viernes, 5 de marzo de 2021 23:58 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Teruel

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

El Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel quien impulsar la colaboración entre investigadores y empresarios

El Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel ha lanzado un plan para impulsar la colaboración entre centros de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), los sectores agroalimentario, forestal y medioambiental, junto a los agentes sociales, para avanzar hacia un nuevo modelo económico más eficiente y sostenible.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

23/2/2021 - 16:47


TERUEL, 23 (EUROPA PRESS)

El Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel ha lanzado un plan para impulsar la colaboración entre centros de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), los sectores agroalimentario, forestal y medioambiental, junto a los agentes sociales, para avanzar hacia un nuevo modelo económico más eficiente y sostenible.

Asimismo, el centro ha incorporado un equipo de coordinación y gestión permanente con el objetivo de ser punto de encuentro y tejedor de alianzas entre la investigación y la iniciativa empresarial en este sector emergente, ha informado el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento del Ejecutivo autonómico, Maru Díaz, ha visitado el centro, acompañada por la directora gerente del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), Lucía Soriano, del que dependen las instalaciones, y por la nueva coordinadora del mismo, Marta Barba.

Díaz ha subrayado la relevancia de la bioeconomía circular en el contexto del cambio climático, "el mayor reto al que se enfrenta la humanidad", y ha celebrado que Aragón se esté situando a la vanguardia de esta nueva economía del futuro, "clave para garantizar el equilibrio entre el desarrollo económico, el cuidado del medio ambiente y el bienestar social".

"Una vez más, la comunidad autónoma demuestra la capacidad de anticipación de su ecosistema científico, social y empresarial", ha esgrimido la consejera.

También ha indicado que a partir de la experiencia y el buen hacer del CITA, el Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel quiere impulsar proyectos colaborativos ajustados a las necesidades reales de investigación e innovación, ayudando a crear empleo y a fijar y atraer al mismo tiempo población al territorio. "Porque el conocimiento y la innovación son también herramientas claves y palancas para luchar contra la despoblación", ha señalado Díaz.

12 PROYECTOS

Actualmente, hay doce proyectos en desarrollo vinculados al centro y al Fondo de Inversiones de Teruel, pero según ha explicado la consejera, el plan de dinamización pasa ahora por mapear el territorio y establecer nuevas relaciones de trabajo con todos los actores para multiplicar efectos y pasar de la estrategia a la acción.

Será el nuevo equipo de gestión quien defina conjuntamente con el sector el nuevo plan de dinamización del centro. La premisa es lanzar proyectos que unan innovación con iniciativas empresariales en la provincia, impulsando un ecosistema de innovación en bioeconomía rural, que convierta al centro turolense en un centro piloto y de referencia en Europa.

Para eso, la directora gerente del CITA, Lucía Soriano, ha dicho que se va a poner en marcha inmediatamente un plan de participación con todos los actores, al estilo del que se ha llevado a cabo recientemente para aprobar el plan estratégico del CITA, con el objetivo de identificar las necesidades del sector. La intención es que se pueda desarrollar a lo largo de este primer trimestre del año.

"Queremos unir fuerzas y comenzar desde el principio a definir de manera colaborativa el camino que hay que andar porque el CIBR Teruel tendrá continuidad y sentido en la medida en que consiga engarzarse, nutrirse e ir de la mano de las iniciativas ya existentes en el territorio", ha expresado Soriano.

En esta nueva etapa, el centro cuenta con una oficina de proyectos y con un área de laboratorios y asistencia tecnológica que ofrecerá servicios analíticos propios. Según vaya avanzando la actividad, se irá aumentando la llegada de fondos y la capacidad de autofinanciación y con ellos se incrementará paulatinamente la plantilla de investigadores y técnicos adscritos al mismo, han apuntado desde el Gobierno de Aragón.

Por el momento, las instalaciones cuentan con un nuevo equipo de coordinación y gestión, al frente del que están Marta Barba y una técnico de apoyo.

GENERAR OPORTUNIDADES

Barba ha explicado que la principal misión del centro será "generar oportunidades de colaboración para impulsar proyectos de innovación", además de detectar y tramitar "oportunidades de financiación para grupos de investigación y empresas interesadas en participar en acuerdos de cuádruple hélice".

En este sentido, se reforzarán algunas alianzas ya existentes, como con el Centro Integrado de Formación Profesional San Blas o la Universidad de Zaragoza.

Asimismo, se organizarán actividades de formación y divulgación para trasladar al sector y a la ciudadanía los resultados científicos y de innovación en bioeconomía circular para fomentar la transición hacia ese nuevo modelo económico y fomentar el desarrollo de la región.

Las instalaciones también ofrecerán una cartera de servicios analíticos. Además del Banco de Semillas de variedades autóctonas de hortalizas y legumbres de Teruel, "que está funcionando ya con éxito", se va a poner en marcha un servicio de análisis de calidad de la miel que podrá ser utilizado por todos los apicultores de Aragón.

Ha sido precisamente este laboratorio el que han podido recorrer durante la visita institucional la consejera de Ciencia y la directora del CITA y ver cómo trabajan los investigadores del proyecto FITEMIEL2, que persigue recuperar la miel para recuperar el territorio.

Allí, han asistido a una demostración del denominado análisis melisopalinológico --pólenes al microscopio en pantalla-- y han comprobado la riqueza de las variedades existentes en Teruel, con una exposición de los tipos de miel más características de la provincia, como la de tomillo, romero o alfalfa. El CITA también trabaja en Cantavieja en el ámbito de la miel en el marco del proyecto europeo POLLINACTION.

También han conocido detalles de otros dos proyectos en desarrollo, como HORTAL-TE, sobre hortalizas y legumbres tradicionales de Teruel, o RegAteA, que busca la recuperación y revalorización de las tierras abandonadas en los regadíos de riberas turolenses.

OTROS NUEVE PROYECTOS

Además de estos tres proyectos, hay otros nueve vinculados al CITA y al CIBR Teruel, todos ellos con financiación del Fondo de Inversiones de Teruel. Uno de ellos versa sobre la inmunización contra GnRH porcina como estrategia de bienestar animal y de mejora de la calidad del Jamón DOP Teruel, otro sobre la mejora genética del Melocotón de Calanda y uno tercero ahonda en el desarrollo de la cereza tardía y puesta en valor de frutales locales en la provincia de Teruel.

Otros proyectos se refieren a innovaciones genéticas aplicadas a la mejora eficiencia productiva de las razas ovinas autóctonas de Teruel; el desarrollo de envases biobasados a partir de residuos y subproductos de la industria agroalimentaria de la provincia; y a la valorización de cereales alternativos para uso panificable y su panadería industrial.

El resto trabajan en un nuevo programa de gestión para mejorar la eficiencia reproductiva y la competitividad de las explotaciones de vacas nodrizas; la cadena de valor en la producción de leche y queso de Teruel; y la dinamización de la cadena de valor del almendro en Teruel.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres