martes, 28 de marzo de 2023 23:46 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Valladolid

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Las previsiones apuntan a una Semana Santa más cálida de lo normal y con "incertidumbres" sobre lluvias

Las previsiones meteorológicas apuntan a una Semana Santa en Castilla y León más cálida de lo normal con temperaturas por encima de la media registrada históricamente en abril, aunque ha asegurado que hay "incertidumbres" sobre las precipitaciones en esos días, ya que se augura que en abril las lluvias estén en la media es "difícil" hacer una predicción certera con más de dos semanas de antelación.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

17/3/2023 - 13:25


VALLADOLID, 17 (EUROPA PRESS)

Las previsiones meteorológicas apuntan a una Semana Santa en Castilla y León más cálida de lo normal con temperaturas por encima de la media registrada históricamente en abril, aunque ha asegurado que hay "incertidumbres" sobre las precipitaciones en esos días, ya que se augura que en abril las lluvias estén en la media es "difícil" hacer una predicción certera con más de dos semanas de antelación.

Así lo ha explicado el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en Castilla y León, Manuel Mora, quien ha hecho un balance de la situación climatológica en la Comunidad durante el invierno que ahora concluye y una previsión para la primavera que comienza el próximo lunes 20 de marzo acompañado por la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y la subdelegada del Gobierno en Valladolid, Alicia Villar.

En concreto, Mora no se ha aventurado a hacer una predicción certera para la semana del 3 al 9 de abril, ya que, como ha defendido, sólo es fiable un augurio con "cinco o seis días de antelación". "No hay una tendencia clara y definida", ha señalado, pese a lo que ha manifestado que se prevén temperaturas por encima de lo normal e "incertidumbres" en las precipitaciones.

En cuanto a la previsión para la primavera Mora ha relatado que "lo más probable es que la primavera en Castilla y León sea normal o cálida y, en lo que respecta a precipitación, normal o húmeda". Así, para los próximos días se prevé que este viernes y mañana sábado bajen las temperaturas máximas notablemente con intervalos nubosos y con algunos chubascos aislados.

No obstante, el domingo se espera ambiente estable con predominio de cielos poco nubosos, salvo en el extremo este, donde aún se puede producir algún chubasco. La estabilidad continuará al inicio de la próxima semana con una subida de las temperaturas en la jornada del martes y previsión de precipitaciones a partir del miércoles en el norte y tercio oeste, situación que es posible que continúe durante toda la semana. Las temperaturas, ha concluido, continuarán suaves, con valores en general ligeramente superiores a los normales para la época.

En cuanto al resumen del invierno la delegada del Gobierno en Castilla y León ha señalado que esta época se ha caracterizado por ser húmedo prácticamente en toda la comunidad, si bien ha habido diferencias según el mes, siendo muy húmedo en diciembre y muy seco en febrero". En cuanto a la temperatura, "este invierno se ha caracterizado por ser cálido. De hecho, la temperatura ha alcanzado un valor medio que supera en 0,7 grados el promedio del treintenio (1991-2020)".

Asçí, diciembre se podría calificar de muy cálido y húmedo/muy húmedo, enero de normal en cuanto a temperaturas y húmedo en precipitaciones, y febrero frío y muy seco.

En lo que se refiere a las temperaturas, la estación que ahora termina deja "el segundo mes de diciembre más cálido desde 1961 y el más cálido desde 1989". Respecto a las temperaturas mínimas, es el segundo mes de diciembre con el valor más alto después de 1989, y el cuarto mes en cuanto a temperaturas máximas.

Además, se han registrado, de media, 46 días de heladas y 11 días de mínimas menores o iguales a -5ºC. En el año anterior el valor fue de 13 días y el promedio para el treintenio 1991-2020 es también de 13 días.

En la evolución diaria de temperatura, este invierno ha destacado por el episodio cálido de la primera mitad del trimestre, en el que, salvo días puntuales, tanto las temperaturas mínimas como las máximas se situaron por encima de lo normal. Sin embargo, durante la segunda mitad del trimestre, aunque la mayoría de los días las temperaturas mínimas fueron inferiores a su valor normal, las máximas presentaron un comportamiento oscilante.

La temperatura máxima fue de 21,5 grados en Villafranca del Bierzo (León) el día 20 de febrero. La mínima más baja se registró en San Pedro Manrique (Soria) el día 25 de febrero, con un valor de -14,2 grados.

PRECIPITACIONES

En lo que se refiere a precipitaciones invernales, han estado en su mayoría comprendidas entre 149 y 274 litros por metro cuadrado, valores superiores a los registrados en el periodo de referencia (1991- 2020), lo que supone un balance global de periodo "húmedo", con un promedio de 32 días de precipitación apreciable y 6 días de nieve.

Sin embargo, ha matizado la delegada en base a los datos de la AEMET, "pese a este buen inicio en general del año agrícola en cuanto a precipitaciones, no debemos olvidar que persisten las condiciones de sequía meteorológica a escalas temporales superiores a un año, especialmente en el noreste de la comunidad, y también en zonas del resto del norte y este".

Por último, Barcones ha señalado alguna efemérides meteorológicas de este invierno. Así, ha recordado que en Soria, la temperatura media de diciembre fue de 6,9 grados, el valor más alto para un mes de diciembre desde 1943.

En Burgos, la temperatura media de diciembre se situó en 7,2 grados, también el valor más alto para un mes de diciembre desde 1943, la media de temperaturas mínimas fue de 4,3 grados, siendo el mes de diciembre con temperaturas mínimas más altas desde 1943.

En Villanubla (Valladolid) se registró el 16 de enero un recorrido del viento de 1.235 kilómetros, valor máximo diario para un mes de enero desde 1969.

Otros datos relevantes del balance de la estación que termina se encuentran en Segovia, donde el 13 de diciembre se registró un valor de precipitación de 28,6 litros el metro cuadrado, el valor máximo de precipitación en un día para el mes de diciembre desde 1988. Por último, también en Segovia, el día 1 de enero se registró un valor de temperatura mínima de 10,3 grados, el mayor valor de temperatura mínima diaria para un mes de enero desde 1963.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres