para el correcto desarrollo del sector.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

A. Collado
16/2/2024 - 10:15

 

coche

Los vehículos electrificados (eléctricos e híbridos enchufables) cerraron el año 2023 con un crecimiento en sus ventas del 48,47% tras sumar un total de 125.681 matriculaciones, de las cuales 113.776 unidades fueron turismos, según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

Estos datos configuran una tendencia que todavía no ha alcanzado su punto máximo. Es cierto que la movilidad eléctrica se ha consolidado como una de las soluciones más prometedoras para abordar los desafíos ambientales y energéticos del siglo XXI en España. Con la creciente preocupación por el cambio climático y la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, los vehículos electrificados (VE + HVE + PHEV) están ganando terreno en el mercado automotriz español, pero todavía queda mucho camino por recorrer.

Marcas como Smart con una amplia gama de modelos 100% eléctricos contribuyen al crecimiento del sector, ofreciendo a todas aquellas personas interesadas en un VE, un catálogo de modelos que cubre un amplio abanico.

Las razones fundamentales por las que los consumidores se decantan por un vehículo electrificado son:

Tecnología avanzada: Los vehículos eléctricos disponibles en el mercado español incorporan tecnologías innovadoras, como la regeneración de energía en frenadas y sistemas de gestión inteligente de la batería, que optimizan su rendimiento y durabilidad, lo que resulta atractivo para los consumidores españoles que buscan lo último en tecnología automotriz.

Diversificación energética: La movilidad eléctrica en España reduce la dependencia de los combustibles fósiles para el transporte, lo que fortalece la seguridad energética y fomenta la adopción de fuentes de energía renovable, como la solar y la eólica, que abundan en el país.

Sostenibilidad ambiental: Los vehículos eléctricos producen cero emisiones directas de gases contaminantes durante su funcionamiento, lo que contribuye significativamente a la reducción de la contaminación atmosférica en las ciudades españolas y a la mitigación del cambio climático. Y, además, tanto el Gobierno central como los autonómicos ofrecen incentivos financieros, como descuentos en impuestos, subvenciones a la compra y permiten el acceso de este tipo de vehículos sin restricciones en determinadas zonas de especial protección medio ambiental (tanto circulación como aparcamiento).

Ahorro en combustible y mantenimiento: Los VE requieren menos mantenimiento y, en comparativa, tienen un menor coste de operación que los vehículos de combustión interna, lo que resulta especialmente atractivo en un contexto de preocupación por los precios de los combustibles fósiles.

 

¿En qué punto nos situamos respecto a la tendencia del mercado Europeo?

 

Las matriculaciones de turismos electrificados en España en 2023, respecto al resto de combustibles se sitúa alrededor del 43,8%. De las que tan sólo un 5,4% fueron VE puros. El 2023 refleja un incremento del 69,4% en las matriculaciones de coches eléctricos con respecto al ejercicio anterior. Un crecimiento importante pero, si lo comparamos con la media europea, vemos que las cifras todavía tienen que mejorar.

Una cifra muy inferior a la del líder del mercado europeo en movilidad eléctrica, Noruega, en la que en 2023 el 82,4% de las matriculaciones correspondieron a vehículos eléctricos puros, la suma del resto de tecnologías eléctricas supuso un porcentaje total del 96,4% . Suecia con un 67% (entre VE, PHEV y HEV) sigue la senda de su vecino.

Si buscamos mercados más similares al español, nos damos cuenta que, por ejemplo, en Portugal, la tendencia está más marcada que en España. El 46,3% de las matriculaciones correspondieron a vehículos electrificados de las cuales un 18,2% corresponden a vehículos eléctricos puros.

Las razones fundamentales para que los consumidores españoles no se decanten por un VE están basadas tanto en el importe de los vehículos, todavía alto respecto a sus homólogos diesel o gasolina y a la falta de confianza del público general en la infraestructura de carga.

En conclusión, la movilidad eléctrica representa una oportunidad para abordar los desafíos ambientales y energéticos en España, ofreciendo beneficios tanto para el medio ambiente como para los consumidores. Con la fuerte apuesta del sector por mejorar las infraestructuras y ampliar las gamas y modelos de los coches eléctricos, el éxito del coche eléctrico está garantizado.

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres