sábado, 28 de mayo de 2022 00:41 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Santiago de Compostela

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

TSXG confirma los cinco años de cárcel para el hombre de Ribeira que disparó a su expareja con una escopeta de balines

Tumba los recursos de defensa y acusación particular, que pedía una condena por intento de asesinato con agravante de parentesco

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

13/5/2022 - 16:17


Tumba los recursos de defensa y acusación particular, que pedía una condena por intento de asesinato con agravante de parentesco

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha ratificado la condena de cinco años de cárcel al hombre de Ribeira (A Coruña) que en el año 2020 disparó a su expareja con una escopeta de balines desde el balcón de su vivienda.

La Sala de lo Civil y Penal del Alto tribunal gallego, en un fallo que ha trascendido este viernes y contra el que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo, desestima el recurso presentado por el procesado, al tiempo que estima el registrado por Fiscalía al reconocer el agravante de alevosía que no había sido incluido en la sentencia de primera instancia.

Con todo, este reconocimiento no supone un aumento de la pena, que se mantiene en los cinco años de cárcel por un delito de lesiones con instrumento peligroso impuestos por la Audiencia Provincial de A Coruña tras el juicio celebrado a finales del pasado año. También queda rechazado el recurso de la acusación particular, que solicitaba la condena por delito de asesinato en grado de tentativa.

Los hechos tuvieron lugar en junio de 2020, cuando la víctima acudió a la casa de su expareja, donde permaneció en torno a una hora. Al salir, el condenado le disparó desde un balcón a una distancia de unos diez metros y cuando la mujer se encontraba de espaldas.

Según refleja la sentencia, el balín le alcanzó órganos vitales y la mujer cayó al suelo. Posteriormente, fue evacuada de emergencia por una ambulancia hasta el hospital de Santiago, ya que su situación era "de riesgo vital". Precisó 60 días, diez de ellos de ingreso hospitalario, para curarse.

Así las cosas, los jueces de la sala tumban el recurso del acusado, que argumentaba una vulneración de su presunción de inocencia al haber existido un error en la valoración de la prueba.

Los magistrados rechazan esta alegación al entender que la forma de proceder de la audiencia provincial fue "plenamente acertada" y que, por tanto, la autoría de los hechos está "suficientemente acreditada" al reposar sobre la declaración de la víctima y de dos testigos "nada sospechosos de parcialidad".

Asimismo, también deniegan la aplicación del atenuante de drogadicción, ya que, aunque reconocen que el condenado era consumidor habitual, "en modo alguno consta acreditado que el delito cometido guarde relación funcional con esa condición". Como prueba de ello, inciden en que "fue capaz de apuntar y acertar a un objetivo a distancia y en movimiento".

PROHIBICIÓN DE ACERCARSE

Otra de las cuestiones recogidas en la sentencia y que fue impugnada por el procesado ha sido la prohibición a acercarse y comunicarse con la víctima durante un período de siete años.

El fallo del TSXG incide en que la relación sentimental mantenida por ambos "es suficiente para decretar el alejamiento". Sobre la prohibición de comunicación, explica que se trata de una medida que responde a las circunstancias del caso, en especial "al estado anímico de la víctima tras los hechos".

Los magistrados, además, consideran que los dos años de libertad vigilada a los que fue condenado el acusado en primera instancia son proporcionales, pues sostienen que su conducta "revela una evidente peligrosidad, especialmente apreciable si se tiene en cuenta el instrumento utilizado".

ACUSACIÓN PARTICULAR

Por último, la sala también descarta elevar la pena como planteaba el recurso de la acusación particular, que pedía una condena por asesinato en grado de tentativa con agravante de parentesco.

En este caso, consideran que "únicamente puede afirmarse con certeza una intención de lesionar", pues aseguran que era "imprevisible" que un balín como el que utilizó el condenado se fragmentase y afectase a dos órganos vitales, como sucedió en este caso.

Sobre el parentesco, subraya que es conocida la relación que unía a los implicados pero cree que ésta "no tuvo la duración ni la intensidad que permita apreciar la nota de afectividad que está en la base de la agravación".
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres