sábado, 21 de octubre de 2017 21:12 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Valencia

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Se registra un terremoto de 1,6

Soria comparece hoy en el Congreso para informar sobre el proyecto Castor y su relación con los sismos

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Manuel Soria, comparecerá este jueves por la tarde en el Congreso de los Diputados para informar sobre el proyecto Castor, una planta de almacenamiento subterráneo de gas, frente a las costas de Cataluña y la Comunitat Valenciana y cuya actividad parece estar relacionada con los sismos que se están registrando en la zona en las últimas semanas.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

10/10/2013 - 09:12

VALENCAI/MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Manuel Soria, comparecerá este jueves por la tarde en el Congreso de los Diputados para informar sobre el proyecto Castor, una planta de almacenamiento subterráneo de gas, frente a las costas de Cataluña y la Comunitat Valenciana y cuya actividad parece estar relacionada con los sismos que se están registrando en la zona en las últimas semanas.

Esta madrugada, sobre la 01:09 horas de este jueves, se ha registrado un pequeño terremoto de magnitud 1,6 en en la escala Richter, según informa el Instituto Geográfico Nacional en su cuenta oficial de Twitter.

El titular de Industria, acompañado por el de Exteriores, visitó este martes las instalaciones del almacén subterráneo de gas natural y el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra. En ese momento, reiteró que no iba a darse una autorización para reanudar la actividad de la planta de almacenamiento de gas hasta que no existiera "un informe convincente" de que existen "plenas garantías de seguridad para la población" del Instituto Geológico y Minero (IGME), que está estudiando los temblores.

LA PRUDENCIA DEL GOBIERNO

Además, el ministro de Industria ha hecho frente este miércoles a una pregunta de CiU, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, sobre los planes del Gobierno con este asunto. Así, ha defendido la prudencia adoptada por el Gobierno en todas sus actuaciones relacionadas con el proyecto de almacenamiento de gas Castor, y ante los 378 sismos registrados desde el pasado 5 de septiembre.

"Lo más prudente es lo que ha hecho el Gobierno, que tras detectar un movimiento sísmico de 3,6 en la escala Richter el día 24, dos días después, el pasado 26 de septiembre, determinó la paralización de cualquier tipo de inyección adicional de gas colchón", ha justificado el ministro.

Es más, ha detallado que, desde el mes de junio y hasta el 26 de septiembre, se produjeron inyecciones de gas colchón en el almacenamiento subterráneo de Castor, y desde el pasado 5 de septiembre se registraron 378 movimientos sísmicos, doce perceptibles por la población, y uno de ellos, el 1 de octubre, fue de 4,2 de magnitud en la escala Ritcher.

En cuanto a la alarma generada por los temblores, Soria ha insistido en que los responsables políticos deberían opinar "única y exclusivamente" en base a las consideraciones técnicas que den los expertos. "Los políticos tenemos que tranquilizar en base a fundamentos", ha apostillado.

Sobre si ha habido falta de información por parte del Gobierno, como así le acusaba CiU, Soria lo ha negado, al mismo tiempo que ha confirmado que toda la información disponible por parte del Gobierno la conocen las comunidades autónomas, diputaciones y ayuntamientos afectados.

Sobre el hecho de que un conjunto de alcaldes de una comunidad autónoma determinada (Cataluña) no fueran citados hace un par de días a la reunión que el ministro mantuvo con ediles afectados, como así le ha criticado CiU, Soria ha indicado que sólo asistieron aquellos que solicitaron al Ministerio ser escuchados.

EL CIERRE DE CASTOR

Por su parte, los portavoces de Izquierda Unida, José Luis Centella, y de Iniciativa per Catalunya (ICV), Joan Coscubiela, denunciaron este martes en rueda de prensa el "chantaje" de la empresa del proyecto Castor que "amenaza a los ciudadanos con que tendrán que pagar su cierre", si finalmente no puede reanudarse su actividad porque continúan los temblores como consecuencia de las inyecciones de gas.

Preguntado por esta hipótesis, el ministro ha incidido en que no se está contemplando "ahora mismo" porque, según ha subrayado, se está trabajando en determinar si la actividad del proyecto puede ser o no segura para las personas. "Es lo que importa al Estado y al conjunto de las administraciones públicas", ha confirmado en varias ocasiones.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 1

1 | Agustín Alcaraz - 10/10/2013 - 23:36

lo que no se cuenta sobre los seísmos que se producen a diario en la zona de Vinaros.
La ciudadanía ha de conocer un aspecto importante que contribuirá a una mejor comprensión de lo que está sucediendo y es lo siguiente:
los vehículos de gasoil o aceites pesados no utilizan bujías para generar una explosión en el cilindro y esto es porque los aceites tiene una propiedad que les hace combustionarse sin más cuando son sometidos junto al aire a una presión equivalente a comprimir la mezcla de veintiuna partes en una sola parte.
La inyección que se realiza desde la plataforma petrolífera según se ha publicado es de doscientas cincuenta atmósferas, esto es once veces más de lo que se necesita para que los aceites pesados se combustionen.
Por otro lado la ciudadanía desconoce lo que se esta haciendo en la plataforma, dicen que inyectan gas para tener un almacén pero los acontecimientos apuntan hacia otro lado ya que lo que se intenta en sacar gas mas que almacenarlo, lo que hace que la rentabilidad sea muy superior ¿y esto como lo están haciendo? Embaucando a los ciudadanos con falsas apariencias de un depósito de gas. Lo que se esta haciendo de una forma muy irresponsable ya que mas que gas lo que inyectan en una primera fase es aire a una alta presión, necesario para que se produzca la combustión y generar una alta temperatura y provocar que los residuos de petróleo que de forma natural se encuentran impregnado las rocas entren en combustión generando aun más presión con el consecuente agrietamiento de rocas lo que hace que una vez iniciado el proceso ya no hay forma de controlarlo mientras la combustión baya encontrando residuos de petróleo y tenga airé, cuando ya no encuentran más residuos de petróleo la actividad desaparece y los seísmos bajan su intensidad y desaparecen momentáneamente ya que con el tiempo se recolocaran las inestables rocas fracturadas y producirán seísmo.
De este modo se consiguen dos cosas, la primera y más peligrosa desestabilizar el subsuelo y acelerar los procesos naturales que se manifiesta con seismos. Si alguno de estos seismos produce una grieta por donde puedan salir los gases que se producen en la combustión y llegan a mezclan con el agua del mar, se producirá la muerte de las especie marinas en la zona.
Lo que continúa haciendo la empresa explotadora y así lo apreciamos a diario con los nuevos seismos, es conseguir realizar el mayor numero de grietas posibles que le son imprescindibles para obtener gas y por donde posteriormente inyectar los reactivos que produce finalmente el gas que mandaran a tierra por el gaseoducto, contrariamente a lo que se intenta aparentar y que es, que llega el gas a la plataforma par su almacenamiento.
La actividad en la plataforma pude que aparentemente no exista, pero no es así ya que son las válvulas que hay en la plataforma las que mantienen bloqueada la posibilidad de disminuir la presión en el subsuelo, motivo por el cual se producen los seismos.
Los seismos que se están produciendo a diario no se produce ninguno de ellos en las fallas geológicas, lo que indica que la causa es la enorme presión de aire que se ha inyectado.

Agustín Alcaraz .
Observador Geográfico.
Mail - asdemet.alcaraz@gmail.com

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres