miércoles, 30 de noviembre de 2022 14:31 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Sevilla

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Los afectados por la contaminación de Coria protestan por la demora en el resultado de una prueba nuclear

Los vecinos de la barriada Guadalquivir de Coria del Río (Sevilla) afectados por el prolongado episodio de contaminación derivado de un vertido de hidrocarburos de la gasolinera de Zamarrilla Inversiones S.L. enclavada en dicha zona han registrado una queja ante el Hospital Virgen del Rocío, al ser aplazada la cita para los resultados de una prueba nuclear a la que fue sometida una de estas personas, una prueba practicada además con deficiencias según su denuncia.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

24/11/2022 - 18:49


CORIA DEL RÍO (SEVILLA), 24 (EUROPA PRESS)

Los vecinos de la barriada Guadalquivir de Coria del Río (Sevilla) afectados por el prolongado episodio de contaminación derivado de un vertido de hidrocarburos de la gasolinera de Zamarrilla Inversiones S.L. enclavada en dicha zona han registrado una queja ante el Hospital Virgen del Rocío, al ser aplazada la cita para los resultados de una prueba nuclear a la que fue sometida una de estas personas, una prueba practicada además con deficiencias según su denuncia.

Se trata de Sergio, un miembro de este colectivo al que la Seguridad Social le tiene reconocida la "incapacidad permanente en grado total", tras constatar sus "vivencias de taquicardias, ansiedad y depresión", pesando su "exposición en domicilio a benceno, tolueno, fenol, 1,2,3-trimetilbenceno, n-hexano y sulfato de dimetilo por encima de los valores aceptables según informe técnico".

Tras una prueba nuclear a la que fue sometido en el hospital Virgen del Rocío, según Sergio, el pasado 18 de noviembre acudió al citado centro para una cita médica en torno a los "resultados" de la misma, descubriendo que la cita le había sido anulada y pospuesta a diciembre, extremo derivado de que su médica había sido trasladada de centro.

Por eso, ha registrado un escrito de reclamación, agregando que la citada prueba habría contado con deficiencias en su práctica, con posible incidencia en el resultado de la misma.

Meses atrás, el colectivo remitía una carta a la entonces nueva consejera de Salud y Consumo, Catalina García, trasladándole su "completa desesperación" y solicitando "soluciones" a su prolongada problemática, toda vez que previamente, el pleno de la Diputación aprobaba por unanimidad una moción en demanda de que la Consejería de Salud ofrezca un estudio sanitario "completo" a estas personas, una de sus principales reivindicaciones.

La moción, recogida por Europa Press, recuerda que estos vecinos "sufren algo más que hedores e incomodidades", pues como los vertidos contaminantes de hidrocarburos tipo gasolina, gasoil y aceites minerales "han producido un daño sustancial a la calidad del suelo en el entorno de la gasolinera, así como a la calidad de las aguas subterráneas"; lo cierto es que estas personas "se han ido envenenando poco a poco al respirar compuestos orgánicos volátiles derivados de hidrocarburos, entre ellos el sulfato de dimetilo, muy tóxico por inhalación y, después de años de estar sometidas a esta situación, padecen graves problemas de salud".

PETICIONES DE ENTREVISTA

El colectivo, recordémoslo, venía solicitando una reunión con el anterior consejero de Salud, el popular Jesús Aguirre, en demanda de aspectos como los análisis de sangre que actualmente se encuentran en el Hospital Virgen del Rocío; mejorar la atención primaria de algunos médicos del centro de salud de Coria; proporcionar atención médica personalizada a los niños y analizar el material biológico de un riñón extraído de uno de los afectados, entre otras reivindicaciones

En ese sentido, los vecinos criticaban en su carta la supuesta "inacción" del Ayuntamiento de Coria, gobernado por Modesto González; y de la empresa metropolitana de aguas, Emasesa, como "principales responsables" se solucionar el asunto; recordando los "compromisos" adoptados al respecto por la Consejería, pendientes de cumplir debido al comportamiento de los "mandos intermedios", según el colectivo, que insiste en reclamar un "estudio epidemiológico".

Ello, en paralelo a la investigación judicial promovida al respecto por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número tres de Coria, por un presunto delito contra el medio ambiente y los recursos naturales con afección grave a la salud de las personas a cuenta de la citada fuga de hidrocarburos en la gasolinera cercana a las viviendas de los afectados.

EL ORIGEN DE LAS "FUGAS"

Recordemos que cuando el pasado 16 de octubre de 2020 prestarondeclaración como investigados los administradores y el gerente de la gasolinera, los mismos habrían negado que la instalación, gestionada por Zamarrilla Inversiones S.L., sufriese "fugas" en sus depósitos de combustible o cualquier "vertido" de sustancias contaminantes, alegando que en 2019 fue implantado en el recinto un sistema de prevención de filtraciones desde los depósitos al subsuelo. Además, habrían expuesto que el recinto cuenta con una "barrera hidráulica".

Así, los tres investigados habrían negado ante el juzgado que los episodios de contaminación y hedores investigados por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil a instancias de la Fiscalía, a raíz de la denuncia interpuesta por residentes de la barriada Guadalquivir, deriven de la actividad de la gasolinera, aludiendo a una "contaminación histórica" en la zona, cuyo origen estaría pendiente de esclarecer aún, según su tesis.

En las actuaciones realizadas, en cualquier caso, se ha detectado, tras mediciones realizadas en el interior de varios domicilios de la citada barriada, la presencia de compuestos orgánicos volátiles (COV) derivados de hidrocarburos, así como Sulfato de Dimetilo, muy tóxico por inhalación, según la Guardia Civil. Los agentes del Seprona detectaron igualmente, en las proximidades de la gasolinera intervenida la presencia de un vertido de hidrocarburos.

ESCAPES O VERTIDOS

Según los técnicos, como consecuencia de los escapes o vertidos contaminantes de hidrocarburos tipo gasolina, gasoil y aceites minerales, se ha producido un daño sustancial a la calidad del suelo en el entorno de la gasolinera.

Dicha contaminación "ha dado lugar a un daño sustancial a la calidad de las aguas subterráneas y, por los flujos de descarga de los acuíferos y su cercanía al cauce, se produce una situación de grave perjuicio para el sistema natural del estuario del Guadalquivir, así como un riesgo importante de grave perjuicio a la salud de las personas" de la zona.

Para confirmar tal extremo, la Guardia Civil inspeccionó la gasolinera junto con inspectores del Servicio de Industria y Energía de la Junta de Andalucía, tanto física como documentalmente, comprobándose que existían anomalías en forma de fuga en el depósito de gasolina SP/95, según el Instituto Armado.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres