domingo, 17 de noviembre de 2019 13:12 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Nutrición

Qué hacer ahora para que la Navidad no pese tanto

GENTE ha hablado con un experto nutricionista, que nos ha dado las claves para nuevos hábitos tras las fiestas navideñas. El metabolismo se ha resentido con los excesos y la ausencia de ejercicio físico y horas de sueño.

Archivado en: dieta, nutrición, alimentación saludable

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Es buena la ingesta de frutas, a ser posible no en zumos

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Alberto Escribano
13/1/2017 - 10:41

Ha sido un mes de excesos en todo tipo de comidas, cenas y reuniones con amigos y familiares. El final de 2016 y el comienzo de 2017 no ha dado tregua para un organismo que, tras las fiestas navideñas, es inevitable que se resienta. Y es que la cuesta de enero no es sólo económica, sino que la lucha contra la báscula es también demasiado empinada.

Para que se nos haga a todos un poco más fácil, GENTE ha hablado con el doctor Rafael Gómez y Blasco, nutricionista y director del centro Villasalud, de Villanueva del Pardillo (Madrid), que nos ha dado claves de cómo afrontar este mes y los que le sigan.

Gómez y Blasco afirma que las celebraciones suelen provocar "un esfuerzo significativo a nivel metabólico", que principalmente se debe al incremento en el consumo de grasas, proteínas, dulces y alcohol. Todo esto, además, agravado con el déficit que durante estos días se produce en el "ejercicio físico y el sueño".

PASTELES VEGETALES
Según el doctor, el cochinillo, el cordero, los chuletones, los patés y el salmón, así como las mahonesas y otras salsas, "se llevan la palma en el aspecto lipídico". Ante esto, "la mejor forma de contrarrestarlo es iniciando el año con un aumento en el consumo de verduras en forma de panachés, cremas e incluso pasteles vegetales con poca cantidad de nata líquida", afirma.

En cuanto a los excesos de proteínas, la solución que propone es aumentar el consumo de platos de cuchara, "donde las lentejas, las alubias y los garbanzos pueden tener su especial protagonismo depurativo", señala.

Los dulces son uno de los productos de los que más aumenta su ingesta durante la Navidad, lo que confiere una "sobrecarga de hidratos rápidos que terminan sobrecargando el metabolismo de la insulina" con consecuencias sobre el "hígado y la circulación", alerta. Para paliar estos efectos negativos sobre nuestra salud, Gómez y Blasco recomienda el "incremento del consumo de frutas" en nuestra dieta, "a ser posible no en zumos", señala. Esto, añade, tiene un efecto "coadyudante en la recuperación".

Consejos para cada circunstancia con resultados eficaces:

Nuestro experto nutricionista, Rafael Gómez, resume en cinco grandes bloques los consejos para los excesos de las pasadas fiestas navideñas. Lejos de "pautas leoninas", prefiere propugnar una serie de recomendaciones y hábitos fáciles de realizar y con resultados eficaces que depuren la "excesiva ingesta".

1- Aumento del consumo de verdura: Para corregir el exceso de grasas ingeridas con el cochinillo, el cordero o los patés.
2- Hidratos complejos con pocas proteínas: Es el remedio para el incremento producido en la ingesta de mariscos, embutidos y conservas. Los platos de cuchara son depurativos.
3- Frutas en la dieta: A ser posible no en zumos, para paliar el exceso de turrones, mazapanes, roscones y chocolates. 
4- Infusiones, aguas carbonatadas y jugos de frutas: Para recuperar el nivel de potasio tras el aumento de cervezas, vinos, cavas y copas.

5- Caminatas: Para mejorar el rendimiento físico y el sueño perdido.

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres