miércoles, 17 de julio de 2019 17:50 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
invierno y salud

Bajada de termómetros, ascenso de salud

A la espera de que el invierno se manifieste a través del descenso de temperaturas y la llegada de las lluvias, en GENTE SANA te damos una serie de recomendaciones para mantener el lema de que prevenir es mejor que curar.

Archivado en: GenteSana, salud, gripe

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Francisco Quirós
24/11/2017 - 10:57

El invierno está a la vuelta de la esquina, aunque los termómetros y la ausencia de precipitaciones se empeñen en hacer de este otoño una de las estaciones más peculiares de la última década, y con él llega la etapa más propicia para sufrir los efectos de la gripe y otras enfermedades comunes de esta época del año. Sin embargo, las anomalías de la meteorología están provocando que el calendario relacionado con la salud también se vea alterado.

Desde el ámbito médico se pone el acento en los efectos que tiene en nuestro organismo el hecho de estar viviendo lo que en la calle ya ha pasado a conocerse como 'veroño': la llegada de las bajas temperaturas se produce de forma brusca y, con ello, aumenta el riesgo de enfermar.

CAMBIOS ACTUALES
A esta situación hay que añadir un factor importante como es la disminución de las lluvias. Sònia Miravet, médica en el equipo de Atención Médica de Martorell (Barcelona), explica para GENTE SANA la influencia que tiene en nuestro sistema inmunológico esta circunstancia: "Hay efectos directos e indirectos en la salud. Uno de los asuntos donde más se nota la falta de lluvias es en la contaminación, ya que hay más concentración de partículas y eso hace que la inhalación de polvo sea más intensa que en otras épocas. Eso a nivel de enfermedades respiratorias tiene un impacto importante. Respecto a los efectos indirectos hay que hablar de la salud mental. Por ejemplo, un agricultor se ve afectado cuando las cosechas no salen como preveía por culpa del clima".

En este sentido, la influencia del cambio climático es evidente. La doctora Miravet detalla que "a nivel de enfermedades alérgicas estamos viendo que antes se concentraban en épocas más concretas, como la primavera o en el cambio del otoño al invierno, pero ahora se están registrando incidencias más repartidas a lo largo de todo el año". Otro sector de la población que se ve afectado es aquel que padece patologías crónicas: "Con estas variaciones tan bruscas de la meteorología hay poco tiempo para la adaptación y eso repercute en el organismo en la bajada de defensas, por lo que pueden agravarse más enfermedades como el asma", alerta esta médica.

RECETA LÓGICA
Ante esta situación es recomendable seguir la pauta habitual para cuestiones relacionadas con la salud: apelar a la prevención. Por eso, Sònia Miravet recuerda la necesidad de seguir unos hábitos de vida saludable, un consejo que se puede mantener a lo largo del año, independientemente de la estación que marque el calendario y del clima reinante. "Seguir una buena alimentación, hacer ejercicio con cierta frecuencia, no fumar y evitar otro tipo de tóxicos son prácticas que están al alcance de cualquier paciente", zanja.

----------

QUE EL INVIERNO NO TE PASE FACTURA:

En GENTE Sana te detallamos las recomendaciones de la doctora Sònia Miravet en relación a tres aspectos: 

1. Sistema respiratorio

Es, sin duda, uno de los ámbitos donde tiene un impacto mayor el invierno. Por eso, la doctora Miravet recomienda "tener en cuenta el calendario de vacunación contra la gripe, ya que está demostrado que reduce bastante la incidencia de esta enfermedad; evitar los cambios brusos de temperatura, manteniendo el hogar a unos 22 ó 23 grados; y seguir los controles médicos estipulados en el caso de padecer alguna enfermedad crónica".

2. Articulaciones
Para pacientes con artrosis, artritis y otras dolencias similares, la doctora Miravet cree que hay que "mantener un buen tono muscular, haciendo ejercicio físico, siempre teniendo en cuenta que el calentamiento previo ayuda a que la incorporación a la actividad sea más paulatina y, por tanto, menos agresiva".

3. Estado anímico
La llegada del frío reduce drásticamente la vida social, una situación que, a juicio de Sònia Miravet, hace que sea recomendable "forzarse un poco más en este sentido, quedar con los amigos o conocidos, aunque eso suponga adelantarlo en el horario habitual".

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres