miércoles, 29 de junio de 2022 15:39 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Cantabria

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
OPINIÓN de una maruja ilustrada

Sin vergüenza

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Julia Caballero
24/5/2022 - 10:29

Se me amontona el trabajo y la mala leche. La actualidad me atropella como una vieja motocarro de mi infancia.​ ¿Por dónde empiezo que me haya enfadado más?  

 

¡Venga!, por la que se ha montado a propósito de la aprobación de la nueva ley del aborto. 

 

Una vez más, asisto atónita y muy enfadada al despliegue de opiniones sobre cuestiones que afectan a una parte de la ciudadanía: las mujeres. 

 

Todo muy motivado, sin tener, eso sí, ni pajolera idea de lo que se dice y opina. Muchas mujeres (entre las que me encuentro), hemos   sufrido malamente todos los meses las ahora llamadas reglas dolorosas. Todavía recuerdo cuando mi madre me llevó al médico a ver qué me podrían recetar, la aspirina estaba contraindicada, y la copa de ginebra todos los días ni os cuento, el dolor más menos lo mitigaba, pero el colocón era de antología. 

 

Respuesta del señor doctor: “ eso se te quitará cuando te cases”. Literal.

 

La verdad en que cuando me casé tampoco cesaron los dolores, que no desaparecieron hasta que empecé a tomar la píldora.

 

De todos los comentarios los más patéticos son esos que dicen que va a aumentar el absentismo laboral. El taco que solté al escucharlo se oyó en Tombuctú. 

 

Las mujeres con menstruaciones dolorosas hemos ido siempre a trabajar empastilladas hasta las cejas, y hemos resistido como hemos podido la cantidad de vergüenzas que nos hemos tragado por no confesar qué nos pasaba. Y ahora, que se quiere dar visibilidad y solución a una cuestión que ‘solo’ afecta a la mitad del género humano, tenemos que soportar a comentaristas y tertulianos de tres al cuarto filosofando sobre la materia. ¡Se van a ir ustedes al guano! 

 

Eso, por un lado. El otro tema que me reconcome es cómo nos están vendiendo la vuelta a casa, del ‘demérito’. ¿Acaso nos toman por idiotas? Miren, por no sobrepoblar el guano, se lo diré como mis amigos valencianos: ¡ Anar-se’n a fer la mà!

 

A servidora la importa un bledo el destino de ese señor, pero ya está bien. ¿Cuántas veces ha regulado su situación financiera? En un claro intento de fraude, cuando no le ha quedado más remedio, ¡recontra! que de repente se acuerda que tiene unos dinerillos por ahí guardados que se había olvidado de ellos. ¡Cachis, qué mala cabeza tengo! Y ahora, para más inri,  aquí no ha pasado nada, viene a regatear. De verdad, haga el favor de tenerle un respeto a este país y a sus ciudadanos. Quédese, donde sea, eso sí, cuanto más lejos mejor, ya le pagamos la seguridad y todas esas zarandajas. 

 

Por este señor y otros parásitos más por lo que creo que una República es el mejor sistema de gobierno. Si el elegido nos sale rana con darle ‘pasaporte’ lo tenemos hecho. Y sin pasar tanta vergüenza.

 

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres