domingo, 27 de noviembre de 2022 07:33 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Valladolid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Juicio a dos hermanos, uno de ellos por retener a su ex en casa durante cuatro días y el otro por no evitarlo

Fiscalía pide para el exnovio de la víctima casi 13 años y 5 para el hermano de éste Al principal encausado se le imputan también quebrantamiento de medidas cautelares, amenazas, maltrato, coacciones, injurias y daños

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

24/11/2022 - 11:47


Fiscalía pide para el exnovio de la víctima casi 13 años y 5 para el hermano de éste

Al principal encausado se le imputan también quebrantamiento de medidas cautelares, amenazas, maltrato, coacciones, injurias y daños

VALLADOLID, 24 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Valladolid celebrará el próximo día 29 de noviembre juicio oral contra los hermanos Aarón y José Ramón H.G, a los que Fiscalía acusa, como delito principal, de la retención que la expareja del primero de ellos soportó en diciembre de 2021 por espacio de cuatro días en el domicilio de ella, sin que el segundo de los acusados auxiliara a la víctima pese a ser perfecto conocedor de la situación.

Aunque el segundo de los acusados deberá responder por el citado cargo, que podría llevarle a prisión por espacio de cinco años, su hermano Aarón--se le aplican agraventes de reincidencia y parentesco-- se expone a una condena de doce años y nueve meses de privación de libertad ya que al referido delito la acusación pública añade un delito continuado de quebrantamiento de medidas cautelares, otro continuado de amenazas, dos de maltrato en el ámbito de la violencia de género, uno de coacciones, otro leve de injurias y dos leves de daños.

La petición de la acusación pública suma a los siete años y dos meses de Aarón otros 15 días de localización permanente, multa de 360 euros y diecisiete años de prohibición de aproximarse al domicilio de la víctima o comunicar con ella, periodo que en el caso de su hermano José Ramón queda limitado a seis años, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

En concepto de indemnización, Aarón debería abonar al Sacyl 101 euros por los gastos derivados de la asistencia prestada a su exnovia y a ésta en la cantidad que se determine en ejecución de sentencia.

El principal encausado mantuvo una relación de pareja con la víctima de casi un año, entre enero y el 20 de noviembre de 2021. Dos días después de la ruptura, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer dictó una orden de protección que prohibía acercarse a Aarón al domicilio de ella con motivo de la denuncia que había interpuesto.

Pese a ello, el 13 de diciembre el acusado la abordó en la calle Portillo de Balboa cuando se dirigía a su trabajo en una cafetería y, tras ser recriminado por la víctima, la amenazó con matar a sus padres y su hermano y con prepararla en el referido establecimiento.

Al ver en el lugar un coche de la policía, Aarón, siempre según la versión del fiscal, abandonó el lugar corriendo, no sin antes arrebatar a su ex las llaves de casa que llevaba en el bolso y advertirle que la mataría si le denunciaba.

Terminada la jornada laboral, la mujer fue abordada de nuevo en la calle por su ex y, tras amenazarla ahora con matar sus mascotas, la obligó a ir a comisaría para decir a la policía que la persona que la había abordado cuando iba a trabajar era su hermano José Ramón, el otro coacusado.

A la salida de comisaría Aarón y su expareja fueron al domicilio de ella, donde pernoctaron, pero cuando a la mañana siguiente la mujer se disponía a salir para acudir al trabajo, el acusado se lo impidió y la dejó encerrada. Pidió auxilio enviando un mensaje de texto al hermano de su captor, quien el día 15 les llevó comida pero no hizo nada por evitar que se prolongara el cautiverio.

CELOS POR UNA SUPUESTA NUEVA RELACIÓN

El encierro se prolongó hasta el día 17, con horas de tensión en las que Aarón, con sospechas de una nueva relación entre la mujer y el jefe de ésta, advirtió que solo la dejaría salir si le confesaba quién era la persona que le gustaba.

Fue finalmente ese mismo día cuando ella, en un descuido de su supuesto carcelero, logró huir de casa para acudir a la cafetería para recoger el finiquito, ya que había sido despedida por no haber ido a trabajar, y luego se refugió en casa de su abuela. Entre tanto, Aarón no cesó de mandarle mensajes llamándola puta y exigiéndole que volviera a casa.

No contento con ello, el acusado se personó la madrugada del 18 de diciembre en la vivienda de la abuela de la víctima, fracturó la puerta de entrada de una patada y ya dentro le arrebató y destrozó el móvil con el que la mujer había dado la voz de alarma a la policía, la agarró del pelo, la tiró sobre la cama y la abofeteó.

La abuela, mientras, suplicaba para que Aarón no pegara a su nieta, a la que éste, a la fuerza, volvió a llevar a la casa donde había permanecido retenida cuatro días. Allí él se hizo cortes en el brazo y el pecho.

A esta situación puso fin la llegada de la policía, y ello a pesar de que inicialmente el acusado amenazó a la víctima para que no abriera la puerta a los agentes. Lo hizo poniendo un cuchillo sobre su gato y luego sobre su propia expareja, aunque finalmente desistió y le permitió que abriera la puerta tras comprobar que los policías se encontraban ya a punto de entrar en el piso.

Como consecuencia de estos hechos, la víctima sufrió distintos hematomas y una crisis de ansiedad de la que tuvo que ser tratada.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres