viernes, 21 de septiembre de 2018 14:56 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
psicología

Tres mujeres en una

Son madres, profesionales y parejas, pero les cuesta encontrarse a sí mismas. Buscar un espacio propio, poner límites y tomar decisiones no condicionadas por la sociedad son algunas soluciones. Esta situación puede causar problemas de autoestima y confianza.

Archivado en: GenteSana, igualdad de género, psicología

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

La sociedad promueve una imagen de mujer guapa y cuidadora

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Liliana Pellicer
02/3/2018 - 07:21

Madre, profesional y pareja. Tres personas que habitan un mismo cuerpo y una misma mente y que, en ocasiones, entran en conflicto. No es raro escuchar a mujeres desbordadas y que no se encuentran a sí mismas porque no son capaces de reconciliar estos tres roles. "Siempre quedamos en último lugar, especialmente en el momento en el que tenemos hijos", explica María de Miguel, psicóloga clínica.

La respuesta a este "divorcio" interior se encuentra, según Ana Sánchez, de Psicología en Femenino, en los mandatos de género. "La sociedad define cómo debe comportarse la mujer: ser guapa, madre y cuidar a los demás, entre otros, lo que produce una imagen de 'superwoman' que no es real", analiza. Estos mandatos definen, en muchos casos, las profesiones y los principales roles que desempeñan: madre, pareja y trabajadora.

ALGO FALLA
Las mujeres intentan responder a todos esos ideales sociales y, cuando no lo consiguen, se frustran. "Por ejemplo, nos han engañado con la maternidad. Nos han vendido que la necesitamos para realizarnos y muchas no lo sienten así. Dicen 'soy madre, tengo trabajo y no puedo con la vida, ¿qué está fallando?", señala Sánchez. Esta situación desemboca en problemas de autoestima y en una disminución de la confianza en sí mismas, que, en los casos más extremos, pueden acabar en una depresión, que necesita ser tratada por profesionales.

Antes de llegar a ese punto, muchas reaccionan. "Están más empoderadas, empiezan a tomar decisiones, a poner límites y a entender que no son perfectas", continúa De Miguel, que aconseja a las mujeres reconciliarse consigo mismas, autocuidarse, buscar su propio espacio y luchar por la corresponsabilidad de las parejas.

----------

CONSEJOS PARA REENCONTRARTE:

  1. Reconcíliate contigo misma y con tu vida:
    Las mujeres tienen que asumir que no son perfectas. "Nos venden el ideal de mujer ejecutiva, buena madre y con una imagen perfecta, pero eso no es real", explica la psicóloga clínica María de Miguel. Es importante que recuerden quiénes son y qué necesitan. Para ello, hay que escucharse, bajando el volumen de otras voces.
  2. Busca tu espacio personal:
    Se puede ser madre y tener vida social y personal. Parece una tontería, pero la verdad es que muchas mujeres pierden relaciones sociales fruto de su maternidad. Deben encontrar tiempo y  espacio, ya sea en solitario, para salir a correr por ejemplo; o en grupo, para dar un paseo y quedar con unas amigas.
  3. Toma tus propias decisiones:
    A pesar de que constantemente se toman decisiones, la realidad es que muchas de ellas están condicionadas por la sociedad. Por ejemplo, el ideal del físico que llega a través de la publicidad no tiene por qué ser el de cada una. Por ello, hay que decidir desde lo que realmente se quiere, intentando abstraernos del entorno.
  4. Pon límites y comparte las tareas:
    Poner límites en todos los aspectos es fundamental para que la mujer no se sienta desbordada. La pareja debe ser corresponsable del hogar y de la familia; en el trabajo hay que saber decir que no cuando la petición es excesiva; y, con los hijos, es necesario marcar espacios de intimidad y respeto, como el cuarto de baño.
  5. Recupera tus aficiones y busca nuevas:
    Muchas madres abandonan sus aficiones cuando nacen sus hijos por falta de tiempo o por cansancio, y luego tienen muchas dificultades para recuperarlas. Sin embargo, es imprescindible hacerlo, o encontrar nuevas, y dedicar suficiente tiempo a lo que gusta o divierte, ya sea el deporte, la pintura o cualquier otro 'hobby'.
  6. Habla con otras mujeres y busca apoyos:
    Las alianzas con otras mujeres son imprescindibles para Ana Sánchez, de Psicología en Femenino. Muchas pasan por lo mismo, por lo que hablar de ello ayuda a comprenderse, a no juzgarse y a vivir mejor. Además, no hay que temer buscar el apoyo de la pareja, de la familia o de un canguro y compartir responsabilidades.

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres