lunes, 3 de agosto de 2020 16:39 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
cuidado dermatológico

Que el invierno no se note

La bajada de las temperaturas es un signo de que nuestra piel está en riesgo de sufrir descamación y pérdida de luz, algo que hemos de tratar si no queremos que zonas como la cara, el cuello o el escote envejezcan y pasen a ser objetivo de las temidas arrugas.

Archivado en: GenteSana, belleza

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Paz Olivares
24/11/2017 - 11:13

Durante los meses más gélidos, la piel se vuelve frágil por la falta de hidratación y se acentúan problemas como el acné o la descamación. Por esto, los expertos nos recomiendan que acudamos a algún tratamiento cutáneo.

Así, en GENTE SANA hemos probado dos técnicas de cabina en el Centro Estética & Salud Natividad Lorenzo y Sundara, que nos proponen todo un ritual especial de invierno para conseguir un cutis perfectamente cuidado.

CADA PIEL ES UN MUNDO
Uno de los métodos es el Jeunesse de Natividad Lorenzo, elaborado adaptándose a cada tipo de piel y reparando milímetro a milímetro cada área del rostro, cuello y escote. Hay cuatro pasos: un 'peeling', que es la base de todo buen tratamiento, donde se hace una exfoliación para dejar la piel lista para recibir los activos. Después se utilizará el Dermapen, un dispositivo que estimula la formación de colágeno para aportar mayor densidad a la dermis; una mascarilla calmante de células madre en todas las zonas tratadas; y, como toque final, se aplican los 'Beauty Globes', un sérum que calma y relaja la zona tratada, proporcionando una sensación de frescor y, sobre todo, bienestar.

'WINTER IS COMING'
Por otro lado, 'Winter is coming' es una práctica que utiliza productos 'bio' creando una barrera protectora contra la agresión externa de los cambios de temperatura.

Comienza con una previa exfoliación y limpieza de cutis, continuando con la oxigenación facial de ozono para revitalizar la piel, dando paso a un masaje de aceites con principios activos que penetran en lo más profundo de la epidermis.

Con la piel ya limpia y desintoxicada, se pasa a elaborar una mascarilla con los polvos de arroz Sundara como base, aloe vera y unas gotas de hidrolato y aceite facial, seleccionándolos según el tipo de piel.

El jengibre está presente en los productos de este último tratamiento, ya que tiene propiedades revitalizantes y antisépticas.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres