jueves, 17 de octubre de 2019 09:29 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Torrejón

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
MEDIO AMBIENTE

La tromba de agua causa grandes estragos en el Corredor

Coslada se llevó la peor parte: una persona falleció ahogada al quedar atrapada en su coche La Policía de San Fernando atendió 33 incidencias.

Archivado en: Coslada, San Fernando, Torrejón, Alcalá, lluvias, torrenciales, tromba

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Nieves Sebastián
14/7/2017 - 08:18

El Corredor del Henares ha sido una de las zonas de la Comunidad de Madrid más afectada por las lluvias torrenciales. En concreto, la peor parte se la llevó Coslada, donde las condiciones meteorológicas se cobraron una víctima mortal.

Tanto en esta localidad como en San Fernando, los árboles caídos eran una imagen muy frecuente. Accidente mortal En la madrugada del viernes al sábado, poco antes de las 3:30 horas, el 112 recibía una llamada alertando de que un vehículo había entrado en un paso inferior de la avenida de la Cañada, a pesar de que estaba cortada al tráfico, y explicando que “no se veía a nadie”. Fue entonces cuando se trasladaron hasta el lugar el SUMMA y varias dotaciones de bomberos.

El cuerpo del hombre que conducía el automóvil fue encontrado alrededor de las 07:30 horas de la mañana y los servicios de Emergencias no pudieron hacer otra cosa que confirmar su fallecimiento. La zona en que se produjo el suceso fue cortada la tarde del viernes, puesto que un vehículo había quedado atrapado en ese mismo lugar, aunque los ocupantes no sufrieron ningún daño.

MULTITUD DE INCIDENCIAS

En San Fernando de Henares la Policía Local registró 33 incidencias diferentes, ya que aunque recibieron más llamadas muchas eran reiterativas. Las caídas de árboles fueron una de las más recurrentes, y provocaron daños en seis vehículos, dos de ellos de gravedad. Afortunadamente, no hubo que lamentar ningún daño personal.

El personal del área de Obras acudió a las zonas afectadas por el temporal para colaborar con los servicios de Emergencias. Su asistencia principal consistió en la ayuda con maquinaria y vehículos especializados. En Coslada varios portales y establecimientos se inundaron, y fueron los vecinos de las zonas damnificadas los que colaboraron achicando el agua y limpiando para recuperar la normalidad cuanto antes.

TRANSPORTE INTERRUMPIDO

“Por lo menos ya no llueve”, exclamaba a eso de las 21 horas una de las más de 80 personas que esperaban al autobús en la parada situada al lado de la estación de Cercanías de Vicálvaro. Las conversaciones que mantenían entre ellos o por teléfono eran muy similares. Todos se preguntaban cómo iban a ir a los diferentes municipios del Corredor del Henares al estar cortado el servicio de tren. Los de Coslada y San Fernando lo tenían más fácil, puesto que un autobús sale de al lado de la estación de Vicálvaro y tiene paso por estos municipios.

FALTA DE INFORMACIÓN

“En mi tren no han informado de que no circulaba hasta Alcalá”, se quejaba uno de los ciudadanos que pensaba en Vicálvaro la manera de volver a su domicilio. El principal reproche era recurrente: si en la estación de origen o en el convoy les hubieran informado de que el servicio estaba restringido, habrían podido tomar otra alternativa desde el principio y haber minimizado el tiempo de su viaje.

Otros usuarios de Cercanías manifestaron que sí que habían sido informados del tramo cortado a la circulación de trenes por megafonía. Los que descubrieron en Vicálvaro que el tren no continuaba su recorrido, optaron por combinar diferentes líneas de autobuses, llamar a gente de su entorno para que les recogieran o coger taxis para llegar cuanto antes a su destino.

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres