miércoles, 5 de octubre de 2022 23:37 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Paula Camarós Ruiz: "No se puede llegar a todo, ser madre no es ser una Superwoman"

Una de las matronas de referencia publica ‘El poder de crear vida' (Planeta), un libro donde trata de resolver las inquietudes sobre el embarazo, parto y posparto. Además, reflexiona sobre la obstetricia en el sistema sanitario.

Archivado en: entrevistas, salud, literatura, Paula Camarós Ruiz, maternidad

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Foto: Héctor Vila

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

F. Q. Soriano
27/5/2022 - 00:50

Se habla mucho de la cara menos amable de las redes sociales, pero no conviene obviar que estas herramientas también nos pueden acercar a información realmente valiosa. Un ejemplo de ello es el perfil en Instagram de Paula Camarós Ruiz (@babysuitebypau), una matrona que aborda algunas de las grandes dudas que surgen en la aventura de ser madre. Ahora, ha dado un paso más en su actividad divulgativa con el libro 'El poder de crear vida', eje de esta entrevista:

'El poder de crear vida' es tu primer libro. ¿Cuál es el objetivo que te planteas con él?
Empecé en las redes sociales hace cinco años, a raíz de abrir un centro para la maternidad en Pozuelo. En un perfil de Instagram compartía contenido sanitario y divulgativo. Tuvo una gran aceptación y eso me llevó a abrir el blog y el canal de YouTube, pero me faltaba algo. Comencé a pensar en la posibilidad de escribir un libro y justo ahí Planeta llamó a mi puerta. Tenía claro que iba a ser un libro en el que contara absolutamente todo, desde el momento en el que alguien está buscando quedarse embarazada hasta los primeros cuidados cuando el bebé ya ha nacido. Sobre todo quería un libro fresco, fácil de leer pero basado en evidencias científicas. Nos encontramos algunos manuales que se han quedado obsoletos. También he querido alternar ese contenido con experiencias y vivencias personales y profesionales.

Entiendo que abordas muchas de esas inquietudes que te han llegado a través de las redes sociales durante estos años.
No atiendo consultas sanitarias por redes sociales porque no es una buena praxis, pero en base a esas preocupaciones que me hacen llegar las mamás he incluido ciertos recuadros en el libro.

"La obstetricia en España sigue estando obsoleta, hay que cambiar" 

Pasaste seis años trabajando en la sanidad británica. En términos de maternidad, ¿qué diferencias hay respecto al sistema español?
Muchísimas. Opino que la obstetricia en España sigue estando muy obsoleta, hay que cambiar muchas cosas. Incluso la OMS nos dice que hay unas tasas de cesárea altísimas comparado con lo que se considera normal. Trabajar y formarme en Inglaterra me abrió el foco muchísimo, me di cuenta de que era posible otra maternidad. Allí las matronas son independientes, no hay tanta jerarquía como España, todo sigue protocolo y, sobre todo, hay mucha formación que te proporciona el hospital, estábamos en constante actualización.

También pones el foco en la salud mental de las madres. ¿Se presta suficiente atención a asuntos como la depresión posparto?
Aunque se está empezando a hablar en España de la salud mental y se está quitando, poco a poco, ese estigma, aún queda mucho por hacer. En el posparto parece que no hay derecho a sentirse mal, la gente le quita importancia. En los primeros días posteriores al parto es normal sentirse un poco más frágil desde el punto de vista emocional, lo llamamos 'baby blues', una etapa que debería marcharse. Cuando la mujer pierde el interés por realizar tareas que antes le motivaban, muestra apatía, se encuentra frágil emocionalmente, con ganas de llorar todo el tiempo... es importante pedir ayuda porque estamos hablando de una depresión posparto, y hay que tratarla para evitar que vaya a mayores. Es importante aprender que no se puede llegar a todo, que delegar es fantástico, que el autocuidado es esencial. Cuando se es madre no se debe intentar ser 'Superwoman'.

A través de las consultas que recibes, ¿cuáles son las creencias infundadas más extendidas?
Son muy variopintas, desde que si cruzas las piernas se puede tener un aborto hasta la típica de que se corta la mayonesa cuando tienes la regla. Hay muchas creencias que no tienen ninguna base científica, pero se siguen diciendo.

"En Reino Unido hay menos jerarquía y, sobre todo, más formación" 

En muchas ocasiones, las parejas también recurren a la sanidad privada para determinadas pruebas, como las ecografías. ¿Mejor cuánta más información?
No, cuanto más buscas, más encuentras. En la medicina, y en concreto en la obstetricia, no hay blancos y negros, sino muchos grises. Una mujer que lleva el embarazo por dos vías, al principio es muy divertido porque ves al bebé dos veces en distintas ecografías, pero puede haber dos informes diferentes de otras pruebas, que se realizan en distintos días, por diferentes especialistas, que pueden pillar al bebé en otra postura o más crecido... Si no te dedicas a este campo y ves resultados diferentes puedes acabar volviéndote loca, sobre todo si acabas recurriendo a Google o a una tercera opinión. Siempre digo que ni el bueno es tan bueno, ni el malo es tan malo. Lo ideal es encontrar al profesional de confianza que te guste, que esté más próximo a tu manera de vivir la maternidad y vayas de la mano con él hasta el final.

Un consejo clave que le darías: a una embarazada...
Le diría, primero, que crea en ella y que la información es poder. Con el paso de los años nos han dicho que no sabíamos hacer esto; si fuera así, no seguiríamos aquí, tan mal no lo hemos hecho. El mayor poder ya lo tenemos, nacemos preparadas para ser madres. La información te va empoderando porque te hace ser dueña de tus propias decisiones. No pretendo decirte qué tipo de parto es el mejor, sino que hay un abanico de posibilidades y que, gracias a esa información, se puede elegir.

... Y a una madre que acaba de dar a luz.
Instinto maternal. Hace poco vino a la consulta una mujer muy agobiada. Sentía que para ser madre o padre hay que saber de todo: colecho, porteo, alimentación, hasta de calzado infantil. Le respondí que lo que no falla nunca es el amor que sientas por tu bebé. Al final el amor de una madre o un padre es tan incondicional que nadie quiere nada malo para sus hijos. Hay que ser un poco más relajados en todo esto.

¿Cuál es la situación actual en España respecto a la violencia obstétrica?
Es un tema que, por desgracia, está de moda. Hace poco me invitaron a hablar de ello en televisión porque es un problema social alarmante. Es un problema que está, existe, pero un colectivo concreto está mirando para otro lado. Estamos intentando cambiar ciertas técnicas que no son apropiadas, pero cuando ha llegado esta marea ha aparecido la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) con un comunicado en el que dice que esta violencia no existe, que nada se hace con mala fe. Los porcentajes de los que habla la OMS no son nuevos. Además, puedes escuchar a determinadas mujeres por los traumas que tienen a causa de técnicas inapropiadas, incluso desaconsejadas, como la maniobra de Kristeller, que consiste en ejercer una presión en el fondo uterino, en teoría para acelerar el nacimiento, pero es muy agresiva para el bebé y para la madre que puede tener graves consecuencias y complicaciones. A veces es muy sencillo, basta con escuchar a la madre. Si ella te dice que quiere estar con su pareja en el paritorio, pero tú te niegas, es violencia obstétrica; si a una mujer le rasuran sin su consentimiento y le ponen un enema, es violencia obstétrica. Hay que abogar por un parto fisiológico. Por supuesto que, en determinados casos, hay que optar por una cesárea, pero que se respete la decisión de la mujer. Bendita medicina que ayuda a que las personas sigan vivas, pero hay que usarla cuando sea realmente necesario, no para medicalizar un proceso que es fisiológico.

"Parece que no hay derecho a sentirse mal en la etapa del posparto" 

Otro de los asuntos que genera cierto debate en este campo es el de los partos a domicilio.
Realmente, el parto en casa es seguro. Lo que sucede es que en España se juntan varios factores, el primero, que no está financiado por la salud pública, mientras que en Inglaterra, Alemania o Países Bajos es un servicio más. Hay como un tabú o habladurías de que es una práctica insegura, cuando la evidencia habla por sí sola. El parto en casa no es para todo el mundo, eso es algo que quiero dejar claro, hay un criterio de inclusión y de exclusión; un parto en casa es seguro cuando la mujer reúne unas características concretas: persona de bajo riesgo, que no ha tenido ninguna complicación durante el embarazo, un bebé a término, sano, sin ninguna patología, que está colocado, que va a nacer en una casa que tiene agua caliente y calefacción, que está relativamente cerca de un hospital... En esos casos, el parto fluye perfectamente, incluso hay más riesgo de infección en un hospital.

Además de tu formación y experiencia profesional, ¿hay algo que hayas descubierto a través de tu papel como madre?
Gracias a ser madre, soy más empática. No quiero decir que una matrona sea mejor por tener hijos, pero a raíz de ser madre me he dado cuenta de cómo se vive desde el otro lado, eso me ha llevado a ser mejor profesional.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres