miércoles, 5 de agosto de 2020 12:11 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Valladolid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

'La hoja roja', la entrañable compañía de don Eloy y 'la Desi' para salvarse de la soledad de la mano de Delibes

La soledad que sufre un funcionario jubilado, viudo y alejado de su hijo, la única compañía de su humilde criada y la "antesala de la muerte" que supone para él el fin de su vida laboral son los mimbres con los que el vallisoletano Miguel Delibes publicó en 1959 'La hoja roja'.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

02/8/2020 - 11:29


VALLADOLID, 2 (EUROPA PRESS)

La soledad que sufre un funcionario jubilado, viudo y alejado de su hijo, la única compañía de su humilde criada y la "antesala de la muerte" que supone para él el fin de su vida laboral son los mimbres con los que el vallisoletano Miguel Delibes publicó en 1959 'La hoja roja'.

Tras una vida de trabajo en el servicio municipal de limpieza de una ciudad de provincias en la década de los 50, don Eloy, viudo, con un único hijo que ejerce como notario en Madrid y con una antigua afición por la fotografía cada vez más olvidada, se ve obligado a jubilarse y a darle un nuevo sentido a su cotidianeidad.

Con el recuerdo siempre presente de un antiguo amigo para el que la jubilación era "la antesala de la muerte" --aunque aquel no llegó a experimentarla porque falleció antes de su retiro--, don Eloy siente y repite a cada rato que le ha salido "la hoja roja", un aviso que traían en aquella época los librillos de papel de fumar y que servía de aviso de que se estaba agotando --cuando aparecía significaba que sólo quedaban cinco hojas--.

Las anécdotas y expresiones reiterativas del protagonista se suceden a medida que va buscando en vano un nuevo sentido a su vida, lo cual se estrella una y otra vez con la sensación de desubicación y de estar de más que lo asalta a cada rato --ya sea en las visitas a sus antiguos compañeros de trabajo; a Isaías, su viejo amigo de la infancia; a la tienda de fotografías que solía frecuentar y en la que empieza a sentir que estorba, o incluso a su hijo y la estirada y superficial esposa de éste--.

En este melancólico panorama, el único remedio contra la soledad para don Eloy será la presencia de en su casa de la Desi, una criada humilde llegada del pueblo, analfabeta, de buen corazón y cargada de vivencias rurales entre las que están la áspera crianza sufrida a manos de su madrastra (la tía Caya) tras quedar huérfana de madre.

LA "VETA" DEL PICAZA

A pesar de los desplantes y desaires de otras criadas del edificio, la bondad y lealtad de Desi hacia su patrón se mantiene mientras espera la llegada a la ciudad de su novio, el Picaza, quien posee un oscuro reverso en el carácter que la muchacha llama "la veta" y que trata de aplacar en pos de una vida juntos.

Mientras tanto, y a pesar de no ser ajena a las apreturas económicas que empieza a vivir su jefe por culpa de la caída de ingresos con la jubilación, la Desi se mantiene fiel a él y llegará incluso, de su mano, a aprender a leer y a escribir.

La ternura y el humor con que Miguel Delibes --de quien se cumple este 2020 el centenario de su nacimiento-- analiza la situación de ambos personajes, sirve de bálsamo para el lector frente a la angustia que sus circunstancias podrían trasladarle.

'La hoja roja' fue adaptada al teatro en la década de los 80 y su estreno se produjo en el Teatro Calderón de Valladolid el 6 de septiembre de 1986 bajo la dirección de Manuel Collado con Narciso Ibáñez Menta en el papel de don Eloy y María Fernández D'Ocón como la Desi.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres