viernes, 22 de junio de 2018 12:57 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Santiago de Compostela

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Rueda urge a los sindicatos de justicia que "vuelvan" a negociar y avisa: "Los ciudadanos son los rehenes de la huelga"

El vicepresidente rechaza "vetos" a interlocutores de la Xunta y defiende que él ya está "directamente implicado" en la negociación Advierte a los funcionarios que sigan el paro que los descuentos en sus nóminas "se van a aplicar" y pide "responsabilidad" en servicios mínimos

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

24/2/2018 - 14:02


El vicepresidente rechaza "vetos" a interlocutores de la Xunta y defiende que él ya está "directamente implicado" en la negociación

Advierte a los funcionarios que sigan el paro que los descuentos en sus nóminas "se van a aplicar" y pide "responsabilidad" en servicios mínimos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 (EUROPA PRESS)

"Los que se han ido, por favor, que vuelvan cuanto antes". Es el mensaje que lanza el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, a los sindicatos, en un momento en el que el conflicto de la justicia en Galicia, con funcionarios del sector en paro indefinido desde el pasado 7 de febrero, parece más enquistado que nunca y las posturas de las partes cada vez más distantes.

En una entrevista concedida a Europa Press, el también conselleiro de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza ha identificado la manifestación que este sábado ha recorrido las calles de Santiago con "un instrumento de presión perfectamente admitido", siempre que predomine "el respeto", pero ha recalcado que la Xunta sigue "sentada" en la mesa de negociación.

"La Xunta sigue en la mesa y no vamos a llegar a un acuerdo si no nos sentamos. Somos perfectamente conscientes de que hay un conflicto y queremos solucionarlo cuanto antes", ha trasladado el vicepresidente, quien recuerda que son los sindicatos los que se levantaron "con excusas", en alusión a la exigencia de un cambio de interlocutor.

Y es que el martes de esta semana, el comité de huelga (en el que están representados SPJ-USO, Alternativas na Xustiza-CUT, UGT, STAJ, CSIF, CIG y CC.OO.) se levantó de las negociaciones y, tras cargar contra el director xeral de Función Pública, José María Barreiro, quien encabeza la delegación de la Xunta junto con su homólogo en Xustiza, Juan José Martín, urgieron otro interlocutor.

Los sindicatos han llegado a apuntar al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, pero sobre todo piden la implicación directa del propio Rueda, quien ve "una excusa" detrás de esta demanda e incluso un indicio de que los sindicatos podrían no tener el "mismo grado de interés" en negociar que el Ejecutivo autonómico.

"Yo se lo he dicho muchas veces, estoy enterado y dirijo las negociaciones en la parte que me corresponde. Sí, soy el responsable de Xustiza y estoy concernido con las personas que están en la mesa. Si el problema es ese, que los sindicatos no se preocupen, que el señor Rueda está directamente implicado", ha proclamado.

En todo caso, preguntado acerca de si la Xunta está dispuesta a tomar la iniciativa para retomar el diálogo, ha insistido en que son los sindicatos "los que se levantaron". Dicho esto, ha manifestado que la Xunta "ya tomó la iniciativa muchas veces", por lo que volver a hacerlo "no sería un problema". Eso sí, ha advertido que no se pueden permitir "los vetos". "Si se quiere negociar se negocia, pero no vale la excusa de que 'no me gusta el interlocutor'", ha advertido.

"UNA SALIDA TIENE QUE HABER"

En la entrevista con Europa Press, preguntado acerca de hasta cuándo puede un sistema ya de por sí sobrecargado como el de la justicia gallega aguantar una huelga indefinida, ha replicado que él trabaja para que haya "una solución". "Una salida tiene que haber, no sé en qué momento", ha esgrimido, antes de reconocer que, "sinceramente", nunca pensó que el paro pudiese prolongarse tanto, ya que, a su entender, la Xunta puso sobre la mesa "una buena oferta", por lo que estaba seguro de que habría acuerdo

Aunque no quiere hablar de plazos e insiste en que los sindicatos "exageran" en sus cálculos de juicios suspendidos --más de 7.000 hasta el momento, según las cifras difundidas por el comité de huelga--, el vicepresidente admite que la justicia es "un servicio esencial" y "cada día" que pase de paro se traducirá "en más perjuicios". "¿Hasta dónde se puede llegar? No lo sé", ha señalado.

Y ha incidido en que más que los números, hay que "pensar en las personas". Como ejemplo, ha aludido a los testigos que tienen que ir a un juicio y "pierden el día" o a quienes necesitan hacer trámites importantes --como tramitar una fe de vida-- y no pueden hacerlo. En este punto, ha apelado a la "responsabilidad", tras sugerir que se está haciendo "una interpretación de los servicios mínimos" con la que no concuerda.

"Los ciudadanos son los rehenes de esta huelga y quien la mantiene no es la Xunta", ha constatado, antes de reconocer que también hay "un perjuicio económico", en relación, por ejemplo, a que no se realicen los trámites necesarios para comunicar a la Seguridad Social un fallecimiento y que haya pensiones que se sigan cobrando.

"LOS DESCUENTOS SE VAN A APLICAR"

"El dinero en cuestión se va a recuperar, pero con más dilación", ha proclamado el vicepresidente, quien, preguntado sobre las críticas de los sindicatos a lo que la Administración va a 'recaudar' con los descuentos en las nóminas por la huelga, ha respondido que la ley "está para cumplirla". "Y los descuentos se van a aplicar", ha aseverado.

"Pero si los sindicatos creen que la Administración está recaudando mucho, es tan fácil como dejar la huelga", ha manifestado, antes de recalcar que, si se sugiere a los trabajadores que se podrán "recuperar económicamente" a través de horas extra para agilizar el trabajo aplazado, éste "no es el planteamiento de la Administración en ningún caso".

De hecho, aunque ha precisado que, para medir cómo se soluciona el "colapso" derivado de la huelga, es preciso ver "cuánto va a durar", qué "atascos" se generan y qué hay que retomar, se ha mostrado convencido de que "se están produciendo perjuicios que difícilmente se van a poder recuperar con horas extra".

"PRESIONES DE LOS PIQUETES"

A lo largo de la entrevista, ha insistido en pedir "responsabilidad" a la hora de ejercer los servicios mínimos y ha alertado de "presiones" por parte de los piquetes sindicales que, a su modo de ver, van "mucho más allá del derecho a la huelga". Tras recalcar que la Xunta "no discute" este derecho, ha lamentado determinadas actitudes que, a su juicio, dicen "muy poco de la calidad democrática" de algunos representantes sindicales.

Rueda ha admitido que "está habiendo quejas" por parte de los ciudadanos, pero ha rechazado hablar de "sanciones". "Si proceden, tendrá que haberlas. Pero no es lo que me preocupa ahora, lo que me preocupa es que se presten los servicios que hay que prestar", ha apostillado.

LA PROPUESTA SIGUE SOBRE LA MESA

Acerca de si, en el caso de que se retomen las negociaciones, hay posibilidades de mejorar la propuesta de la Xunta, Rueda ha reiterado que en la mayor parte de las reivindicaciones (consolidación de empleo, amortizaciones y sustituciones de compañeros de rango superior) el Gobierno ha accedido "a lo que quieren los sindicatos".

En cuanto a la "discriminación" en las bajas por incapacidad temporal, ha subrayado que se comprometió con el comité trasladar a Galicia las "condiciones más ventajosas" que se acuerden en las negociaciones en el ámbito estatal. Lo que parece inamovible es la propuesta de subida del complemento autonómico, que la Xunta mantiene entre 816 y 1.080 euros más al año, según el cuerpo. "Representamos al conjunto de los gallegos que pagan impuestos", ha alegado.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres