sábado, 21 de octubre de 2017 05:28 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
NUTRICIÓN

Alimentos saludables de los que no hay que abusar

Con el verano llega la época de algunos productos típicos aparentemente beneficiosos que pueden no ser sanos si se consumen en exceso o abusando de ingredientes como el aceite y el pan, por lo que conviene conocer sus propiedades.

Archivado en: nutrición, dietas

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Patricia Cristóbal
19/5/2017 - 09:53

La llegada del verano y sus altas temperaturas inducen cada año a realizar una serie de cambios en la alimentación, apostando por comidas más frescas y menos pesadas que se convierten en los básicos del menú. Además, cobran especial importancia las comidas que favorecen la hidratación.
Por todo ello, conviene tener cuidado y ser consciente de que no todos los productos que relacionamos con el verano y que consumimos durante estos meses son sanos si los tomamos a deshoras o abusamos de ellos.

Así se lo explica a GENTE el doctor y nutricionista Rafael Gómez y Blasco, quien recalca que una comida sana, aunque esté basada en verduras y hortalizas, puede convertirse en nuestro enemigo y ser una bomba de calorías si nos alejamos de las recetas saludables o si hacemos un uso desmesurado de las salsas, el aceite o el pan. Por ello, los dietistas señalan que es importante conocer a fondo cada alimento y sus diferentes propiedades.

PLATOS TÍPICOS
La ensalada, el gazpacho o el salmorejo son tres de las recetas más recurrentes durante el verano. Sin embargo, conviene echarle imaginación y optar por añadir alimentos que aporten beneficios saludables, como las hortalizas. En este sentido, los nutricionistas apuntan al tomate, las endibias, los pepinos o las berenjenas como algunos de los productos que se pueden agregar sin riesgo de sufrir sobrepeso. Además, en el caso de las ensaladas se puede optar por recetas poco tradicionales que incorporen productos como las legumbres, que suelen quedar olvidadas en el verano. En este sentido, una de las opciones más destacadas es la de las ensaladas frías que combinen hortalizas de temporada con lentejas o ensaladas templadas, además de alubias blancas y hortalizas asadas.

CREMAS TEMPLADAS
Las cremas de verduras constituyen otra apuesta saludable y nutritiva contra el calor, con opciones como las cremas de guisantes o alubias que se sirven frías o templadas.

Los nutricionistas también recuerdan que el cambio de estación abre posibilidades de cambiar la manera de cocinar, y subrayan la cocción de alimentos y el uso de la parrilla y la brasa.

ENSALADA

Las ensaladas pueden, y deben, ser tomadas durante el verano a diario… siempre que se aliñen de la forma adecuada y, especialmente, con moderación. Para que cumpla su función de alimento sano, es preferible utilizar aceite de oliva para condimentarla y tener cuidado en la cantidad de frutos secos, quesos y aceitunas con las que la acompañamos.

Una ensalada correcta aporta una gran cantidad de fibra, vitaminas y oligoelementos fundamentales para la salud, pero si predominan aliños como el vinagre de módena o salsas precocinadas pueden multiplicar sus calorías y perder su efectividad.

Por ello, es fundamental que abunde la lechuga, el tomate, el maíz, la zahanoria, la rúcula, la remolacha y la cebolla, entre otros productos.

GAZPACHO

El gazpacho es la sopa fría más conocida y valorada del verano. Aporta hidratación, vitaminas y sales minerales y eso le convierte en uno de los platos estrella de estos meses. Por su escaso aporte calórico, se puede tomar como primer plato con una guarnición de verduras, aunque también es idóneo como tentempié e incluso como refresco, ya que se ha consolidado como uno de los antídotos perfectos para prevenir la temida deshidratación, apunta Gómez y Blasco.

Es por ello que en los meses de calor es uno de los alimentos de los que más se abusa, pero, de acuerdo con las recomendaciones del doctor, se debe controlar la cantidad de sal y aceite para mantener sus propiedades dietéticas y que no se convierta en un enemigo de la salud y la forma física.

SALMOREJO

El salmorejo es la versión contundente del gazpacho, puesto que, además del tomate, requiere abundante aceite de oliva y pan. Además, la receta tradicional va acompañada de jamón y huevo cocido, con lo que su contenido calórico es mucho mayor. Por eso, y a diferencia de lo que habitualmente se piensa, no se debe consumir libremente, según advierten los nutricionistas.

No obstante, se trata de una fuente importante de vitaminas A y C, fibra, ácidos grasos protectores, hidratos de carbono y proteínas de alta calidad biológica. Todo ello le convierte en un compañero indispensable para el verano, siempre que se tome con moderación y preferentemente durante el día, evitándolo como cena.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres